El principal método utilizado por los usuarios para gestionar las comunicaciones en Mac OS X son las Preferencias del Sistema y en especial los paneles de Red y Compartir. Casi con toda seguridad usted ya haya configurado su conexión, ya sea a través de módem o bien del puerto Ethernet porque tiene una red local en su oficina o bien un router ADSL, y en la mayoría de los casos esta conexión le funcionará perfectamente y no necesitará preocuparse por investigar más. No obstante en algunos casos se le producirá algún problema que puede tener una causa clara o no. Determinar exactamente esta causa y el elemento donde se produce puede ayudarle a resolverlo o al menos a determinar a quien debe reclamar.

Depurando conexiones

Como probablemente haya descubierto por otros artículos sobre Mac OS X, muchas de las operaciones que se podrían denominar “avanzadas” del sistema se realizan a través del terminal empleando la línea de comandos de Unix. Aunque ciertamente su uso es más complicado y desagradable que la interfaz gráfica de Mac OS, esta línea de comandos no es tan difícil de manejar como muchas personas piensan y con algunos trucos aprenderá a desenvolverse con soltura en este entorno.

La primera operación que puede realizar a través del terminal es comprobar si una conexión funciona correctamente o no. La forma de hacerlo depende en gran medida del tipo de conexión, ya que aunque las conexiones a través de Airport y el puerto Ethernet son bastante similares, las conexiones vía módem son muy distintas.

Si su conexión es a través de Airport, lo primero que debe comprobar es que realmente tiene conexión a la estación base. Esto se comprueba mediante la aplicación “Conexión a Internet”, que normalmente se relaciona con la conexión a través de módem, pero que en el caso de una tarjeta Airport muestra una ventana indicando si está conectado a una estación base, el nombre de la red a la que está conectado y la intensidad de la señal. Si esta primera comprobación falla, debe descubrir por qué no puede conectarse, pudiendo ser porque la estación base está apagada, porque no ha introducido la clave wep o porque no ha introducido correctamente el nombre de la red.

Si la conexión de red la hace a través del puerto Ethernet, no tendrá este problema, pero es posible que aunque la haya configurado correctamente en el panel Red y tenga el cable de red enchufado correctamente a su ordenador según se indica en el recuadro “El cable de red”, no tenga conexión.

Obtener información. Muchas comprobaciones básicas de la red pueden realizarse mediante la aplicación Utilidad de Red que se encuentra dentro de la carpeta Utilidades en Aplicaciones. La parte superior de la ventana de este programa tiene una serie de etiquetas que permiten elegir uno u otro tipo de diagnóstico. Para verificar si una interfaz está activa o no tiene que elegir la primera opción “Info”.

En este apartado un menú desplegable permite elegir entre todas las interfaces de comunicación de su ordenador, la interfaz “en0” es el puerto Ethernet que está incorporado en el ordenador y si tiene una tarjeta Airport le aparecerá como “en1”. Seleccionando cualquiera de ellas puede ver en la parte izquierda su dirección hardware, conocida como MAC address (única para cada equipo de red), la dirección IP, la velocidad de conexión en bits por segundo y si está activo o inactivo.

En el caso de que la interfaz esté activa, en la parte derecha de esta ventana también se puede ver cuántos paquetes se han enviado y cuántos se han recibido y algo más importante: los errores de envío y recepción y las colisiones. Es normal que haya un número bajo de errores, pero si este número es comparativamente alto (y se incrementa al enviar paquetes) es un síntoma de que hay problemas en la comunicación.

Colisiones. La existencia de colisiones indica en primer lugar que se está empleando un dispositivo de comunicaciones “half-duplex” que no puede transmitir a la vez que recibe; mientras que los switches que funcionan “full-duplex” permiten transmitir a la vez que reciben no tienen colisiones. Si el número de colisiones es elevado además es una indicación de que su red local está saturada y debe tomar medidas para resolver este problema.

Otra situación de error se produce cuando hay conexión física, el estado aparece como “activo” pero no funciona la red local. La forma de determinar el error es más compleja en este caso.

Si tiene configurado el ordenador para recibir una dirección IP automáticamente al conectarse mediante un servidor DHCP, opción que se configura en el panel Red, es posible que al ejecutar el comando ifconfig desde el Terminal (equivalente a Utilidades de Red) sí le aparezca una dirección IP asignada a dicha interfaz, pero del rango 169.254.x.x. Este rango está reservado por la IANA para un sistema de autoconfiguración que en teoría debe evitar tener que asignar direcciones o usar servidores, pero que en la práctica no se usa (para más información consulte www.zeroconf.org) y cuando se ve una dirección de este tipo, simplemente indica que su ordenador no pudo obtener una dirección IP del servidor. Para poder usar la configuración automática mediante DHCP, previamente el administrador de su red debe haber instalado dicho servidor.

Comprobar la conexión con otros equipos. Si la configuración de la red se hace de forma manual o si obtiene una dirección IP del servidor DHCP, debe comprobar si llega a algún otro equipo de su red local o al router en el caso de que la conexión tenga salida a Internet.

Para ello debe utilizar la etiqueta Ping de la ya mencionada aplicación Utilidad de Red. Si quiere comprobar que llega al router, abra el panel de Red y en el campo Router verá la dirección de este equipo. Introduzca esta dirección en el campo correspondiente de esta ventana y pulse el botón Ping.

Ping funciona enviando mensajes al equipo remoto y esperando la respuesta. Por cada respuesta que reciba mostrará el número de orden y el tiempo que ha tardado en ir y volver el mensaje tal como aparece en el ejemplo de la imagen. Si no recibe respuestas, el programa dará algún tipo de mensaje de error, como “host is down” si el equipo no responde o “no route to host” si la interfaz está inactiva o el router intermedio indica que no se puede llegar.

Una pérdida de paquetes del cien por cien es señal de que hay algo que no funciona. Más complicados son los casos en los que hay pérdidas aleatorias de paquetes, ya que las razones de estos fallos pueden ser variadas, incluyendo cables con falsos contactos, equipos que funcionan mal, redes saturadas, etc.

Conexión a dos redes

Imagine la siguiente situación: en su casa tiene un router ADSL para salir a Internet al que se conecta mediante el correspondiente cable, pero también tiene una tarjeta inalámbrica mediante la que se conecta a un portátil que también tiene una tarjeta AirPort. En este caso no quiere prescindir de ninguna de las dos conexiones y hacerlo es muy sencillo.

Abra las preferencias del sistema y elija el icono de red, despliegue el menú Configurar y seleccione “Configuraciones del puerto de red”. En el list