La noche está a punto de acabar y por fin empiezan a estar terminadas las trabajos que van a presentarse al cliente esa misma mañana. Sin embargo, alguien debe encargarse todavía de llevar los archivos al servicio de impresión o a la fotomecánica para imprimirlos a tamaño póster y montarlos en un cartón pluma… Esta podría ser una noche cualquiera en una agencia de publicidad o en un pequeño estudio de diseño en donde, habitualmente, el presupuesto no alcanza para una impresora de pruebas de formato más allá del A3+ y los diseñadores deben acudir a empresas externas de impresión para obtener las pruebas finales. Tras el éxito de sus impresoras Designjet 10ps, 20ps y 50ps para tamaños hasta A3+, HP se ha dado cuenta de esta necesidad y de la posibilidad de abrir un nuevo mercado. Así, basándose en sus plotters económicos para CAD y arquitectura, ha lanzado la Designjet 120 con seis tintas orientada a los profesionales gráficos que necesitan imprimir en formatos superiores al A3 y no pueden permitirse la inversión que suponen los impresoras de gran formato más “tradicionales”.

Instalación. Si alguna vez ha puesto en marcha una impresora de gran formato, la instalación de la Designjet 120 le parecerá un juego de niños. No hay ninguna pieza complicada de montar ni nada por el estilo y, salvo por las evidentes diferencias en el tamaño, la instalación es muy similar a la de una impresora de inyección convencional: tan sólo hay que instalar las bandejas para los distintos tipos de materiales y los cartuchos de tinta en la parte derecha (para lo que se incluye una hoja de instrucciones en castellano), conectar el cable USB al Mac e instalar el controlador para Mac OS X desde el CD que se suministra.

En la parte izquierda se encuentra el panel de controles en la que dispone de tres botones (uno de encendido y dos para realizar distintas funciones como cargar papel, cancelar una impresión, etc.), dos diodos luminosos y un panel LCD monocromo con seis indicadores de nivel de carga de los cartuchos y siete iconos indicadores de función. Estos últimos sirven para mostrar mensajes de estado (atasco de papel, papel mal alineado, etc.) o para indicar al usuario que debe pulsar el botón de expulsión o realizar alguna acción.

La impresora cuenta con una bandeja para cargar papel en formato hasta A3+ con una capacidad máxima de 100 hojas (de papel normal) y con alimentador manual para hojas sueltas para tamaños hasta A1. Asimismo, se puede cargar el papel por la ranura posterior y opcionalmente puede adquirirse un alimentador de papel en rollos (incluido de serie en el modelo Designjet 120nr). Al igual que la mayoría de los plotters dispone de un sistema automático de corte de papel.

La carga del papel es muy sencilla. En la bandeja inferior se puede colocar el papel que más se vaya a utilizar hasta tamaño A3 y para los tamaños mayores, aunque hay que cargarlo de forma manual, es ciertamente sencillo ya que sólo hay que apoyar la hoja suavemente en el lateral de la bandeja e introducirlo por la ranura frontal. Si el papel ha entrado mal alineado, la impresora emitirá un pitido, mostrará una indicación en el panel y lo expulsará ella misma para que el usuario vuelva a introducir la hoja.

Los procesos habituales de mantenimiento como el cambio de cartuchos o cabezales de impresión resultan muy sencillos y en las instrucciones que se suministran en HTML se muestra con detalle (incluso con animaciones) como llevarlos a cabo. Asimismo, mediante la utilidad de software, hp designjet system maintenance, incluida con los controladores se puede calibrar el color de la impresora, obtener información muy precisa sobre la impresora y los consumibles, realizar la alineación de los cabezales (necesaria cada vez que se sustituye alguno de estos), limpiar los cabezales e imprimir una página de prueba. Esta aplicación tiene como interfaz un navegador y, además de servir para las funciones apuntadas, integra un completo sistema de ayuda y referencia con consejos para mantener la impresora y obtener un mejor rendimiento de ella. En cuanto al software de impresión en sí, resulta muy similar al que incorpora HP en sus impresoras convencionales de inyección aunque dispone de opciones avanzadas para controlar la intensidad de cada una de las tintas.

Velocidad y calidad

Para poner a prueba la Designjet 120 se han utilizado documentos y papeles de diversos tipos (imágenes, textos, dibujos vectoriales, documentos mixtos) desde aplicaciones típicas de diseño gráfico como InDesign 2, Acrobat, Photoshop, Illustrator, Graphic Converter, etc. y aplicaciones de oficina y domésticas como Word o iPhoto. En todos los casos, la calidad de impresión resultó excelente con una muy buena correspondencia de color y nitidez. Desde las aplicaciones de diseño y utilizando papeles fotográficos para pruebas de color, las gradaciones en los colores son suaves sin que se aprecien bandas y las masas de color resultan uniformes. Gracias a las seis tintas y a la elevada resolución de punto de la impresora (2.400 x 1.200 puntos por pulgada en papel fotográfico) las tramas resultan tan inapreciables como en las impresoras fotográficas. Lo más impresionante es que la Designjet 120 da esa misma calidad y detalle de las impresoras fotográficas pero a tamaño A1 (o hasta 61 cm de ancho de rollo). En cuanto a velocidad, resulta bastante rápida: en menos de minuto y medio puede obtener una página mixta A3 (imágenes, texto y gráficos) desde Acrobat 5 en modo rápido. Lo curioso es que de ese minuto y medio, apenas 15 segundos son de impresión y el resto del tiempo es el que tardan el controlador y la impresora en procesar el documento.

Cuestión de costes. El precio de cada cartucho ronda los 30 EUR y la duración estimada por HP de un juego de cartuchos son 350 impresiones en tamaño A3+ con un 90 % de cobertura. Con respecto al precio de los cabezales, cada uno cuesta alrededor de 28 EUR y HP estima que la duración del cabezal es de unas cuatro veces la del cartucho. Con todo ello, la Designjet puede considerarse una impresora con un coste por página bastante contenido.

Conclusión

La idea de HP de llevar la impresión de gran formato a los estudios de diseño o a los profesionales autónomos sólo puede considerarse extraordinaria. La Designjet 120 es tan fácil de usar como una impresora de escritorio A4, ofrece la calidad de las impresoras para artes gráficas de última generación y cuesta menos de la mitad que el más asequible de los plotters adecuados para diseño gráfico. Admite una gran variedad de tipos de papel, tanto en hojas sueltas como en rollo, tiene un coste por página muy contenido y la velocidad de impresión es muy buena. Tiene sólo como defecto el que no se suministre con un RIP PostScript por software (HP dispone de él como opción), aunque muchos usuarios preferirán poder elegir el RIP PostScript que más se adecue a sus necesidades. Si en su trabajo es habitual enviar trabajos de gran formato al servicio de impresión, hágase unos cálculos de lo que le costaría hacerlo usted mismo porque es posible que su próxima impresora de escritorio deba ser “un poco más grande”.

HP Designjet 120

-----------------------

Calificación: *****/9,0 (Producto Recomendado)

Lo mejor: Buena velocidad y excelente calidad de impresión. Impresión de gran formato asequible y manejo sencillo.

Lo peor: No in