25.000 millones de dólares es el precio de un nuevo gigante en la industria. La empresa fusionada mantendrá el nombre de HP y tendrá su sede principal en Palo Alto, aunque también se habrá una presencia destacada en Houston, sede actual de la central de Compaq.

Una de las consecuencias inmediatas será la reducción de empleos estimada en torno a 9.000 en HP y 8.500 en Compaq en una fuerza laboral combinada de unos 145.000 empleados en todo el mundo, dato que supone el 12%. Sin embargo, debido a la gran duplicidad en algunas familias de productos, como en ordenadores personales, es posible que haya reducciones de personal más importantes.

La fusión tendrá también como consecuencia una reducción significativa en los costes de operación que se cifra en 2.000 millones de dólares para el año 2003 y 2.500 millones de dólares para mediados del año 2004. En cifras, la nueva compañía podría mantener un 19 por ciento del mercado mundial de PC, unos seis puntos por encima de Dell, que quedaría en un segundo puesto. las repercusiones para Apple, todavía no están claras, dado que debe realizarse un análisis exhaustivo de rentabilidad de las diferentes unidades de negocio de HP comprometidas con el Mac. Debe recordarse que el regreso de HP a la creación de productos para Mac casi fue una apuesta personal de su presidenta Carly Fiorina. Web: www.hp.com.