¿Recuerda el Peerless de Iomega? Dicho producto está formado por tres módulos: la base que se conecta al Mac, el cuerpo en el que se insertan en posición vertical los discos duros con capacidades de 20 y 30 GB y el disco duro en sí mismo. Pues bien, ahora Iomega también pone a la venta los discos duros, en los que se mantiene la capacidad máxima, rebautizados como HDD Iomega y que soportan la conexión USB 2.0 manteniendo la compatibilidad con la 1.1.

Lo mejor:Tamaño. Peso.

Software QuickSync

Lo peor: Necesita un adaptador de

interfaz. Alimentación externa.

Fabricante: Iomega

Distribuidor: Iomega España.

Tel.: 91 749 64 59.

www.iomega.com/europe

Precio: 299 EUR

Calificación:6,5 / ***

Además del disco duro, con unas medidas de 14,5 cm de largo, 9 cm de ancho, 2 cm de altura y un peso de 160 gr., la caja del producto también incluye un módulo para adaptar la interfaz nativa del disco a USB, el cable de conexión, el adaptador externo del que toma la alimentación y un CD que contiene las utilidades QuickSync3 de Iomega (nativo para Mac OS X, con la que se pueden realizar copias de seguridad o sincronizar archivos) y el programa MusicMatch Jukebox (reproductor de archivos en formato MP3). También se suministran unas pequeñas etiquetas que se pueden insertar en una ventana transparente, situada en la parte frontal del disco duro, para identificar el contenido de sus archivos (por ejemplo, música, fotografías, maquetas, tipos, etc.)

La capacidad de almacenamiento está en línea con los productos de otros fabricantes, así como el tamaño y el peso que hacen de este dispositivo una opción muy interesante para usuarios con portátiles. No obstante, una de las pegas es que en este caso además del disco duro también hay que llevar el módulo de interfaz USB y la fuente de alimentación, que aunque no añaden mucho peso al conjunto del producto sí resulta más incómodo frente a otras opciones.

En cuanto al rendimiento, la tasa de transferencia en la lectura y escritura de datos es de 450 KB por segundo, haciendo que su uso sea inadecuado para aplicaciones en las que se necesite una velocidad superior, como al trabajar con vídeo, pero sí un solución válida para realizar copias de seguridad, transportar documentos o presentaciones multimedia o para almacenar archivos de sonido en formato MP3 y reproducirlos directamente desde el disco duro.

Conclusión

Los HDD de Iomega son una opción bastante portátil con un rendimiento válido para un uso general. Podría mejorar si integrase directamente la interfaz de conexión USB (o mejor FireWire) en la carcasa del producto y no fuese necesario utilizar una fuente de alimentación externa.