La última edición de la feria SIMO TCI ha visto más colores que nunca entre los dispositivos que los fabricantes mostraron durante los días 2 al 7 de noviembre, en el recinto IFEMA del parque Juan Carlos I de Madrid. Si el año pasado comenzaron a proliferar dispositivos con los colores del recién estrenado iMac, que se dejaban ver tímidamente entre algunos periféricos del mundo Apple, este año los colores no sólo han acaparado el protagonismo de los productos para Macintosh, sino que también han calado en el mundo PC. Multitud de fabricantes de clónicos y periféricos han incorporado en sus diseños carcasas de colores, intercambiables o transparentes en sus productos.

Sin embargo, en contra de lo que pudiera parecer esta fiebre por el diseño “iMac” que ha tenido lugar en el SIMO, y a pesar del gran avance que se ha producido, la apuesta por la conexión USB para Macintosh y por el estándar FireWire no ha sido tan abundante como cabría esperar.

Mundo Apple

Como en ediciones anteriores la zona Macworld Expo se distinguía claramente del resto del pabellón 3 por su particular moqueta (esta vez con colores azul y naranja, en lugar de la tradicional alfombra multicolor de otros años). Y es que este año, los protagonistas del stand de Apple eran estos dos colores, los colores de los nuevos portátiles de consumo iBook, que causaron sensación entre los visitantes del stand. Presentado oficialmente el pasado día 17 de septiembre, los retrasos en su distribución habían comenzado a inquietar a los usuarios que habían reservado pedidos de los portátiles, por lo que verlos en directo despejó parte de la incertidumbre que habían suscitado, y los visitantes no dejaron un minuto de descanso a los iBook expuestos.

La rueda de prensa celebrada por Apple el día de inauguración de la feria, sirvió para anunciar la inmediata disponibilidad de las unidades en el mercado, y también la puesta a la venta del sistema operativo Mac OS 9 a un precio de 17.900 PTA más IVA. El precio facilitado para el iBook fue de 275.000 PTA más IVA. Adicionalmente, aunque sin la certeza de una fecha definitiva para su entrada en España, en la feria se pudo probar la tecnología de conexión inalámbrica a Internet AirPort (accesoria al iBook y a los nuevos iMac). Apple ya ha comunicado en varias ocasiones que su disponibilidad en España se encuentra sólo a la espera de una última homologación oficial.

También se pudieron contemplar en el stand de Apple los nuevos iMac DV, con un precio de 172.000 PTA más IVA, y las nuevas configuraciones de Power Mac G4 a 350, 400 y 450 MHz. Pero para admiración, la que provocó la nueva pantalla plana de 22 pulgadas Apple Cinema Display, situada junto a un G4 y mostrando continuamente un vídeo promocional de La Amenaza Fantasma a todo volumen, con lo que llamaba la atención de cualquier visitante que pasara cerca del stand.

Las cuatro familias completas de productos Apple (portátiles de consumo, sobremesa de consumo, portátiles profesionales y equipos sobremesa profesionales) estaban rodeadas de un buen número de periféricos y de software de entretenimiento. Comenzando por las impresoras, destacaban los modelos de Epson Stylus Photo 1200, Epson Stylus Color 740, Tektronix Phaser 840 azul transparente y las nuevas impresoras multicolores de Oki modelo 8iM y la impresora color de tinta sólida DP5000 con conexión USB a través de un kit de conexión. También QMS presentó, con un espectacular montaje con bailarinas incluidas, su nuevo modelo de impresora departamental Magicolor 6100 cuya comercialización está prevista para finales de este año o principios del 2000 a un precio estimado de 667.000 pesetas más IVA.

Al lado de éstas, algunos periféricos para juegos y entretenimiento, como el joystick iStick de Macally y su nueva oferta en gamepads, iShock; un espectacular controlador que incorporará vibrador como los gamepads de la PlayStation y de la que ha imitado su aspecto. Del mismo fabricante y a través de su distribuidor, Tesa, se pudieron ver los ratones de carcasas intercambiables iSweet e iSweetNet, un nuevo hub con siete puertos USB y una tarjeta PCMCIA para portátiles que ofrecía dos puertos USB. También se vieron otros dispositivos como disqueteras (Imation SuperDisk), cámaras digitales (Kodak DC240i), o escáneres (SnapScan de Agfa). La tecnología FireWire estuvo representada por algunas unidades de discos duros externos de VST y LaCie, montados sobre los equipos profesionales.

Dentro de los sistemas de almacenamiento, destacaban las unidades Iomega Zip USB de 250 MB, y el DynaMO de Fujitsu FireWire. También resultaron novedosas las cámaras para vídeoconferencia de Philips con el software ClearPhone que se habían instaladado en algunos iBook.

En cuanto al software, el protagonismo era de Mac OS 9, que estará incorporado en el iMac y el iBook a partir del año que viene. A su lado, gran cantidad de juegos como Tomb Raider II, Starcraft, Duke Nukem, y Bugdom, heredero de Nanosaur, que despertó gran curiosidad entre los asistentes que lo probaban en el iMac o el iBook.

Canal de distribución

Alrededor de Apple se echaron en falta algunos distribuidores y terceras partes habituales del entorno Mac. Distribuidores tradicionales del entorno como Ademac o MacLen, y fabricantes de software como FileMaker y Macromedia (representados por SMPS, y que este año se trasladaron a la zona PC), restaron relevancia a la zona Macworld Expo, que en esta edición se vio eclipsada por el protagonismo de los nuevos equipos de Apple.

Adobe se mantuvo con una representación abundante de sus últimas novedades en software. Se realizaron demostraciones de InDesign, Illustrator 8.0, y Photoshop 5.5 entre otras, y su stand contaba con una parte dedicada al vídeo digital. El hardware y el software de edición musical también estuvieron presentes a través del distribuidor DMC, que exhibió un impresionante estudio de grabación y edición de música basado en un Power Mac G4, presentando las últimas novedades en soluciones profesionales, como ProTools Digi 001 o la tarjeta Pulsar. Este distribuidor calificó de “auténtico drama” la política de actualización de productos y sistema operativo de Apple en los últimos meses, ya que ha supuesto constantes problemas para estabilizar el funcionamiento de soluciones de terceras partes en el entorno del audio profesional. ID Group presentó un austero expositor en el que estaban disponibles los nuevos G4 y los iMac. K-tuin disponía de la base giratoria iDock, que incorporaba un concentrador de tres puertos USB, dos serie y uno paralelo, para colocar como base bajo el iMac y los nuevos escáneres de consumo de Agfa SnapScan Touch Este mismo distribuidor presentó una interesante “Solución profesional” basada en un G4 a 450 MHz, un EasyRAID de Cycma de 118 GB, un monitor de 21” de Apple, un escáner Agfa T2500 y una Tektronix Phaser 780 cuyo precio estaba alrededor de los tres millones y medio de pesetas.

DMJ presentó Freecom Traveller 4x4x20x, una interesante regrabadora de CD extraplana con conexión USB y con un precio de unas 80.000 PTA + IVA, que también estaba disponible en DVD-ROM y CD-ROM. Macroservice, por su parte como distribuidor autorizado para los productos de Elo sólo presentó pantallas táctiles tradicionales y no mostró ninguna de sus unidades montadas sobre el iMac. Según Nadia Vandeweyer, respo