Basado en la arquitectura de plug-in de Aperture, el filtro Fisheye-Hemi proporciona herramientas de ajuste y corrección para la distorsión producida por las lentes ojo de pez. Esto significa que los fotógrafos pueden conservar el aspecto normal de las personas al no distorsionar sus cuerpos y rostros, dado que el plug-in se encarga de enderezar las líneas verticales. Tiene un precio de 30 dólares. Web: www.imagetrendsinc.com.