Al polémico programa “Internet para todos” del Ministerio de Ciencia y Tecnología le han salido nuevas críticas. Ahora se trata de la Asociación de Ingenieros en Informática quienes en un manifiesto ponen en duda que el plan del Ministerio sea realmente “para todos”.

En su manifiesto, la Asociación de Ingenieros en Informática asegura que, para que el programa sea realmente para todos, el Ministerio debería dar libertad a los centros de formación para la selección del software. “Bien es cierto que Microsoft apoya la campaña, pero exigir que los centros tengan productos Microsoft como Internet Information Server y Windows (98 o 2000) parece innecesario y quizá un poco excesivo”, asegura la Asociación, quien también denuncia que en el curso haya prácticas sobre Internet Explorer, Outlook Express y Frontpage, productos por los que Microsoft exige un pago.

“Internet debe su éxito a los estándares abiertos, no a los productos de un fabricante concreto. No parece que el Ministerio de Ciencia y Tecnología tenga que convertirse de facto en agente comercial de Microsoft para difundir Internet”, denuncia el manifiesto.

Discriminación por edad y número de alumnos. Otro de los puntos sobre los que llama la atención la Asociación de Ingenieros en Informática es la imposibilidad de ser alumnos las personas menores de 16 años. “En cualquier cibercentro se ven chavales que ni alcanzan al teclado, navegando en Internet como maestros. ¿Los de su edad no serían candidatos al curso?”, se preguntan desde la Asociación.

Igualmente, el manifiesto denuncia un desigual apoyo por parte del Ministerio a zonas rurales. Según asegura la Asociación, un centro con menos de 67 alumnos al mes recibe 7 EUR por alumno, mientras que un centro con más de 125 alumnos recibe 13 EUR por alumno. “Las zonas rurales y áreas desfavorecidas, que ya tienen dificultades para concentrar alumnos, van a recibir menos subvención que el centro de las ciudades, llenas de cibercafés comerciales”, comenta la Asociación.un.

El pasado 16 de mayo, el Ministerio de Ciencia y Tecnología presentó el proyecto “Internet para todos”, un programa que pretende acercar Internet a la globalidad de los ciudadanos. A través de cerca de 500 centros de formación y con la ayuda de 900 profesores, los ciudadanos que lo deseen podrán recibir un curso de 15 horas en el que se les muestra las posibilidades de la Red y se enseña a navegar.