Desde hace mucho tiempo las impresoras de inyección de tinta se han venido anunciando en el mercado como dignas sustitutas del papel fotográfico y acompañantes inseparables de la cámaras fotográficas digitales. Y lo cierto es que la calidad era muy aceptable con los modelos de hace tan sólo un par de años, siempre y cuando no se examinaran muy de cerca. Pero desde entonces las impresoras han avanzado mucho y ya hay diversos productos en el mercado que cumplen estas expectativas por lo menos a un nivel plenamente aceptable por los usuarios no profesionales.

La impresora Epson Stylus 895 es una de estas impresoras y aunque se puede utilizar como impresora de propósito general, todo en su diseño indica que principalmente está pensada como impresora de propósito fotográfico, tarea en la que puede cumplir su cometido incluso sin conectarse al ordenador.

Instalación

La impresora incluye un CD con los controladores para Mac OS Classic. Los controladores para Mac OS X acababan de salir en el momento de escribir este banco de pruebas, y se pueden descargar desde el sitio Web de Epson. Sin embargo el centro de impresión la muestra como impresora no reconocida.

Por lo que respecta a las conexiones, en la parte trasera se encuentran el de alimentacion, un conector USB y un mini DIN para la conexión de un monitor externo a color. Este monitor se utiliza para el funcionamiento de la impresora en modo autónomo.

En la parte delantera superior hay un panel de cristal líquido muy bien etiquetado y al lado de éste, un conjunto de controles destinados a proporcionar todas las funciones del modo autónomo, ya que puede leer las tarjetas de memoria de la mayoría de las cámaras de foto digitales e imprimirlas directamente, aprovechando el sistema Print Imaging Matching (si la cámara digital soporta este formato), que permite lograr una coincidencia mucho mayor entre la imagen capturada y la impresa. Evitando así problemas de ajuste de colores, procedimiento en cierto modo parecido a la coincidencia lograda con ColorSync aunque sin necesidad de que intervenga un ordenador en el proceso.

Manejo y resultados

Este modelo utiliza cartuchos con seis tintas diferentes, aumento destinado a mejorar la gama cromática, y este aumento unido a la elevada resolución horizontal de 2.880 ppp aunque verticalmente mantiene los 720 puntos habituales, permite ofrecer una calidad sobresaliente sobre papel fotográfico.

Además de los formatos habituales de papel fotográfico comercializado por Epson: DIN-A4, tamaño, postal, etc, este modelo incorpora también un portarrollos para bobinas de papel fotográfico, método que facilita la impresión de fotografías cuando se trata de más de una o de dos. Una diferencia positiva de este modelo en relación a otras impresoras es que es capaz de imprimir de borde a borde, sin necesidad de dejar margen en el papel.

Todo esto tiene una contraprestación en la velocidad. Una imagen de alta resolución a tamaño DIN-A4 tarda más de cuatro minutos en imprimirse, aunque si lo que se busca es velocidad en la impresión de textos, este modelo puede imprimir hasta siete páginas por minuto en calidad borrador.

Quizás la incorporación más destacable sea el lector de tarjetas al que hay que unir una tarjeta especial que a su vez tiene un receptáculo para tarjetas CompactFlash y que permite insertar el módulo de memoria de una cámara fotográfica digital. Por medio del panel de control de la impresora y sin ningún tipo de manejo por el ordenador, imprimir las imagenes guardadas en dicha tarjeta.

También se pueden comprar opcionalmente conversores para tarjetas MemoryStick de Sony y SmartMedia. El hecho de que un tipo esté incluido y los otros sean opcionales es algo arbritrario y hubiera sido más deseable o bien que no se entregue ninguno, reduciendo el precio de la impresora, y que el usuario adquiriese el que necesite o bien que se entregaran los tres.

Para la utilización óptima de esta opción de impresión directa es conveniente emplear una pantalla de cristal líquido a color acoplable a la impresora para ver previamente las imágenes que se van a imprimir, pero esta pantalla también es un elemento opcional y representa otro coste añadido para las personas que quieran utilizar esta funcionalidad. De lo contrario hay que imprimir una página índice para conocer las imágenes que están guardadas en la tarjeta.

Conclusión

Por un precio muy módico la Stylus Photo 895 le ofrece una excelente calidad fotográfica y de ilustraciones junto a la posibilidad de imprimir realmente en formato DIN-A4. La utilidad de poder leer e imprimir directamente desde una tarjeta de memoria de una cámara fotográfica dependerá del tipo de usuario y será más atractiva para las personas que quieran evitar la problemática del manejo del ordenador.

Stylus Photo 895

-----------------------

Calificación: *****/7,0

Lo mejor:Excelente calidad. Impresion hasta el borde.

Lo peor:Puede necesitar periféricos opcionales para impresión directa de fotografías.

Fabricante:Epson.

Distribuidor:Epson Ibérica, Avda. de Roma 18-26. 08290 Cerdanyola del Vallés (Barce-lona). Web: www.epson.es.

Precio:317,93 EUR.