Apple se ha anticipado a la competencia lanzando recientemente su aplicación de vídeo digital para el nuevo sistema operativo, y ha aprovechado para incluir novedades bastante interesantes. Una de las más impactantes es el formato OfflineRT que permite digitalizar 40 minutos de vídeo por gigabyte frente a los 5 minutos al trabajar en formato DV. También se han incluido nuevas funciones con las que se puede realizar corrección de color y aplicar filtros y transiciones en tiempo real. Adicionalmente, los extras que acompañan al programa son Peak DV en versión Carbon para la edición de audio y el filtro Boris Calligraphy 1.0, con el que se pueden crear títulos o incluir textos con efectos muy interesantes: varios tipos de sombra, colores sólidos o degradados en el interior de las letras, grado de inclinación y giro o relieve e iluminación.

Instalación y requerimientos

Se incluyen instaladores independientes para Mac OS 9.2.2 y Mac OS X, y los requerimientos mínimos de hardware son disponer de un Power Mac G3 a 350 MHz o superior, PowerBook G3 a 400 MHz o superior, iMac a 350 MHz o superior e iBook (con dos puertos USB) a 500 MHz o superior, siempre y cuando incorporen un puerto FireWire. Los requerimientos de memoria y almacenamiento son de 256 MB como mínimo (384 MB recomendado) y 6 GB de disco duro (20 GB recomendado) con una tasa de lectura/escritura certificada DV. Los filtros y transiciones en tiempo real sólo se pueden utilizar en los Power Mac a 500 MHz o superior y PowerBook G4 a 667 MHz.

Por lo que respecta a los requerimientos de software, el equipo debe tener instaladas las versiones 9.2.2 y 10.1.1 del Mac OS clásico y Mac OS X respectivamente y QuickTime 5.0.4 o posterior.

OfflineRT PAL/NTSC

Esta es una de las novedades que Apple destaca con mayor énfasis pero los usuarios que ya estén utilizando cualquiera de las versiones anteriores de FinalCut se darán cuenta de que se trata de uno de los preajustes disponibles en el que sólo se ha cambiado el nombre. El “truco” que permite trabajar con 40 minutos de vídeo por gigabyte de disco duro es que no se trata de una captura con calidad DV sino que se utiliza el codec PhotoJPEG con una resolución de 320 x 240 píxeles, a 25 fotogramas por segundo y con el ajuste de calidad de imagen al 35 por ciento. Al utilizar este preajuste también se está forzando el renderizado de los fotogramas al espacio de color RGB. Por otra parte, la aplicación de filtros y efectos en tiempo real están supeditados a que el proyecto utilice el preajuste OfflineRT.

No obstante continúa siendo el mejor preajuste y una característica excelente para editar vídeo con un PowerBook y exportar la película final a cualquiera de los formatos disponibles que no exijan una resolución superior a los 320 x 240 píxeles, o bien para realizar la edición Offline y recapturar posteriormente los clips de vídeo con la máxima calidad desde un dispositivo DV.

Cuando se realiza un proyecto en formato OfflineRT y se quiere volcar el resultado a cinta con la máxima calidad es necesario hacer dos operaciones: utilizar el Media Manager para crear un duplicado de la secuencia y utilizarlo para volver a capturar el material con el codec que proporciona la máxima resolución (por ejemplo DV), y renderizar todos los efectos.

Novedades de edición

Pero más allá de la excepcional capacidad de almacenamiento de vídeo y la aplicación de operaciones de edición, FinalCut Pro 3 también incluye algunas funciones muy interesantes en el apartado de edición, por ejemplo las que permiten volver a estados anteriores de un proyecto. En este caso guarda automáticamente el estado de todos los proyectos abiertos en archivos independientes en intervalos de tiempo definidos por el usuario. FinalCut utiliza como nombre de estos archivos la fecha y hora para facilitar su identificación, aunque no nos parece el mejor método. Posteriormente se puede recuperar cualquiera de las versiones guardadas con el comando Restore. Otra opción con la que se puede recuperar el estado que tenía un proyecto antes de aplicar una serie de cambios es la opción Revert.

Mejoras de audio. En las anteriores versiones se podía aplicar a un clip de vídeo los mismos parámetros de otro mediante los comandos Copiar y Pegar especial, evitando la necesidad de realizar pasos repetitivos. Ahora se puede hacer lo mismo con los clips de audio para utilizar los mismos ajustes de niveles y panorámica.

Otra nueva característica es la que permite marcar automáticamente las posiciones en las que se detecten picos de audio (por encima de los 0 dB) sobre la línea de tiempo y también en el Canvas. Después sólo hay que ir a la posición exacta de las marcas para editar directamente en la línea de tiempo el nivel de volumen.

Si ha echado alguna vez en falta una opción para digitalizar sonido sobre la marcha le parecerá interesante la función Voice Over. Al seleccionarla se abre una ventana en el Viewer en la que se puede seleccionar la fuente, la frecuencia de muestreo, nivel de ganancia y volumen.

Corrección de color

Se han incorporado nuevas opciones de corrección de color y ventanas para ver los niveles de los canales de color y luminancia, con las que se pueden comparar varios fotogramas para conseguir mayor homogeneidad, por ejemplo una saturación uniforme de los colores. Las ventanas en las que se pueden ver esta información son el Histograma, Vectorscopio (niveles de crominancia de los colores primarios y los complementarios), Forma de onda (con el que se puede consultar el porcentaje de luminancia en el fotograma seleccionado) y Parade (en el que se muestran los niveles independientes de los canales RGB). Otras funciones complementarias son las que permiten marcar el exceso de luminancia (Zebra) y crominancia directamente en las imágenes del Canvas.

En los filtros de corrección de color también hay novedades. Color Corrector 3-Way es uno de los escasos filtros que funcionan en tiempo real con proyectos OfflineRT. El usuario sólo tiene que utilizar una herramienta de cuentagotas para seleccionar los puntos negro, blanco y ajustar los medios tonos con una barra de deslizamiento para aplicar los cambios a todo el clip en tiempo real. Aunque los resultados son excelentes con un material que tenga poco contraste, es difícil que se produzca esta situación cuando se ha grabado con cámaras digitales de calidad media o profesional. Por ejemplo, durante las pruebas no advertimos demasiada diferencia entre el vídeo capturado por la cámara y los ajustes de punto negro, blanco y balance de medios tonos aplicados con este filtro.

Conclusión

Su funcionamiento en Mac OS X es excelente y estable en todo momento, siempre y cuando vaya a trabajar con dispositivos DV para la captura y volcado de vídeo. Eso sí, también nos ha parecido algo más lento que la versión equivalente para Mac OS 9.

Funciones en tiempo real

------------------------------------

Es la palabra mágica. La posibilidad de aplicar transiciones, hacer correcciones de color o la de editar una gran cantidad de material de víídeo en escasos gigas del disco duro. Pero tenga en cuenta que podrá disfrutar de estas maravillas cuando trabaje con una resolución de 320 x 240 píxeles y una calidad de imagen del 35%. Si esto encaja con lo que necesita, estas son las nuevas opciones que podrá aplicar en tiempo real.

FinalCut Pro 3

-------------------

Calificación: ****/8,5

Lo mejor: