Google ha presentado su propio servicio de abreviación de URL, Goo.gl. Por ahora sólo funciona con las aplicaciones de Google, abreviando URL para Feedburner y la barra del navegador de Google y no se puede acceder a él de manera directa por los usuarios desde un navegador.

El nuevo servicio de reducción de URL de Google compite directamente con el de TinyURL o el de Bit.ly, entre otros muchos más. Todos ellos generan una URL reducida única. Cuando los usuarios pinchan en estas direcciones abreviadas, el servidor las relaciona con las originales y más largas URL, redirigiendo al navegador hasta la página web adecuada.