Este libro ofrece un magnífico ejemplo sobre proyectos de ilustración reales, analizados desde el planteamiento inicial de la obra hasta el resultado final. Según su autora, Yolanda Zappaterra, durante muchos años la obra de los ilustradores se ha visto como algo secundario en el proceso de producción editorial, cuya misión última no era otra, que romper la monotonía de los textos que componían una página. Gracias a la utilización de los ordenadores, se ha dado un cambio radical en el papel del ilustrador, dado el nivel de experimentación que permite aplicar durante el proceso creativo. Ahora, el arte de ilustrar según Zappaterra, “abarca lo más importante de la comunicación: la necesidad de hacer llegar un mensaje a un grupo de personas que pueden tener diferentes lenguas, costumbres, hábitos sociales y maneras de ver las cosas. Una buena ilustración trasciende sobre todas estas limitaciones con una precisión que la comunicación escrita jamás podrá alcanzar”. A esta afirmación, algunos autores como Carson, se mostrarían discrepantes, al creer en el tipo como el elemento vivo y básico en el proceso comunicativo por todas las connotaciones internas que integra su propio aspecto.

Este libro se ha estructurado en 16 capítulos que abordan el trabajo de diseñadores y estudios de diseño. Tras una breve introducción biográfica de la autora sobre cada diseñador, ofrece un arte final y buena parte de los pasos que se han utilizado para conseguirlo. Resulta muy interesante ver cómo, casi todos los autores consideran su Mac como herramienta auxiliar de todo un proceso natural (fotografías, collages, pintura) que llevan a cabo en sus creaciones. Cada capítulo incluye una sección sobre el desarrollo del trabajo, donde los autores muestran todos los recursos hasta llegar al trabajo final. Finalmente, puede encontrar en cada capítulo una referencia a las técnicas utilizadas, ideas y puntos de inspiración que impulsaron el proceso creativo del autor. En este punto, resulta muy interesante, cuál es la valoración que realizan los creativos sobre las herramientas que utilizan, muchas de ellas muy simpáticas y campechanas en las que se reafirma el papel del diseñador frente a la vorágine de filtros o efectos de texturas que hoy es posible aplicar sobre cualquier trabajo sin el mínimo esfuerzo. Lo que denota que el libro ya llevaba un tiempo en el mercado son los modelos que usaron para los proyectos y las versiones de las aplicaciones. Algo que sin duda, confirma el excelente nivel técnico de los autores usando herramientas que no tenían ni la mitad de las opciones que ofrecen en versiones más actuales. Un detalle de interés es que el libro está en español. Todos los detalles sobre cómo se creó la carátula del CD de los Rolling Stones: Bridges to Babylon o curiosidades sobre la fuerza creativa en los proyectos del Estudio Mariscal, pueden ser vistos con gran detalle informativo en esta obra de excelente acabado final, a todo color y sobre papel satinado de calidad. En resumen, se trata de una interesante obra, afortunadamente no demasiado cara, que analiza la relación entre tecnología y creatividad abarcando desde ilustración tradicional, hasta páginas web y cortos, pasando por carátulas y creación de libros.

CALIFICACIÓN: ****/8,0 TÍTULO: Electronic Workshop: Ilustración. EDITOR: Rotovision. DISTRIBUIDOR: Open Book, Madrid. Tel.: 91 645 52 53; 670 78 53 63. Web: [email protected] ctv.es. PRECIO: 5.900 PTA, IVA incluido (35,46 EUR).