Los iBook y PowerBook de 12, 15 y 17 pulgadas, especialmente los de las dos últimas hornadas, necesitan más que nunca un buen soplo de aire fresco. No se trata de una cuestión en cuanto a renovación de características (algo que por otra parte no vendría mal) sino más bien refrigerar con mayor celeridad una temperatura que llega a alcanzar unos valores bastante elevados y que, en muchas ocasiones, impiden que utilicemos estos equipos directamente sobre nuestras piernas o castigan en exceso el pequeño ventilador incorporado.

El iBreeze es un accesorio que precisamente viene a solucionar principalmente este problema para, de paso, mejorar también algunos aspectos de ergonomía en lo que toca al uso del portátil.

Construido en metacrilato, este atril eleva el portátil un total de cinco centímetros sobre el plano y con un ángulo similar al de un teclado de sobremesa. La ventaja de ergonomía es doble; de una parte estaremos poniendo la pantalla un poco más a la altura de nuestros ojos, reduciendo de este modo un poco más el riesgo de sufrir contracturas de cuello (especialmente si utilizas tu portátil durante demasiadas horas al día, y de forma continuada). Por otra parte, al inclinar el portátil también estaremos mejorando la ergonomía en cuanto al uso del teclado, evitando por tanto que nuestras muñecas sufran en exceso a la hora de teclear.

No obstante, lo que distingue al iBreeze sobre un atril convencional es que la superficie de apoyo incorpora cuatro pequeñas piezas de caucho que permiten mantener ligeramente separado el portátil sobre la base del propio accesorio, generando así un primer canal de ventilación. Pero el plato fuerte llega cuando las cosas se ponen realmente calientes (por ejemplo al hacer un render de tu película de vídeo o DVD).

En este caso sólo es necesario conectar el cable USB del iBreeze a un puerto libre del portátil y accionar el interruptor situado en la parte posterior del producto. Al hacerlo entrarán en funcionamiento los dos ventiladores que están acoplados en la base del atril y que dirigen un buen flujo de aire fresco directamente a la base del equipo, destacando un funcionamiento bastante silencioso cuando se utiliza en ambientes de ruido normal (como una oficina) y que se convierte en un murmullo cuando el iBreeze y el portátil son la única compañía en ambientes muy silenciosos o cuando lo utilizas a altas horas de la noche. En este caso, el nivel de ruido sí que puede llegar a molestarte si mantienes los ventiladores funcionando durante una cantidad de tiempo muy prolongada.

También hay que destacar el hecho de que el producto se encarga de replicar el puerto USB que necesita para su funcionamiento (de donde toma la energía para el funcionamiento de los ventiladores), de modo que no se pierdan opciones de conectividad.

Si te preguntas en qué medida acortará el funcionamiento de los ventiladores la autonomía de la batería de tu portátil, en nuestras pruebas resultó prácticamente inapreciable la diferencia en la duración de la batería entre utilizar el portátil de modo autónomo y conectado al iBreeze con los ventiladores encendidos en todo momento.

Conclusión

Tal y como es, el iBreeze cumple perfectamente la misión para la que ha sido diseñado por un precio bastante ajustado, aunque nos hubiese gustado que los ventiladores se disparasen automáticamente cuando se alcanzase un umbral de temperatura determinado en vez de tener que accionar su funcionamiento manualmente mediante un conmutador.

También hubiese sido genial si a su actual función se le añadiese también la de Dock, de modo que tuviésemos en el iBreeze replicados los principales puertos de nuestro portátil. Así evitaríamos la necesidad de desconectar y conectar de nuevo los cables de nuestros periféricos cada vez que nos desplazamos con nuestro portátil.

Por último, también convendría que el fabricante revisase algunas cuestiones relacionadas con la seguridad, pues el acto de mover con ambas manos el conjunto iBreeze/portátil para acomodar su posición es bastante reflejo, con la desagradable posibilidad de que nos podamos llevar la sorpresa de que nuestros dedos entren en contacto con las palas en funcionamiento de los ventiladores, una sensación nada recomendable.

iBreeze

-----------

Calificación: ****/8,0

Lo mejor: Enfría la temperatura del portátil y mejora la ergonomía de uso del portátil.

Lo peor: Protección de los ventiladores.

Fabricante: DVForge. Web: www.dvforge.com.

Distribuidor: Ondamatica. Partida Madrigue-res, SUD B-62. 03700 Dénia (Alicante). Tel.: 96 642 40 03. Web: www.ondamatica.com.

Precio: 34 EUR, IVA incluido.