De la nueva hornada de modelos iMac, presentados hace algo más de un mes por Apple, hemos probado en nuestra redacción el equipo que ofrece más prestaciones y mayor velocidad; se trata del iMac DV Special Edition, uno de los modelos que, como parte de su denominación DV (capacidad para trabajar con vídeo digital) incorpora dos puertos FireWire (IEEE 1394), a los que debemos sumar los dos puertos USB. Pero esto son sólo dos pequeños detalles que ya nos adelantan lo que podemos esperar de uno de los equipos de “consumo” de Apple. De hecho, y como resultado de las pruebas efectuadas sobre este modelo, cada vez es más difusa la línea que separa la gama profesional de estos excelentes equipos orientados a un mercado doméstico.

Diseño evolucionado. Lo primero que llama la atención de los nuevos iMac es la evolución que ha sufrido su diseño, apartado en el que no sólo debemos contemplar su más atractivo aspecto exterior, gracias al uso de plásticos translúcidos que, en esta ocasión, sí deja a la vista del usuario la electrónica interna, dominada por el cañón de electrones correspondiente a la nueva pantalla del iMac, cableado y placas de disipación (radiadores) rodeando casi por completo el perímetro interno de la carcasa.

Si bien la total transparencia de la carcasa de los nuevos iMac son lo que concentra la mayor parte de las miradas de los usuarios, también son destacables otras alteraciones presentes sobre el diseño de los iMac que salieron al mercado hace ahora poco más de un año. Por ejemplo, también se ha rediseñado el habitáculo lateral destinado a concentrar todos los puertos ofrecidos y, más concretamente, en el interior de dicho habitáculo se puede apreciar que los orificios para reiniciar el equipo y el del “programador”, a los que sólo se podía acceder mediante el uso de un clip, ahora se han transformado en dos pequeños botones, convenientemente diseñados para que no se puedan pulsar de forma accidental y que, del mismo modo, sean más sencillos de utilizar que en anteriores iMac.

En el caso del modelo probado, y dentro de este mismo habitáculo de conectores, también se encuentran los puertos USB de tipo A (que ahora ofrecen una velocidad de 12 Mb por segundo cada uno de ellos), el conector RJ-11 para línea telefónica correspondiente al módem interno de 56 Kb por segundo (V.90), y dos puertos FireWire con un ancho de transferencia de 400 Mb por segundo, además de los habituales conectores para entrada y salida de audio. A ello hay que unir el característico conector para red Ethernet mediante RJ-45.

CD-ROM/DVD-ROM. Siguiendo con los cambios, en la parte frontal ya no verá ningún botón para acceder a la bandeja de la unidad CD-ROM. Apple ha introducido en estos últimos modelos de iMac un nuevo modelo de unidad CD-ROM y ahora sólo verá una fina ranura para insertar el CD (ya sea de datos, audio o DVD). De hecho, basta con insertar ligeramente el CD para que el mecanismo automático de la unidad termine por completar la operación de insertar el disco en la unidad. Ahora bien, otro de los cambios con respecto a la unidad CD-ROM “estándar” es que carece del orificio que se utilizaba para expulsar el CD en el caso de que la unidad se quedase bloqueada. Ahora, en el mejor de los casos, deberá reiniciar el equipo para que se expulse el disco, arrastrando su icono desde el escritorio hacia la papelera.

El iMac DV Special Edition evaluado en redacción incorporaba, por fin, una unidad DVD frente a las tradicionales unidades CD-ROM. Por ello, debemos sumar en este modelo la capacidad de reproducir este tipo de títulos, funciones sobre las que nos extenderemos más adelante. Las prestaciones que obtendrá con la unidad DVD es de un factor de lectura x24 para títulos CD-ROM, mientras que la máxima velocidad para títulos DVD es de x4.

Sonido mejorado. Los altavoces incorporados también han evolucionado con respecto a anteriores versiones del producto, ofreciendo una mejor calidad de sonido gracias a la tecnología licenciada Odissey de la empresa Harman Kardon. No obstante, cuando se trata de reproducir títulos DVD, si bien la calidad de sonido es muy aceptable no se llega a obtener la calidad ofrecida por el Dolby Surround soportado por este tipo de títulos.

Otra característica que puede utilizar en el nuevo iMac es la capacidad de activar la función de sonido 3D estéreo (en el Panel de Control Sonido), aunque no llega a transmitir la misma sensación envolvente, que se aprecia más conseguida en anteriores modelos AV de Apple (sobre todo, si dichos modelos utilizaban un monitor AppleVision). Por ejemplo, si se hace uso de esta característica deberá subir en gran medida el volumen, pues de lo contrario el sonido quedará demasiado atenuado. Otra forma de compensar esta cuestión es mediante la conexión de unos altavoces adicionales, contribuyendo no sólo a aumentar la potencia de sonido, sino que también se acentúa la sensación envolvente.

En la parte frontal del iMac también se pueden observar un par de conectores (tipo mini-Jack) destinados a la conexión de unos auriculares; completando la sección de audio con el micrófono incorporado por el propio equipo.

Acceder al interior. Ya en la parte posterior, el iMac también presenta un importante cambio en su diseño: ahora los usuarios ya no precisarán desmontar el equipo casi por completo para poder instalar más memoria. En la parte posterior (de forma algo disimulada) se puede ver una nueva puerta cuya función es, precisamente, permitir que los usuarios instalen nuevos módulos de memoria o el adaptador AirPort. No obstante, aún deberá demostrar algo de habilidad para introducir por el hueco de la portezuela el módulo de memoria y que encaje a la perfección en los zócalos disponibles. Lo más “complicado” de esta operación puede ser la de extraer uno de los módulos preinstalados, ya que en este caso se deberá liberar las pestañas de sujeción que se encuentran a ambos extremos de los zócalos de memoria. En el caso de desear sustituir cualquier otro elemento, no quedará más remedio que desmontar la carcasa exterior, incluso con mayor cuidado que el necesario para anteriores modelos.

Otra característica encontrada en el modelo evaluado, disponible igualmente en el resto de modelos con capacidades AV, es la disponibilidad de un conector VGA (mini-conector DSub de 15 patillas) para la conexión de un monitor externo. Dicho conector le permitirá utilizar la capacidad de Mirroring de vídeo (esto es, se mostrará la misma imagen en ambos monitores: el incorporado por el iMac y el externo).

Monitor. Precisamente el monitor es otro de los elementos que, de forma sutil, ha variado en relación con los primeros modelos iMac. Ahora, dispondrá de una superficie de pantalla ligeramente mayor (15 pulgadas, con una superficie visible de 13,8 pulgadas y un tamaño de punto de 0,28 mm). Como tarjeta gráfica, se ha incorporado una ATI Rage 128 VR (aceleración 2-D y 3-D) y en la carpeta de extensiones encontrará instalados todos los componentes necesarios para activar las características de aceleración, así como la última versión disponible de las librerías OpenGL, puesto que los juegos guardan especial relación con los iMac. Continuando con las características técnicas de la tarjeta gráfica, los 8 MB de memoria le ofrecerán la posibil