Dentro de la Creative Suite, Golive es la aplicación que aparentemente tiene menos popularidad, debido en gran parte al desconocimiento de sus posibilidades. Con esta versión, Adobe ha dado un paso más, aumentando las capacidades de Golive para crear los proyectos web más ambiciosos, y competir con Dreamweaver, la aplicación líder del mercado.

Aunque afirmar esto después de la adquisición de Macromedia por parte Adobe, suena caduco y cada día que pasa se convierte en un espejismo imposible por la falta de referentes en el mercado.

Este año Golive ha cumplido una década sirviendo a la creación de sitios web. Primero con el nombre de Golive CyberStudio y desde que Adobe la compró hace 6 años, en la versión 4, tal como se la conoce. Ahora, esta versión que se integra dentro del conjunto de la Creative Suite 2 aporta nuevas y generosas capacidades que permiten un gran recorrido para la edición profesional web en muchas vertientes, desde la más sencilla a la más sofisticada. Además, Golive es ya desde hace casi 2 años una herramienta de equipo, por lo que su potencial también se extiende en la admirable integración con los otros componentes y tecnologías de la Creative Suite.

Diseñar con CSS, adiós al diseño por tablas

Por orden de importancia, el aspecto que más valor tendrá para la mayoría de los usuarios es el respaldo que se hace de los principales estándares de publicación web. El uso de los estilos para un diseñador gráfico tradicional cuando maqueta una publicación es una baza muy potente, sin embargo, si este proceso lo trasladamos al diseñador de sitios web, tiene un significado mayor y es una técnica cuyo valor resulta más imprescindible para trabajar de manera óptima.

Se podría decir que las Hojas de Estilo en Cascada (CSS, Cascade Style Sheets) es al diseño web lo que las hojas de estilo al diseño de publicaciones impresas. Pero la comparación no es justamente equitativa pues las propiedades de las CSS son mucho más potentes por el alcance productivo y creativo que las caracteriza. Los estilos CSS hacen fácil revisar las propiedades de texto y otros muchos atributos de todo un sitio web al completo. Si se necesita revisar un estilo de diseño simplemente se edita y todas las páginas que lo contienen serán actualizadas de manera instantánea. Con las CSS se pueden controlar los aspectos de sofisticado diseño, disposición y tipografía con una precisión de pixel, al tiempo que permite mostrarlo de manera más consistente en diferentes plataformas tradicionales, modernas, y hasta lectores Braille y de pantalla. Otra de las características que distinguen esta técnica de edición web es la posibilidad de centralizar los estilos de un sitio web mediante una CSS externa, con lo que se da a las páginas una consistencia mayor y una gran nivel de flexibilidad.

Las facilidades que se incluyen al poder hacer uso de las propiedades CSS dan una idea de la importancia de este concepto en la web actual. La implantación elegante de esta práctica en Golive hace de la edición de hipertextos un medio más ágil y un ahorro muy evidente de costes, y eso significa más tiempo para otras cosas y un mayor control creativo. Sus beneficios más evidentes: un código más reducido, un mantenimiento más fácil, sitios que facilitan la búsqueda y la accesibilidad, y unos diseños más interesantes.

Pero a pesar de sus ventajas, la aplicación del código para los diseñadores no es fácil y supone normalmente un desafío. De ahí que las mejoras, que aporta el nuevo Golive CS2 al reducir la complejidad a la hora de la creación y mantenimiento, sean muy bien recibidas. Su fortaleza reside en su configuración visual, pero tampoco se olvida de promover una buena funcionalidad para la modificación del código.

Hablando del código, Golive CS2 tiene variadas prácticas para comprobar su generación, hasta cinco vistas: vista simultánea de Composición/Origen, la vista de Origen, La vista simultánea de Esquema/Origen, la vista Esquema, y finalmente la paleta Origen de colocación independiente.

Capas

La herramienta capa ha sido revisada para ayudar a dibujar y colocar los contenedores con precisión. Cuando se trabaja con dicha herramienta ahora se activan una cuadrícula y las guías inteligentes temporalmente, como en Illustrator o ImageReady y el manejo es similar a como se creaban antes las páginas con la codificación por tablas. De hecho parece que se están creando páginas con codificación de tablas HTML, pero no es así puesto que no hay rejilla. Ahora todo funciona con CSS y codificación en XHTML, el puente entre la vieja codificación y el objetivo futuro del XML (Lenguaje Extensible de Marcas).

Pero también se puede diseñar a la vieja usanza con la popular rejilla en el fondo, donde se añaden objetos para el diseño y contenido del sitio web, pero con la gran diferencia de que Golive genera un moderno código XHTML basado en CSS. El uso ampliado de las guías y cuadrículas inteligentes también para diseños con código CSS ayuda a los diseñadores a crear páginas sin cambiar apenas de métodos de trabajo, o lo que es lo mismo, como si estuvieran maquetando una publicación impresa. Con Golive, lo que cambia es la codificación que se hace mucho más elegante, óptima y con interesantes posibilidades de diseño.

Por fin esta opción de la adopción de los estándares web, llega a Golive de una manera rotunda, lo que ha supuesto importante retraso y verdadero inconveniente para los diseñadores que querían hacer las páginas según las mejores técnicas. A ello se une la conversión de estilos automática que reemplaza los estilos HTML con CSS, y viceversa si también se quiere.

Objetos prediseñados

Con esta revisión, GoLive añade a la paleta de herramientas unos objetos prediseñados CSS, basados en capas, listos para arrastrar y soltar sobre la página, y con los que se pueden crear diseños rápidos de gran poder visual, así como añadir texto e imágenes a la presentación con mayor rapidez, acelerando el proceso normal. La característica más destacable de estos objetos, aparte de hacer menos ardua la tarea de diseño y el código eficiente, es que los diseños tienen un ancho de banda libre o escalable según el tamaño de la ventana del navegador. Con estos objetos no se necesita tener nociones de código, pero si se quieren hacer las cosas bien, o sea mantener el control, es aconsejable aprender las nociones básicas para aplicar estas interesantes estructuras de diseño con más facilidad y conocimiento del soporte. Dichos objetos CSS se personalizan con los controles facilitados por la paleta Inspector y por el editor CSS.

Una de las acciones que también se agradecen es el nuevo apartado de objetos prediseñados de bloques o recortes cuya idea también está presente en InDesign. Ahora es factible la copia de porciones de código, texto, imágenes y otros objetos de las páginas en Golive o documentos de otras aplicaciones y añadirlos como recortes (snippets) u objetos sencillos a las páginas. Los recortes son similares a los componentes pero se diferencian en que no mantienen los vínculos a los documentos originales.

Edición para estándares de telefonía m&#