Los periféricos multifunción, han ido ganando terreno en el mercado apoyados por su progresiva reducción de precio, que en menos de dos años ha logrado alcanzar una cuarta parte de sus precios iniciales aumentando las funciones que ofrecen.

HP ha presentado recientemente el modelo PSC 950 que, además de impresora y escáner, incorpora dos funciones que amplían considerablemente el interés y funcionalidad del dispositivo. La primera es una conexión de línea telefónica que permite convertirlo en un fax para recepción y envío de documentos con un tamaño máximo de DIN-A4. La segunda opción son tres ranuras en las que pueden insertarse los tres modelos de tarjetas de memoria utilizadas en las cámaras fotográficas: Compact Flash, SmartMedia y Memory Stick de Sony y que permite imprimir directamente las fotografías grabadas en estas tarjetas sin necesidad de descargarlas al ordenador.

Funcionamiento autónomo

Esta utilidad puede parecer poco interesante, ya que el usuario normalmente dispone de un software para descargar las fotografías al ordenador y puede imprimirlas desde él, pero el sistema ofrecido por la PSC 950 destaca por su sencillez de uso. Cuando el usuario inserta la tarjeta en la impresora, en la pantalla de ésta aparecen una serie de opciones. Eligiendo la de imprimir hoja de índice se obtiene una hoja con una copia en miniatura de las fotografías indicadas y una serie de oválos para marcas. Utilizando un rotulador el usuario puede elegir de qué fotografías quiere copia impresa y también puede marcar el número de copias y tipo de papel a utilizar.

También se puede utilizar la impresora de forma autónoma como fotocopiadora. La mayoría de los escáneres que hay en el mercado incluyen un programa que emula esta función, capturando la imagen y sacando la copia en su impresora, pero esta función le obliga a encender el ordenador, arrancar el programa y ejecutar esta función; procedimiento que en su conjunto puede tardar varios minutos, mientras que si usa el PSC 950, obtiene el resultado en treinta segundos, con la ventaja de que las fotocopias pueden hacerse en blanco y negro o color.

Por último el funcionamiento de fax es el esperado, teniendo en cuenta que la copia del documento recibido es en papel normal y no en papel térmico.

Conexión al ordenador

Este dispositivo, que dispone únicamente de interfaz USB, se acompaña con un CD con el software para Macintosh Classic y también para Mac OS X (además de los controladores para Windows). La instalación de estos programas es inmediata y además de los controladores de digitalizador e impresora, se incluye HP Director, una utilidad para tener un acceso más fácil a las operaciones del producto.

La instalación para Mac OS Classic no plantea ningún problema y la impresora está disponible inmediatamente en el Selector. En cambio en Mac OS X el usuario debe abrir la aplicación Centro de Impresión y añadir este modelo de impresora. Esta parte del proceso tiene algo de truco, ya que el usuario lógicamente selecciona en el menú desplegable de tipos de impresora USB, e incluso en la ventana aparece el icono y nombre de ésta, pero no es posible seleccionarla. En cambio si selecciona Impresora HP AIO, le aparecerá también en la ventana y podrá añadirla y utilizarla.

El menú desplegable también ofrece otra opción, FAX HP AIO, que permite utilizar este periférico para el envío de sus cartas, fotografías y dibujos por teléfono. Esta opción es sólo de envío y le permite enviar por fax cualquier documento sin necesidad de imprimirlo. En cambio, los documentos recibidos se imprimen directamente.

Rendimiento

La impresora funcionó perfectamente en Mac OS X, aunque con bastante lentitud, al contrario de lo que sucede con el controlador de Mac OS Classic y también de lo que lógicamente se esperaría de esta versión del sistema, que impide que una aplicación bloquee a otra.

La impresión en modo de borrador es muy rápida y el producto es capaz de dar entre seis y siete páginas por minuto, aunque anuncia doce, pero la propia gestión del ordenador impide lograr mayores velocidades.

Evidentemente, cuando se quieren imprimir fotografías en color a alta calidad la velocidad de impresión se reduce a varios minutos por hoja, pero la espera merece la pena, ya que el resultado es de los mejores que se han obtenido con una impresora de chorro de tinta.

La forma más directa de utilizar el escáner es mediante HP Director disponible en ambos entornos y que permite la captura de cualquier tipo de documento, ya sean imágenes a color, en blanco y negro e incluso textos mediante el software OCR (sólo para Classic).

Tal como se ha indicado, es posible duplicar la función de impresión del ordenador para que haga de fax de envío, pudiendo hacerse el envío de un original en papel como en un fax convencional pero también directamente desde el ordenador como si se tratara de una impresora.

Conclusión

Aunque le faltan algunos detalles para ser perfecto, este periférico multifunción es un producto muy bien conseguido y aunque es posible adquirir por separado un escáner, una impresora a color de inyección de tinta y un módem que realicen las mismas funciones y por menos dinero, las posibilidades que se obtienen en una solución integrada (como el envío de faxes o la realización de fotocopias directamente) no están disponibles de otra forma.

CALIFICACIÓN: *****/9,0 LO MEJOR: Integración de funciones, manejo sencillo, alta calidad de impresión, soporte Mac OS X. LO PEOR: No captura faxes al ordenador. Problemas con algunas tarjetas de memoria. PRODUCTO: HP PSC 950. FABRICANTE: HP. DISTRIBUIDOR: HP. Carretera N-VI, km. 16,500. 28230 Las Rozas (Madrid). Tel.: 91 631 16 00. Web: www.hp.es. PRECIO: 74.900 PTA + IVA (450,15 EUR).