La metáfora empleada en el título de este artículo, algo aparentemente imposible de realizar, es simplemente un juego de palabras. Pero para desafíos está la informática, y especialmente el programa estrella de Adobe: Photoshop 6.0. Con esta aplicación, veremos paso a paso de qué manera se puede realizar una ilustración utilizando, más que el lápiz y el pincel, las herramientas de selección y de trazado.

1- Capturas y capas

a. Se parte desde el papel, escaneando el dibujo o boceto que se desarrollará. Se captura la imagen (en escala de grises o RGB, en este caso es igual) al tamaño original y a 300 ppp, que será la resolución final de impresión. Es conveniente que el dibujo tenga zonas claramente delimitadas.

Es importante aclarar que este boceto se utilizará simplemente como una guía, ya que se “calcará” sobre él. Dicho boceto se eliminará al finalizar la ilustración.

b. Una vez que se tiene la imagen en una capa, o mejor dicho en el fondo hay que ir a la paleta Capas, y hacer doble clic en la miniatura de Fondo, transformándolo en una Capa (se puede cambiar el nombre a, por ejemplo, Boceto). De esta manera se podrá variar su opacidad y trabajar más libremente.

c. A partir de aquí, hay que crear nuevas capas para cada uno de los elementos que se vayan a trabajar. Hay que ir a la paleta Capas, y seleccionar en el menú desplegable la opción Crear Capa. Después de ponerle un nombre y un color para identificarla hay que seleccionar el modo de fusión Normal, repitiendo este proceso con cada nueva capa.

2- Empezar el “puzzle”

Es importante mencionar aquí el concepto de “puzzle” que se utilizará. Se trata de individualizar sectores del dibujo, sobre los cuales se trabajará de forma independiente.

a. En este caso se ha comenzado por los brazos. Se puede ver en el boceto (la capa del fondo) que tienen una forma cerrada, definida. Se crea una nueva Capa con el nombre BRAZOS.

b. A continuación se “calca” el contorno del brazo con la herramienta Pluma. Esto permite trabajar con una gran precisión ya que se pueden realizar las curvas de un modo perfecto, aunque exige cierta práctica con la herramienta. Una vez contorneado el Brazo, se cierra el Trazado.

c. En la paleta Trazados aparecerá Trazado en uso, que se corresponde con el que se acaba de realizar. Se selecciona, y desde el menú desplegable se elige Guardar trazado. Después es conveniente ponerle un nombre (Brazo 1 por ejemplo) para que resulte sencillo volver a seleccionarlo posteriormente en el caso de que sea necesario editarlo.

d. En la misma paleta Trazados, hay que seleccionar Hacer selección en el menú, utilizando suavizado y un radio de calado de 1 punto.

e. Finalmente, se elige un color (en este caso ocre), y se rellena la selección brazo. Se puede hacer con el Bote de Pintura, o bien desde Edición : Rellenar : Color Frontal.

3- Mover las piezas

Utilizando el ejemplo del brazo, se repite el mismo procedimiento con cada superficie cerrada del dibujo: la chaqueta, las piernas, los zapatos, la corbata, la cabeza y las manos. De manera que se tendrán varias capas y varias superficies cerradas, rellenas de un color plano.

a. Es un buen momento para ordenar un poco este puzzle. Quizás quiera acomodar mejor alguna parte del cuerpo. Con la herramienta Selección se toca el sector del dibujo que se quiera mover, a la vez que se pulsa la tecla CTRL.

Aparecerá el menú contextual indicando las distintas capas que se encuentran bajo ese punto. También se puede hacer lo mismo seleccionándola desde la paleta Capas.

b. Quizás también le apetezca cambiar el orden de “apilado” de las capas. Desde dicha paleta, simplemente hay que arrastrar la miniatura al sitio deseado, teniendo en cuenta que, de un modo lógico, las capas se ordenan de arriba abajo como si se superpusieran varios papeles, uno sobre otro. Si las capas se han generado en el modo de fusión Normal, las superiores ocultarán partes de las inferiores.

c. En todo momento, se puede ocultar o mostrar el boceto que se utiliza como guía al comenzar el trabajo. Se puede hacer en la paletas Capas, haciendo clic en el ojo que aparece a la izquierda del icono de miniatura. Es muy útil ya que a medida que avanza la ilustración, el fondo interfiere en la vista general.

4- Modificar selecciones

Puede que sea el momento de hacer algunos retoques, por ejemplo si queremos ampliar alguna zona, o reducirla. Siempre estamos a tiempo, de la siguiente manera:

a. Seleccione la capa que quiera modificar y haga Control-clic para cargar la selección, que verá destacada con halos en el dibujo.

b. Elija alguna de las herramientas disponibles para hacer selecciones: puede ser el Lazo, el Lazo poligonal, e incluso la herramienta de Rectángulos o Círculos.

c. En este ejemplo se utiliza la herramienta Lazo. Pulsando la tecla Mayúsculas mientras se dibuja una nueva área con el Lazo, ésta se sumará a la existente. En cambio si pulsa Opción, restará el área a la selección existente.

5- Sombras y luces

Ahora es momento de dar volumen a estas superficies planas. Hay muchas técnicas para realizarlo, pero aquí nos limitaremos sólo a una: Subexponer y Sobreexponer.

a. Seleccione dicha herramienta y elija el grosor del pincel. Es aconsejable usar uno con bordes suaves, para que no se marquen las pinceladas, y la transición entre luces y sombras sea homogénea.

b. Para ahorrar tiempo, con la herramienta Subexponer seleccionada y utilizando el mismo pincel, pulse Opción para cambiar a Sobreexponer.

6- Últimos detalles

a. Finalmente, detrás del personaje se ha creado una nueva capa, donde se ha aplicado un color plano, superpuesto por un motivo de finas líneas. El mismo motivo se ha aplicado a los pantalones.

b. Se añadieron zonas cerradas como gafas, bolsillos, botones de la chaqueta, solapas, por encima de todas las capas, haciendo selecciones y rellenándolas con colores planos.

c. La vieja y querida manzana de Apple, se ha pegado en la capa superior, en el modo de fusión Normal.

d. Se eliminó la capa del Fondo donde se hallaba el boceto a mano (Paleta Capas: Seleccionar Capa: Eliminar). Y por último, desde el menú Capa: Acoplar Imagen, se han unido todas ellas guardando el archivo con un nuevo nombre.

Pablo Blasberg ([email protected]) es colaborador de Macworld España.