Cada nueva versión ha ido incorporando las principales demandas de sus usuarios, y en su nueva encarnación se dejan definitivamente a un lado las ataduras: utilizar cualquier formato DVD, soporte de grabadoras externas, la importación directa desde los principales formatos de vídeo y la capacidad de grabar imágenes de disco.

Y en el aspecto creativo de la aplicación, los desarrolladores y artistas de Apple no se han dormido en los laureles, pues además de aumentar en buen número los Temas incorporados por omisión, todos ellos utilizan una de las características más potentes de la nueva versión: las zonas de arrastre. Esta característica, que comparte con el reciente programa de edición y composición de textos Pages y especialmente con su hermano mayor DVD Studio Pro 3, supone un modo aún más efectivo y espectacular de crear menús animados con toda la sencillez del “arrastrar y soltar”.

Zonas de arrastre

La anterior versión ya incorporaba Temas animados mediante los que era posible introducir la reproducción de una película en cualquiera de los menús del DVD. Ahora esta característica se ha potenciado enormemente mediante el uso de las zonas de arrastre. Se trata de una serie de contenedores predefinidos en los Temas que cuentan con su propia animación en grupo (movimiento por la pantalla principal del menú, por ejemplo de entrada o con un desplazamiento horizontal, entre otros), con la particularidad de que cada uno de estos contenedores puede estar reproduciendo al mismo tiempo la película o el pase de diapositivas que hayas arrastrado sobre él; bien directamente desde el Escritorio o desde las lengüetas Películas del apartado Contenidos de iDVD.

Adicionalmente, para facilitar la edición de este tipo de contenedores activos también se ha incluido un nuevo Editor de zonas de arrastre (menú Avanzado) en el que, por medio de un listado, como se podía hacer ya para dar estructura a los pases de diapositivas, se permite asignar o eliminar con mayor rapidez los elementos asignados a cada una de las zonas de arrastre definidas para el Tema. Lo único que echamos en falta en este sentido es que iDVD no se encargue de omitir automáticamente los contenedores que se hayan dejado vacíos en un Tema, o bien la posibilidad de eliminar directamente aquellos contenedores que no se vayan a utilizar.

Cursor de reproducción

Otra de las novedades es la que permite activar una barra en la que podemos ver y modificar la posición del cursor correspondiente a la animación del menú. Unida a la opción Duración del apartado Menú en los Ajustes del proyecto, permite tener una referencia visual de cuánto dura la entrada de las zonas de arrastre en comparación con el resto de la animación del título.

Más animación, también en los botones

El uso de los menús animados siempre ha dado a los proyectos de iDVD un toque especial con el que teníamos asegurado el impacto sobre el público de nuestros trabajos, ya se tratase de la elaboración de un portfolio, una presentación empresarial o algo más cotidiano como el DVD de un cumpleaños o la boda de un familiar. Sin embargo, lo que quedaba un poco rudo quizá fuese el salto precisamente desde el espectacular menú al inicio de la película o de cada uno de los capítulos del proyecto.

En el apartado Ajustes del cajón Personalizar se ha incluido ahora una nueva opción Transición en el apartado Botón, donde se puede elegir entre 12 tipos de transiciones para dar paso desde la pulsación del botón al primer fotograma de la película a la que se apunte. Como en iMovie, en algunas de estas transiciones se puede indicar la dirección de movimiento, mientras que otras ofrecen un comportamiento fijo.

Otra posibilidad consiste en salirse de los ajustes del Tema y añadir al texto de los botones cualquiera de los marcos predefinidos. El contenido de dichos marcos (ovalados, rectangulares, etc.) puede representar a su vez la animación de la película a la que está apuntando el botón o un fotograma estático que le indiquemos.

Opciones de formato. No resulta complicado adaptar o diseñar desde cero los menús, ya que todas las operaciones para la colocación de los elementos se realiza mediante arrastrar y soltar. No obstante, echamos de menos una pequeña paleta Inspector o bien algún comando del menú que nos permitiese alinear con precisión y en un único paso los elementos de la composición, especialmente en el caso de los botones, ya que la nueva versión de iDVD continúa siendo una aplicación con un funcionamiento muy pesado incluso cuando se utiliza sobre equipos potentes.

Un mapa para no perderse

Otro de los apartados que se han potenciado es el encargado de mostrar visualmente la estructura que está tomando nuestro proyecto en DVD. Para ello se utiliza un esquema jerárquico que se puede representar a lo largo o ancho de la pantalla, además de ajustar el nivel de ampliación para editar con mayor comodidad los proyectos más complejos en los que se utilicen múltiples menús anidados, con carpetas de varios pases de diapositivas cada uno, etc.

Cada una de las viñetas que utiliza el Mapa del proyecto para representar el previo y tipo de contenido, también ofrece información adicional como el tipo de transición que se ha aplicado, y sólo es necesario hacer clic sobre ellas para desplazarse hasta ese punto de la edición.

Lo que echamos de menos en este sentido es la posibilidad de cambiar directamente la ubicación de los elementos desde el propio Mapa del proyecto, operación que hubiese resultado más ágil que haciéndolo mediante los típicos comandos de Copiar o Cortar y Pegar. También hubiese resultado buena idea que iDVD permitiese ampliar el tamaño de su ventana, lo que permitirá utilizar la característica de Mapa del proyecto con más comodidad.

Importar… y exportar

Una de las asignaturas pendientes en las anteriores versiones del producto era lo incómodo que resultaba importar en iDVD todos aquellos clips de vídeos que no estuviesen ya pasados a formato DV o cuya conversión no se hiciese previamente mediante iMovie. Ahora, iDVD puede importar directamente todos los archivos que también están soportados por iMovie (o todos los que sean compatibles QuickTime), abriendo la puerta a la importación directa de los archivos con formato MPEG-4. (Puedes obtener más información sobre este tema en “Formatos soportados por iDVD”.)

Sin embargo, los tiempos requeridos por el programa para realizar la conversión en segundo plano de los contenidos al formato MPEG-2 final continúan siendo bastante elevados.

En esta última versión también se han añadido nuevas opciones para guardar el proyecto o exportarlo. Además de Archivar proyecto, con la que se genera un archivo autocontenido que permite utilizar el proyecto sin alterar en un Mac distinto (con la única precaución de asegurarse de que tenga instaladas las tipografías utilizadas), también es posible generar una imagen de disco compatible con Utilidad de discos. La ventaja de esta opción, que también aprovecha la nueva característica OneStep DVD, es que agiliza la grabación a soporte DVD del proyecto tantas veces como lo vayamos a necesitar sin la necesidad de tener que pasar de nuevo por iDVD o codificarlo de nuevo.

Un fallo importante es que no debes utili