Con productos tan importantes como Quick- Time 5 y Mac OS X a la vuelta de la esquina, Apple aprovecha este mes de junio para desarrollar su segundo ciclo de conferencias sobre vídeo digital. En esta ocasión, la compañía se centra en la preparación y publicación de contenidos en Internet mediante el uso de la tecnología QuickTime Streaming. La importancia de dicho evento radica en que los usuarios podrán obtener una visión de primera mano de los elementos involucrados en el proceso: de la cámara a la Web.

Pero no se trata de que sea Apple quien lo organiza, sino de quiénes estarán allí. Por ejemplo, podrá entrar en contacto con representantes de Akamai (hasta el momento sólo una referencia resultado de los acuerdos a los que llegó Apple en su día), Adobe, Macromedia, Terran Interactive (Media Cleaner), Sorenson Media (excelente compresor), Pinnacle Systems (¿veremos alguna tarjeta interesante?) y de la división profesional de Sony (seguramente con algunos de sus productos DV).

Y esta conferencia será simplemente un pequeño aperitivo de lo que llegará sólo un poco más tarde. Con 50 millones de copias distribuidas de la actual versión (e invadiendo los escritorios Windows), QuickTime 5 verá la luz para permitir la tan esperada compresión de archivos de vídeo en formatos MPEG-1 y MPEG-2 entre otras cualidades. Eso sí, por estos lares aún seguimos esperando la versión 4.1.2 en castellano.

Más descargas, más Internet. La última conferencia de desarrolladores también ha traído una nueva versión del Mac OS X (DP4), versión que estará disponible en el sitio web de Apple de modo que todos aquellos usuarios que lo deseen puedan descargarla a sus Mac. En definitiva, entrar en contacto con la versión del sistema que supone un cambio con lo que conocemos hoy día. Eso sí, esperemos que el nuevo Mac OS X conserve algunas de las características que resultan más que agradables en la actual versión: dígame usted qué debo actualizar, tan sencillo como hacer clic en un Panel de Control. Y esta característica es válida tanto para elementos del sistema como para utilidades de terceras partes. En el Mac OS X no habrá extensiones ni otros muchos componentes “de los de ahora”, pero lo que seguramente sí haya serán incompatibilidades (como es lógico en todas las primeras versiones de “algo”).

Potenciales problemas aparte, lo más importante es que el Mac OS X no aparezca huérfano de aplicaciones, y ese es uno de los actuales esfuerzos de Apple. A medida que se acerca tan esperada fecha, los fabricantes comienzan a anunciar programas nativos para Mac OS X: Maya, InDesign (lo que hace ver aún más lejos a XPress), FileMaker y un largo etcétera. Eso es lo que hoy sabemos, pero recordemos que cuando se produjo la transición desde los procesadores 680x0 a PowerPC, tuvo que pasar algún tiempo para que el número de aplicaciones nativas fuese superior al número de aplicaciones diseñadas para 680x0. Por el momento, puede visitar la dirección www.apple.com/macosx/apps y ver una completa lista de todos los desarrolladores y fabricantes que ya han hecho público su compromiso con el futuro sistema operativo.

Microsoft parece que se perfila como el vencedor definitivo en la partida de los navegadores en los sistemas operativos. Tras varios años de compartir carpeta (que no preferencia) en la instalación del sistema, la DP4 del Mac OS X incorpora Explorer 5. ¿Adiós a Navigator?

También Avid está en la lista, con el compromiso de continuar ofreciendo sus sistemas de postproducción profesional para que trabajen con Mac OS X. Adobe, Apple y Avid: tres grandes empresas con productos orientados al vídeo digital.

Y en Internet todavía continúan en fase de desarrollo otros dos productos muy interesantes: Navigator y LiveMotion. Este último supondrá una serie competencia para Flash dada su sencillez de manejo y posibilidad de exportación en en el formato de Macromedia. Descargar la aplicación requiere algo más de dos horas con un módem de 56 Kbps y, aunque se trata de una versión de evaluación, se proporciona con todos los ingredientes para que los usuarios puedan ir viendo lo que les espera.

Navigator no despega y Microsoft sigue al filo del “qué pasará”. Pero, como se ha visto, eso no significa que se paralicen los acuerdos con otras empresas, y menos si se tiene en cuenta que se producen entre antiguos rivales. De todas formas, si según se dice Microsoft “estuvo allí” cuando Apple flaqueaba, de un tiempo a esta parte parece que es Jobs quien brinda la mano a Gates. También es cierto que ahora mismo Explorer ofrece una imagen de mayor estabilidad de la que puede ofrecer Navigator.

Moraleja

Como siempre, no importa lo que exista ahora. Lo interesante siempre es lo que está por llegar.

Seguramente el sitio web de Apple sufra una saturación de visitas interesadas en descargarse la versión pública de Mac OS X en cuanto esté disponible. Como consecuencia, se ofrecerán nuevas cifras récord de descarga y, lo más importante, todo el mundo tendrá la oportunidad de aprender y estar preparado para un nuevo futuro.