El escáner plano ha sido una de las piezas clave de la revolución de la autoedición de los años 80 y es todavía un elemento imprescindible en el entorno de trabajo de diseñadores, fotógrafos, ilustradores… y prácticamente de cualquier usuario Macintosh. Sin embargo, el cambio de sistema operativo de los Mac ha provocado que, durante casi dos años, los escáneres hayan estado sumidos en una especie de “estado de coma” en el que a los usuarios profesionales o más exigentes les ha resultado muy difícil encontrar modelos con buenas prestaciones y con el software optimizado para Mac OS X. Pues bien, ahora ya puede decirse que la espera ha terminado. La mayoría de los fabricantes de escáneres de gama media ya ha adaptado, con mayor o menor acierto, sus controladores al nuevo sistema y la nueva “Generación X” de escáneres viene con más fuerza que nunca: resoluciones más elevadas, más velocidad, más calidad y mayores opciones de conectividad.

Así, en Macworld hemos comparado cinco escáneres para Mac OS X con capacidad para digitalizar opacos y transparencias y que, más allá del entorno puramente doméstico, pueden hacer un buen papel en cualquier pequeño estudio de diseño, oficina, o en el hogar de diseñadores independientes o aficionados a la fotografía.

HP Scanjet 4570c

El modelo de HP seleccionado es el más económico de la comparativa y se trata de un escáner plano con conexión USB y 2.400 puntos por pulgada de resolución óptica. Con un aspecto casi idéntico al anterior Scanjet 4470c (ver Banco de Pruebas en www.idg.es/macworld/content.asp?idart=125408) incluye en el frontal un pequeño panel LCD para asignar el número de copias en la función de digitalización a impresora y distintos botones de digitalización directa. La tapa azul que cubre la superficie de exploración de fotografías no incluye la lámpara para la digitalización de transparencias sino que, como sucedía en modelos anteriores del fabricante, utiliza un adaptador que se coloca encima del cristal retirando la tapa del escáner. Sin ser un proceso que lleve más de medio minuto, no deja de ser un pequeño engorro tener que colocarlo y retirarlo si se compara con la facilidad que proporciona disponer de la lámpara de transparencias integrada en la tapa. Junto con el escáner se suministra una guía impresa en castellano para la conexión del escáner y los accesorios. Asimismo, la instalación del software resulta sencillísima ya que todo está en castellano y funciona de forma nativa con Mac OS X. El resto de la documentación se integra con el sistema de Ayuda Apple.

En la digitalización de transparencias, los 2.400 ppp de resolución son suficientes para ampliar una diapositiva a página completa y los resultados en cuanto a color y nitidez son buenos. El único punto en contra es que el adaptador de transparencias sólo puede digitalizar diapositivas y negativos de 35 mm., sin que sea posible utilizar otros tamaños de película y tampoco permite digitalizar lotes de diapositivas o negativos.

Tanto con opacos como con diapositivas, el Scanjet 4570c es bastante rápido a la hora de mostrar vistas previas y llevar a cabo la digitalización final (a pesar de contar con conexión USB) y los botones del frontal hacen que el usuario pueda ahorrar bastante tiempo para, por ejemplo, sacar directamente una copia de una fotografía en su impresora.

Además del software de digitalización y de asignación de las funciones de los botones del frontal, se incluye la aplicación para reconocimiento óptico de caracteres (OCR) ReadIris 7 Pro para Mac OS X. El trabajo que hacen esta aplicación y el Scanjet 4570c con los documentos de texto es sencillamente impresionante: con sólo un par de clics de ratón, la página que se haya introducido en el escáner aparecerá reconocida en la aplicación que haya seleccionado como destinataria (TextEdit, Word, etc.).

Como extras de software, HP incluye también el software “Galería de fotografías e imágenes HP” para la gestión de fotografías, aunque en este caso cualquier usuario de iPhoto la desechará rápidamente a favor de la aplicación de Apple.

Lo que puede esperar

En conclusión puede decirse que el Scanjet 4570c es un escáner con muchas posibilidades y con una muy buena calidad de imagen, sobre todo en opacos. Aunque no dispone de la conexión más rápida y tiene alguna pega como el adaptador de transparencias, en términos de relación calidad-precio es sin duda una auténtica ganga, siendo la opción más adecuada para fotógrafos, diseñadores o grupos de trabajo con un presupuesto ajustado.

Microtek ScanMaker 6800

Con el modelo de Microtek se entra en el rango de los 500 EUR y se trata de un escáner con conexión FireWire y USB y una resolución de 2.400 puntos por pulgada. Junto con el escáner se suministra una tarjeta PCI FireWire con dos conectores que, si bien es probable que no le sea de mucha utilidad a usuarios de portátiles o iMac, puede servirle si va a utilizar el escáner con un Mac antiguo o para añadir un par de puertos extra a su G4. Por desgracia, la cosa empeora con el software ya que en el CD suministrado no se incluye la versión del software de digitalización ScanWizard para Mac OS X, que deberá descargar de la web de Microtek. También como extras, el escáner se suministra con una copia de Photoshop Elements (aunque se trata de la versión 1.0 para Mac OS 9), un antivirus para PC y algunas aplicaciones para la gestión de fotografías, OCR, etc., también para Mac OS 9 y ciertamente poco interesantes.

El escáner cuenta con la lámpara para digitalizar diapositivas, negativos de 35 mm. y película de medio y gran formato integrada en la tapa y en su frontal dispone de botones para realizar acciones directas como explorar una fotografía para sacar una copia en su impresora, para enviarla por correo electrónico, etc. No incluye ningún tipo de soporte para diapositivas con marco o tiras de negativo, tan sólo un marco sobre el que se colocan los originales directamente sobre el cristal del escáner.

En cuanto a la velocidad a la que se crean las vistas previas, a pesar de contar con conexión FireWire, el ScanMaker se muestra como uno de los modelos más perezosos de la comparativa. Por otro lado, en el trabajo con diapositivas, los previos son demasiado pequeños para realizar ajustes con precisión y en las pruebas se pudo comprobar que los cambios que los ajustes producen en la vista previa no concuerdan con exactitud con los resultados finales obtenidos.

La fidelidad de color con opacos resulta adecuada, aunque el escáner tiene una cierta tendencia hacia los tonos fríos y a producir imágenes con una saturación algo baja. Además, como se ha comentado, los ajustes del software no siempre producen los resultados esperados, por lo que es mejor digitalizar con los ajustes por omisión y terminar el trabajo en una aplicación como Photoshop. Con diapositivas, la cosa empeora, los colores aparecen algo desvirtuados se percibe algo de ruido en las zonas de sombra y las imágenes resultan lavadas.

Lo que puede esperar

El escáner de Microtek es un producto con un precio interesante, pero pierde algunos puntos por los resultados con diapositiva