La nueva generación de iPod photo es la primera en ampliar las posibilidades del iPod original, añadiendo a la reproducción de música algunas opciones esperadas desde hace tiempo. Además de ampliar la capacidad del dispositivo, ahora tiene 60 GB en lugar de los 40 que alcanzaba el modelo anterior, la mejora más importante con que se anuncia este dispositivo es su capacidad para almacenar y reproducir nuestro archivo fotográfico, creado por supuesto con iPhoto.

Diseño

El nuevo iPod photo tiene un aspecto muy similar a los modelos de la anterior generación, con la misma rueda de control, botones de navegación e idéntica altura y ancho, aunque en este caso es más grueso para albergar al disco de más capacidad y una batería que también aumenta su duración.

Los conectores son los mismos de los modelos anteriores: en la parte inferior está el adaptador para la base o la conexión directa al ordenador utilizando el cable incorporado, incluyendo también en la caja el cable FireWire y el cable USB 2.0 correspondientes, y en la parte superior la salida para auriculares y para el cable de mando remoto, que sigue siendo un accesorio opcional.

La pantalla es del mismo tamaño que en los modelos anteriores con una diagonal de 2 pulgadas, aunque en este iPod photo se utiliza una resolución de 220 x 176 píxeles con una capacidad para representar 65.536 colores y con una iluminación más potente, así como también el contraste y definición mucho más elevado.

También se incluyen los auriculares, una fuente de alimentación externa, una funda para transporte, y el dock, que aunque tiene el mismo aspecto externo, en su parte trasera incorpora un conector S-Video y una salida adicional a la que se puede conectar el cable adaptador a RCA. Ambas tomas permiten conectar el dispositivo al televisor, proyector u otro dispositivo de vídeo que admita este tipo de entradas.

Para conectar el dispositivo directamente a un televisor o proyector no es necesario transportar la base, ya que se puede conectar el cable adaptador RCA directamente a la salida de auriculares estándar del iPod photo.

Las fotografías

La principal novedad de iPod Photo es su capacidad no sólo para almacenar las fotografías (algo que ya se podía hacer en las generaciones anteriores con el modo de disco duro), sino para reproducirlas directamente en la pantalla color incorporada o en la de un televisor. No obstante esta capacidad está limitada a las fotografías que se hayan transferido al dispositivo mediante las opciones de sincronización entre el iPod photo e iPhoto disponibles en iTunes 4.7.

El sistema de navegación y reproducción de las imágenes almacenadas en el iPod sigue el mismo esquema que el empleado para navegar por la biblioteca musical. La única variación en este sentido es que cuando se elige uno de los álbumes fotográficos el iPod muestra en la pantalla los previos de las imágenes contenidas en dicho álbum. Una vez que se selecciona una de las imágenes del álbum es cuando se puede elegir entre pasar por las diferentes imágenes del álbum o bien reproducirlas todas como un pase de diapositivas.

En el modo de pase de diapositivas es posible asignar una banda sonora de entre las canciones almacenadas en el propio iPod, el efecto de transición entre las imágenes y la cantidad de segundos que permanecerán en pantalla.

Sin embargo el iPod foto carece de diversas opciones que pueden encontrarse en muchos DVD domésticos capaces de reproducir CD grabados con imágenes, como la de ampliar la fotografía y moverse por ella para ver con detalle alguna zona.

Esta opción es útil en la televisión e imprescindible para ver las fotografías en el iPod, ya que aunque la calidad de la pantalla es excelente, el tamaño es tan reducido (cinco centímetros de diagonal) que es imposible ver ningún detalle de la imagen y sin esta opción se reduce considerablemente la utilidad de dicha pantalla.

Transporte de imágenes

Las imágenes se guardan en el iPod en un formato especial, lo que significa que no pueden volver a transferirse a otro ordenador para su uso (ni siquiera con iPhoto), e incluso, si fuera posible ,la imagen recuperada tendría baja calidad y no podría usarse para imprimir o para cualquier otra aplicación. Por este motivo existe la opción de copiar junto con la versión adaptada también el original en alta resolución creando en el iPod una carpeta donde se guardan dichas imágenes como se puede hacer cuando se utiliza el dispositivo como disco duro. La ventaja real que este método tiene con respecto a copiar las imágenes en el iPod a mano en modo disco duro es que la sincronización es automática.

Cuando se guardan las imágenes directamente al iPod sin pasar por iTunes se guardan como archivos, pero no se pueden reproducir en la pantalla del iPod ni en el televisor. Esto mismo ocurre cuando se utiliza un lector para importar las imágenes desde las cámaras fotográficas. En el propio manual del dispositivo Apple indica que para ello es necesario transferir previamente las fotografías al ordenador, importarlas en iPhoto y volver a transferirlas al iPod. Un procedimiento muy retorcido e incómodo sobre todo para aquellas personas que pensaran utilizar este aparato en sus viajes como almacén para descargar las fotografías desde la cámara.

Conexión

La conexión física al ordenador se realiza mediante los cables FireWire o USB 2.0 incluidos (en el manual indica que no es posible utilizar el interfaz USB 1.1 por su baja velocidad) que por el otro extremo tienen el mismo conector plano utilizado en los anteriores iPod.

Para poder cargar la música e imágenes, es necesario tener instalado el programa iTunes 4.7. Además, si se tiene instalado iPhoto 4.0.3, se transferirán automáticamente todas las fotografías y álbumes creados en éste, mientras que para Windows el manual del iPod Photo recomienda tener Photoshop Álbum o Photoshop Elements. No es imprescindible tener estas aplicaciones para cargar las imágenes al iPod photo. Otra opción consiste en indicar a iTunes 4.7 que sincronice las fotografías de una carpeta específica.

Reproducción de música

En este aspecto el funcionamiento del dispositivo es muy similar al que tenían las anteriores generaciones, con una calidad de reproducción de sonido excelente (dependiendo siempre del tipo y nivel de compresión aplicado y de los auriculares usados) un volumen suficiente para oír música en la mayoría de los entornos y la interfaz de uso que tantos elogios le ha proporcionado a este dispositivo y que permite moverse rápidamente por todas las canciones ya sea por contenido, álbum, tipo, creador, etc.

La única novedad del iPod photo en este sentido consiste en que también permite transferir las carátulas junto con las canciones y verlas en el reproductor a medida que se reproducen junto con el resto de información como el nombre de la canción, el disco y el autor según.

El equipo mantiene las funcionalidades ya conocidas y permite reproducir sonidos en formatos MP3, AAC, WMA y el formato lossless de Apple, que al contrario que los anteriores comprime la música sin perder información y por tanto el sonido reproducido es exactamente igual al original.

Conclusión

Al principio hemos indicado que este iPod es más grueso que los modelos normales y que esto se debía a un disco de má