BIENVENIDO AL NUEVO ENTORNO DEL MAC

La primera prueba la ha pasado y con buena nota. Se ha animado a comprar un Mac, pero ahora se enfrenta a un nuevo entorno. Y se preguntará, ¿qué puedo hacer yo con todo esto? Anímese a dar los primeros pasos con la última versión de Mac OS X.

Primeros pasos

Aspectos de las ventanas

Cambiar los iconos

Un pasito más allá

Conectar periféricos

Comenzando a trabajar

Qué es una sesión

Trucos para los recien llegados

Relájese. Cuando oprima el botón de arranque de su flamante Macintosh, verá el tradicional Mac sonriente y cómo le da la bienvenida Mac OS X, mientras que una barra de actividad casi hipnótica cargará el sistema operativo a la velocidad del rayo. ¿Sorprendido? En poco más de un minuto tendrá delante su nuevo entorno de trabajo.

Primeros pasos

Nada más finalizar el arranque, verá ante sus ojos tres áreas claramente diferenciadas: una barra de opciones en la parte superior de la pantalla (el menú) un área principal (el escritorio) en la que se muestra un icono de un disco duro y una zona inferior en la que hay diversos iconos (el Dock). Vea el cuadro ?Asomarse al escritorio de Mac OS X?.

Haga doble clic sobre el icono del disco y se abrirá una ventana en la que podrá ver distintas carpetas con los nombres ?System?, ?Library?, ?Applications?, ?Users? y ?Desktop?. No se preocupe ahora de esas carpetas y pulse sobre el icono que representa una casa de la parte superior de la ventana y que dice ?Inicio?: inmediatamente estará en su entorno personal, donde podrá almacenar sus documentos, su música, imágenes, películas, etc. (Vea el cuadro ?Mi primera ventana de Mac OS X?).

TRUCO. Para ahorrarse clics innecesarios de navegación por ventanas puede aprovecharse de las ventajas de la opción Personalizar barra de herramientas y colocar los accesos que le interesen de forma sencilla arrastrándolos a la parte superior de esta ventana.Para eliminar cualquier elemento arrástrelo al Escritorio.

Aspectos de las ventanas

Si selecciona una carpeta creada con Mac OS X, y pulsa desde el Finder el atajo de teclado Comando+J, observará como aparece un menú que incluso le permite personalizar el aspecto de cada ventana de forma independiente o de todas ellas. Fondos de colores o una imagen junto a la opción de redimensionar los iconos de cada carpeta, son algunas de las extraordinarias opciones que le recomendamos explorar en su primer encuentro con Mac OS X. El mismo atajo de teclado si se encuentra en el Finder le ofrecerá diversas opciones para ordenar su Escritorio y definir sus iconos.

En este punto cabe destacar las posibilidades que ofrecen los iconos para Mac OS X. Desarrollados con 128 x 128 píxeles ofrecen a los creativos la posibilidad de hacer auténticas obras de arte para definir los iconos en su Mac. En este punto si desea comenzar a experimentar con los iconos puede conectarse a Internet a la dirección Web: http://xicons.macnn.com/ donde puede descargar magníficos iconos y lo más divertido, aprenderá a crearlos con herramientas shareware que están a su disposición.

Si pulsa de forma prolongada sobre cualquier carpeta que tenga en el Dock verá como el sistema le muestra un árbol de directorios que le faci