Apple ha presentado su nueva aplicación iPhoto como “el eslabón perdido de la fotografía digital” y, según la compañía va a tener tanto éxito como iMovie o iTunes.

Si lleva mucho tiempo utilizando su Mac para almacenar, tratar y organizar sus imágenes, es posible que su primera reacción sea de incredulidad y piense que es difícil que Apple haya inventado algo realmente nuevo en un terreno como la imagen digital en el que los Mac han destacado por su potencia y facilidad de uso: pues en parte tiene razón y en parte no.

Por un lado, si ya maneja programas para edición de imágenes, es probable que las posibilidades de iPhoto en este aspecto le parezcan limitadísimas y si utiliza un software de catalogación de archivos es también posible que iPhoto le resulte menos flexible. Sin embargo, para la mayoría de los usuarios que tan sólo editan muy de cuando en cuando las imágenes y lo que quieren es mantener a raya el caos de archivos de imagen en el disco duro (algo muy común entre los usuarios Macintosh), iPhoto ha venido como caído del cielo.

iPhoto ha sido creado como vínculo de unión para quienes utilizan una cámara digital y desean ordenar y compartir de diversas formas sus imágenes, pero también puede ser muy efectivo para manejar imágenes que provengan de cualquier otra fuente, como un escáner, un CD, imágenes que haya descargado de Internet, etc. La interfaz es tan sencilla como la de iTunes y muy similar a ésta (si utiliza este software no necesitará más de diez minutos para dominar iPhoto).

Conclusión

Al igual que iMovie e iTunes, iPhoto es una aplicación que parece un juego por su facilidad de uso y su sencillez, pero que encierra un potencial tremendo y será, sin duda, tan popular como las anteriores. Apple ha visto que la mayoría de los usuarios no necesitan editar sus imágenes con Photoshop, catalogarlas con Cumulus, ni crear sus páginas web con GoLive o Dreamweaver: tan sólo quieren llevarlas a su Mac, tenerlas organizadas y disfrutarlas de mil maneras.

La interfaz de iPhoto: fácil y eficaz

-----------------------------------------------

1- iPhoto divide el manejo de la imágenes en cinco etapas ordenadas según la secuencia más habitual: Importar, Organizar, Editar, Libro y Compartir.

2- Los cuatro botones del lateral izquierdo sirven para crear un nuevo álbum, para dar comienzo a un pase de diapositivas del álbum seleccionado, para abrir la zona de comentarios de la imagen y para rotar una imagen seleccionada. Por omisión, el botón de rotación gira las imágenes hacia la izquierda, pero si se desea rotar en el sentido de las agujas del reloj, tan sólo hay que pulsar la tecla opción (alt) a la vez que se hace clic sobre el botón.

3- En esta zona se muestran los datos de la imagen. El título de la imagen puede ser editado, pero por omisión iPhoto nombra las imágenes por el número de carrete (número de importación) y número de imagen. En esta zona también se indica el tamaño de la imagen en píxeles, la fecha en que fue tomada o importada y el tamaño en bytes.

4- En la zona de comentarios puede añadir cualquier dato que desee acerca de un álbum o de una imagen concreta.

5- Este deslizador permite cambiar el tamaño de la vista previa de la fototeca, de un álbum, de una imagen, o de un libro.

6- La zona inferior cambia para mostrar las opciones disponibles en cada uno de los apartados de iPhoto.

Importar imágenes en iPhoto

-----------------------------------------

Nada más conectar una cámara digital, si ésta se encuentra dentro de los modelos reconocidos por iPhoto, la aplicación arrancará automáticamente y se situará en el modo Importar. Pulsando el botón de la parte inferior derecha con el mismo nombre, las imágenes pasarán a la Fototeca y puede pasarse a la fase de organización.

Si lo que desea es incorporar imágenes que ya se encuentran en su disco duro, en un CD o en cualquier otro lugar, tan sólo tiene que seleccionar la opción Importar dentro del menú Archivo (Comando-i) y seleccionar el archivo o los archivos que desee incorporar a la Fototeca. Por supuesto, también puede arrastrar las imágenes desde el escritorio o desde cualquier carpeta sobre la zona principal de la interfaz para añadirlas a la Fototeca.

IPhoto permite manejar archivos en los formatos de imagen compatibles con QuickTime (TIFF, BMP, Photoshop, JPEG, GIF, etc.) en modo RGB. También admite imágenes en el espacio de color CMYK que se utiliza en preimpresión, pero la imagen se muestra muy oscura y la impresión desde iPhoto también es muy poco adecuada. Si necesita manejar imágenes en cuatricromía, iPhoto puede venirle muy bien para catalogarlas, aunque deberá olvidarse de imprimirlas directamente desde la aplicación.

La segunda limitación que debe tener en cuenta quien desee hacer un uso profesional de iPhoto se encuentra en el número de imágenes que podrá almacenar. La documentación de la aplicación afirma que iPhoto puede manejar un máximo de entre 1.000 y 2.000 imágenes en función de la memoria disponible.

Organizar la Fototeca

-----------------------------

IPhoto permite organizar sus imágenes de forma muy sencilla. Para que se haga una idea, el sistema de organización es muy similar al que mucha gente utiliza para fotos tradicionales (los álbumes de fotos) y la fototeca es la “estantería” donde guarda los álbumes. Cada vez que importa una serie de imágenes iPhoto las almacena en un “album temporal” que está etiquetado como Última importación y que tiene un icono de un carrete.

Del mismo modo, la Fototeca va organizando los grupos de imágenes importadas como carretes que van marcados con la fecha y con el número de fotos que incluyen. Lo único que deberá hacer es crear los álbumes que desee y, para llevar un mejor seguimiento, nombrar las imágenes y asignarles palabras claves para realizar búsquedas. Asimismo, dentro de cada álbum, puede cambiar el orden de las fotos: tan solo hay que arrastrarlas a la posición que se desee.

Asignar y buscar

------------------------

Al arrancar por primera vez iPhoto, en el modo Organizar se muestran una serie de palabras clave genéricas en la zona inferior y un botón a la izquierda que permite conmutar entre el modo de búsqueda y de asignación. Si estas palabras clave no se adaptan a sus necesidades, puede cambiarlas o añadir hasta un total de 14. Es importante que las palabras que utilice sean lo suficientemente genéricas para que le sirvan para toda su fototeca (puede probar con palabras como “Niños”, “Familia”, “Amigos”, “Paisajes”, “Personas”, “Viajes”, etc.). Para añadir estas palabras clave deberá seleccionar la función Editar palabras clave en el menú edición y escribirlas en los botones de la parte inferior.

Una vez que se haya creado sus palabras clave es el momento de asignárselas a sus fotografías (aunque puede comenzar con las que se incluyen por omisión). Para ello, lleve el botón de la parte izquierda a la posición Asignar. Seleccione un conjunto de imágenes de un álbum o de la fototeca que tengan una característica de sus palabras clave (por ejemplo unas fotos de su familia) y pulse el