El nuevo monitor de Hyundai ofrece, a priori, unas características técnicas muy buenas. Anunciado con el argumento principal de un magnífico tiempo de respuesta de 8 ms, el modelo L72D se muestra como una herramienta muy válida tanto para el usuario doméstico como para el profesional.

Dispone, según el fabricante, de un contraste muy elevado (700:1) y una luminosidad de (300 lúmenes ANSI) lo que facilita su uso en lugares con una luminosidad ambiental elevada. En la parte trasera tiene tres ranuras que permiten colocarlo anclado a la pared o sobre una peana que cumpla con la norma VESA para el montaje sobre soportes de 7,5 x 7,5 cm.

En el CD que acompaña al monitor se incluyen dos perfiles de color ICC que permiten que la utilidad ColorSync trabaje con perfiles adecuados a la pantalla.

La conectividad que ofrece el monitor es la típica de este tipo de dispositivos, es decir TFT con altavoces integrados. Dispone de una entrada VGA (SUB-D), entrada digital (DVI-D), entrada de línea, salida de auriculares y una ranura de seguridad tipo Kensington. En algunos modelos de este tipo, que no en este, es posible encontrar una salida de línea adicional, pero también existen modelos similares que únicamente disponen de una entrada para vídeo, por lo que se mantiene en la media de prestaciones, en lo que a conectividad de refiere. Una entrada de vídeo es, en este caso, más importante que una única salida de audio. Un detalle a destacar de este monitor es que tiene integrada la fuente de alimentación.

En la práctica

Los menús en pantalla (OSD) se manejan con cuatro botones de control y son fácilmente configurables por cualquier tipo de usuario. Si hacemos uso de la conexión digital (DVI-D) obtendremos las opciones: brillo, contraste, misceláneo, idioma, sonido y selección de la entrada. Todas las opciones mencionadas tienen bastante claro su significado, la única que no es demasiado intuitiva es que se denomina misceláneo que afecta a la posición y el comportamiento del menú OSD. Mientras que si utilizamos la entrada analógica (SUB-D) a los ya mencionados se agregan: control de color, posición y fase del reloj. Los controles sirven respectivamente para asignar diferentes temperaturas de color, controlar la posición de la señal dentro de la pantalla y ajustar la fase/reloj.

La pantalla no permite ningún tipo de regulación en altura, lo que haría que pudiéramos ajustar su altura hasta conseguir la elevación óptima en función de nuestra altura. Lo que sí ofrece es un ajuste para regular en ángulo de visión que existe entre nuestros ojos y el monitor, por ello se puede desplazar sobre su eje en vertical dentro de unos valores de 0º a 20º de inclinación. No permite el desplazamiento vertical, ni la posibilidad de hacer pivotar la pantalla, opción comúnmente conocida como girar la pantalla hasta colocarla en posición vertical.

El tratamiento anti-reflejos que tiene la pantalla es bastante efectivo. Durante unas de nuestras pruebas se utilizo con la influencia de una luz fluorescente, mientras que en otra de las pruebas se hizo incidir una luz procedente de una linterna para ver la efectividad de la capa anti-reflejos, en ambos casos el resultado fue más que satisfactorio.

Para obtener los datos que a simple vista no son perceptibles, nos hemos ayudado de la aplicación MoniTOR de Mosquito SW. Con ella hemos comprobado que la unidad probada no cuenta con píxeles defectuosos, y que cumple con creces con la ISO 4306-2 (Normativa que establece el máximo número de píxeles y subpíxeles “encendidos” que puede tener un panel TFT). Al mismo tiempo, y entre otros aspectos, nos ayudó a comprobar el espectro de color que es capaz de manejar, la nitidez del texto (en tamaños inferiores a 10 puntos pierde consistencia) y la geometría del panel TFT, también muy buena.

Conclusiones

Hemos tenido tiempo de valorar con creces el comportamiento del mismo ante una variada serie de situaciones. La reproducción de vídeo, uno de los parámetros diferenciadores en este tipo de monitores, y la buena reproducción de color, hacen de este monitor una opción a tener en cuenta en el momento de adquirir un monitor TFT de 17” con altavoces integrados. Sus altavoces cumplen con la función de dar salida al sonido que genera el Mac de manera correcta, pero tienen una potencia y unos bajos muy limitados.

Principales características

-------------------------------------

Tipo pantalla / tamaño LCD-TFT SXGA / 17”

Resolución 1.280 x 1.024 píxeles

Tamaño de píxel 0,264 mm

Brillo 300 cd/m2

Contraste 700:1

Angulo de visión H / V 150º / 140º

Tiempo de respuesta 8 ms

Frecuencia de respuesta H / V 31-80 kHz / 56-75 Hz

Conectividad VGA, DVI-D, entrada de línea y salida auriculares

Altavoces 2 de 2 W

Dimensiones con peana 40 x 37,3 x 18,5 cm

(alto x ancho x grosor)

Peso 3,8 kg

Garantía 3 años

Hyundai ImageQuest L72D00

---------------------------------------

Calificación: ****/8,0

Lo mejor: Sistema de altavoces y reducido peso.

Lo peor: No ofrece regulación de altura y no ofrece la posibilidad de ser girada.

Fabricante: Hyundai.

Distribuidor: DMI. Tel.: 91 670 28 48. Actebis. Tel.: 93 26 70 300. Ingram Micro. Tel.: 93 474 90 90. Web: www.hyundai.com.

Precio: 328 EUR, IVA incluido.