Si buscas una cámara tipo SLR con un buen balance de precio/prestaciones, manejable y que no añada demasiado peso a tu equipaje entonces deberías tener en cuenta el producto que evaluamos en este primer contacto. Pero antes de comentar cuáles son sus puntos fuertes (que son muchos) vaya por delante cuáles son sus principales inconvenientes. Lo primero es que, como viene siendo regla general en la mayoría de los fabricantes, la tarjeta incluida de serie es de unos escasos 16 MB, con la que sólo se pueden almacenar16 imágenes a la máxima resolución o sólo una en el caso de que quieras realizar las fotografías en el formato RAW de Fuji. Adicionalmente, hay que tener en cuenta que la máxima capacidad de tarjeta que puedes utilizar es de 512 MB. El sistema de alimentación es otro de sus puntos débiles, pues para su funcionamiento es posible utilizar cuatro pilas AA alcalinas o recargables HR-6, con el inconveniente de que las suministradas por el fabricante junto con la cámara son del primer tipo y el adaptador de corriente es un elemento opcional.

También echamos en falta una respuesta más rápida en cualquiera de los dos tipos de enfoque automático que incorpora (aunque como contrapartida, el enfoque es realmente excelente). En cuanto al sistema empleado para realizar el enfoque manual es bastante pobre, no ya sólo por la combinación de botones que se deben pulsar, lo que de por sí es incómodo y lento, sino porque también es bastante lenta la respuesta en el previo de aumentar o reducir los valores de enfoque, haciendo que resulte una característica útil sólo cuando queremos tomar fotografías artísticas con mucha calma y realizando el encuadre a través del visor.

Las buenas formas. Resulta una cámara cómoda de manejar en los modos automáticos, con una respuesta aceptable en el encendido y con intervalos muy cortos entre disparos incluso cuando se utiliza en el modo de máxima resolución. También queremos destacar la calidad y luminosidad de su objetivo Fujinon 10x y la excelente respuesta en el enfoque automático, especialmente en la posición de gran angular. También hay que destacar la pantalla LCD de previo, pues ofrece una resolución y velocidad de refresco excelentes, además de que se puede ajustar en dos posiciones de retroiluminación de modo que continúe siendo útil también cuando la utilicemos en exteriores en los días más soleados.

El control de rueda situado en la parte superior del cuerpo permite cambiar con rapidez entre los diferentes modos de funcionamiento y con los que se cubren las situaciones de disparo más frecuentes. Dichos modos están divididos como es común entre los modos programados para deportes, paisajes, retratos y con poca luz, donde los ajustes se limitan prácticamente a la selección de la sensibilidad ISO; los modos de prioridad a la apertura y a la exposición, modo de programa y modo completamente manual, siendo este último el único que permite elegir entre diferentes opciones para el balance de blanco.

Otro buen detalle es que FujiFilm incluye en la caja del producto un adaptador de lente que una vez encajado al objetivo nos permite emplear otros elementos opcionales como un conversor de gran angular o un tele con un factor de multiplicación 1,5x, y que también sirve como parasol y para proteger la lente original del objetivo.

La posición, cobertura y modos de flash también son muy buenos. Además de actuar en los modos automáticos es posible abrirlo en cualquier momento para dispararlo como flash de relleno o para utilizar el sistema de ayuda al enfoque en las escenas con muy poca luz o con muchos elementos.

Calidad. Con unos modos de enfoque y medición de la luz bastante flexibles, ofrece una excelente calidad y nitidez de imagen incluso cuando se utiliza con el máximo zoom. También cabe destacar en este sentido la correspondencia de color que, opcionalmente, se puede tratar a nuestro gusto aumentando o reduciendo ligeramente la saturación.

Conclusión

Si lo que prima es el alcance de un buen zoom óptico y una lente que te permita obtener buenas imágenes incluso en pocas condiciones de luz, entonces esta S5500 representa una buena alternativa. Aunque puedas conseguir buenos resultados con los ajustes manuales, no se trata de un modelo que facilite este tipo de fotografía a no ser que vayas a realizarlas en estudio.µ

Principales características

-------------------------------------

Sensor CCD 1/2.7 pulgadas. 4,23 millones de píxeles (4.0 millones efectivos)

Objetivo Fujinon 10x, 35-370 mm (equivalente en 35 mm)

Abertura F2.8-F8 / F3.1-F9 (angular y tele)

Longitud focal f = 5.7 / 57 mm.

Enfoque Tipo TTL; enfoques automático y manual.

Fotometría TTL de 64 zonas, puntual, ponderada central.

Exposición Automática sobre 64 zonas.

Flash Automático, reducción ojos rojos, flash de relleno, sincronización lenta, forzado, sincronización lenta+reducción de ojos rojos.

Máxima resolución 2.272 x 1.704

Almacenamiento xD-Picture Card, 16 MB (512 MB, máximo)

Formato de archivo JPEG / RAW.

Conexión USB

Dimensiones (ancho 11,27 x 8,11 x 7,93 cm

x alto x prof.)

Peso 480 gramos.

FujiFilm FinePix S5500

------------------------------

Calificación: ****/7,0

Lo mejor: Objetivo. Nitidez y color de las fotografías. Modo RAW.

Lo peor: Capacidad de la tarjeta xD suministrada. Sistema de alimentación utilizado. Enfoque manual.

Fabricante: FujiFilm.

Distribuidor: FujiFilm. Aragón 180. 08011 Barcelona. Tel.: 93 451 59 00. Web: www.fujifilm.es.

Precio: 399 EUR, IVA incluido.