De la mano del fabricante XLR8 nos llega un producto que, sin lugar a dudas, hará las delicias de cualquier usuario doméstico que desee digitalizar vídeo con parámetros de calidad multimedia desde su iMac o cualquier modelo PowerPC equipado con USB; pues ésta es la interfaz de conexión que ha elegido XLR8 para el InterView.

Instalación. Además de la lógica conexión del InterView a cualquier puerto USB disponible, necesitará instalar los controladores específicos y la aplicación de edición de vídeo que vaya a utilizar. Pero no deberá preocuparse por nada, ya que todo esto se lo suministra el fabricante al incluir en un CD-ROM no sólo el software específico del InterView USB, sino también una versión especial de VideoShop 4.5 (la cual proporciona un preajuste por omisión para el hardware del InterView, tanto en formato PAL como NTSC).

Si la instalación del software requerido por el producto no representa ningún problema, tal vez lo sean tanto la cantidad de memoria necesaria para que la aplicación VideoShop 4.5 trabaje con comodidad (el manual aconseja un mínimo de 17 MB) como, especialmente, el espacio de disco duro disponible. Por poner un ejemplo, la digitalización de un corte de tres minutos (en el que no se ha incluido audio) generará un archivo final de unos 750 MB en el disco duro utilizando el método de compresión propietario del InterView.

Características técnicas. Una vez completado el proceso de instalación en unos pocos minutos, podrá conectar una fuente de vídeo utilizando cualquiera de los dos conectores ofrecidos por el InterView: señal compuesta (RCA, hembra) o S-Vídeo (conector hembra). Para la digitalización del audio, XLR8 proporciona como un componente más del producto un cable independiente que en un extremo ofrece dos conectores RCA macho (uno por canal) que deberá conectar a la fuente de audio con la que vaya a trabajar, y por el extremo opuesto el típico mini-jack que deberá insertar en el conector de entrada de audio de su equipo. Adicionalmente, hay que indicar que para los conectores de audio el fabricante también suministra los correspondientes adaptadores macho/hembra; pero no así para las dos opciones de conexión para vídeo, debiendo adquirirlos por separado en el caso de que necesite modificar el tipo de conexión para adecuarlo a la fuente utilizada para adquirir los datos de vídeo.

Si bien esta es la parte visible del dispositivo de digitalización, las prestaciones ofrecidas resultan igualmente interesantes, aunque limitadas por la máxima resolución soportada: 320 x 240 píxeles. No obstante, hay que indicar que el rendimiento que obtendrá también está supeditado al uso de la versión proporcionada de VideoShop 4.5, la cual ofreció un comportamiento que se podría definir como no muy exacto a lo largo de las pruebas realizadas.

Por otra parte, teniendo en cuenta el tamaño del dispositivo no superior al de un mechero (sin contar la longitud de los cables de conexión) y las extensiones instaladas en el Sistema, no resulta difícil adivinar que el InterView se asienta sobre la tecnología QuickTime de Apple. Por tanto, las ventanas de ajuste de imagen, fuente de vídeo y tipo de señal, son las estándar de QuickTime a excepción de los ajustes de punto blanco y desplazamiento horizontal y vertical del cuadro de imagen a digitalizar, proporcionadas por los componentes software de InterView. Adicionalmente, también podrá generar la película final utilizando cualquiera de los codec soportados directamente por QuickTime o los compatibles con esta tecnología, paso necesario para la publicación de la película con independencia del dispositivo original empleado para realizar el proceso de captura.

Prestaciones. La posibilidad de afrontar digitalizaciones de vídeo y audio a un máximo de 25 fotogramas por segundo dependerá, principalmente, de la capacidad y estado de su disco duro. En las pruebas realizadas en redacción (sobre un disco duro A/V) se utilizó el máximo ajuste posible: 320 x 240 píxeles y 25 fotogramas por segundo.

Al activar la ventana de digitalización en VideoShop y hacer clic en el botón de digitalizar se puede observar que la previsualización no se realiza a tiempo real; esto es, no va más allá de los tres fotogramas por segundo. Pero una vez se finaliza con el proceso de digitalización y se reproduce el corte recién adquirido se observa que la velocidad está muy próxima a los 25 fotogramas por segundo, si bien también es bastante perceptible la pérdida de algunos fotogramas durante el proceso de digitalización. Por tanto, y teniendo en cuenta el mercado al que está destinado este producto, lo más aconsejable es comenzar a trabajar desde el principio con un máximo de 20 fotogramas por segundo (o bien con los 15 típicos para proyectos multimedia) para obtener una reproducción suave.

Conclusión

Digitalización de vídeo USB y VideoShop 4.5. Todo por 17.000 Pesetas. Si busca una solución sencilla para capturar sus originales de vídeo y adentrarse en el mundo de la edición de vídeo (para publicar en CD-ROM o en sus páginas Web), InterView es para usted; eso sí, tenga también en cuenta que no le ofrecerá la calidad de imagen y las prestaciones de una tarjeta con calidad profesional o industrial, también con precios mucho mayores. Su principal limitación, sin duda, el máximo tamaño de cuadro a 320 x 240 píxeles. –Javier R. Menéndez.

CALIFICACIÓN: ****/8,5 LO MEJOR: Sencillez de manejo y configuración. Precio. Incluye VideoShop 4.5. LO PEOR: Máxima resolución permitida de 320 x 240 píxeles. FABRICANTE: XLR8. DISTRIBUIDOR: Interdeal.Valdemoro, 2. Alcorcón. 28.925 Madrid. Tel.: 91 633 10 82. Fax: 91 633 10 80. Web: www.interex.com. PRECIO: 17.150 PTA + IVA (103 EUR).