Si pasa muchas horas delante de su ordenador puede que haya deseado alguna vez disponer de un pequeño receptor de televisión para ver sus programas favoritos o simplemente para entretenerse mientras trabaja con el Mac . También es posible que haya tenido la necesidad de capturar secuencias procedentes de un magnetoscopio o una videocámara, para incorporarlas a pequeños proyectos interactivos o, por qué no, para dar sus primeros pasos en el mundo de la videoedición digital . Si usted tiene estas inquietudes o necesidades y su presupuesto es limitado, quizá haya tenido que olvidar el tema ante el fuerte desembolso que puede suponer adquirir el software de videoedición y una tarjeta de captura de vídeo para su Mac .

Sin embargo, hace ya algún tiempo que se encuentran en el mercado algunas soluciones para videoedición doméstica muy interesantes . En este caso, el modelo probado es la tarjeta Turbo TV de ix Micro . Se trata de una tarjeta PCI mixta ya que incorpora un sintonizador de televisión y el hardware para capturar secuencias procedentes de la señal que llega al sintonizador, desde un magnetoscopio, cámara de vídeo o un lector de LaserDisc .

Instalación

Si ya ha instalado alguna vez una tarjeta PCI en su Mac, instalar ésta no tiene ningún secreto . Si no lo ha hecho nunca, aunque es una tarea muy sencilla ( junto con su Mac, seguro que se incluía una completa guía de como hacerlo, aunque la que se suministra con los últimos G3 está en inglés ) , lea atentamente las instrucciones que se suministran con la tarjeta ya que deberá desconectar el cable de salida interna de audio de la unidad CD-ROM interna que va a la placa madre del Mac y conectarlo a la tarjeta . Tras esto, hay que conectar el cable suministrado a un segundo conector como el anterior y al de la placa madre del Mac que habíamos desconectado de la unidad CD .

La tarjeta incorpora entradas para la antena de televisión, entrada de vídeo compuesto y S-Video .  Asimismo dispone de un conector minjack estéreo como entrada de audio para conectar una fuente externa de sonido . Tras instalar el hardware y realizar las conexiones oportunas, tan sólo hay que cargar la aplicación Turbo TV y configurar los ajustes de localización ( cuando se lanza la aplicación por primera vez, esta le requerirá que seleccione el país en el que se está empleando la tarjeta ) y ésta automáticamente sintonizará las emisoras disponibles en su región .

Es una lástima que junto con la tarjeta se suministre la versión 1 . 5 del software y que haya que descargarse desde el sitio web de ix Micro la última versión ( la 2 . 1 ) para, además de acceder a un mayor número de posibilidades de ajuste, evitar algunos problemas menores del controlador suministrado . El mayor inconveniente reside en que para recibir el código de activación que le permitirá emplear la última versión del controlador deberá enviar por correo electrónico a ix Micro el número de serie de su tarjeta con lo que si, no lo apunto antes de instalarla deberá abrir de nuevo el Mac . No obstante, el servicio de soporte de la compañía le remitirá su código de activación el mismo día, con lo que la espera no es demasiado larga . La diferencia entre los dos controladores es realmente importante . La última versión dispone de paletas flotantes para acceder a los distintos ajustes de sintonización de las emisoras, los controles de brillo, contraste, saturación, etc . Además, con esta versión podrá acceder de forma directa a la lista de canales disponibles, tomar un fotograma aislado o definir el disco duro en el que se guardarán las secuencias grabadas .

Digitalización de secuencias

Tal y como se comentaba al principio de este banco de prueba, la tarjeta Turbo TV puede digitalizar secuencias de vídeo . El equipo empleado para las pruebas, un Power Macintosh 9600 a 300 MHz con 128 MB de RAM y dos discos SCSI de 4 GB cada uno, si bien no es la configuración más puntera actualmente, resulta ( o debería resultar ) más que suficiente para los propósitos para los que ha sido desarrollada la tarjeta . Capturando desde el propio software de la tarjeta a un tamaño de 384 x 288 píxeles ( a 30 fotogramas por segundo sin compresión ) los resultados fueron, tal y como era de temer, un tanto decepcionantes: la digitalización generada daba algunos saltos y se perdía la sincronización del sonido . No obstante, realizando la digitalización desde la aplicación para videoedición, MovieClips IMS, que se suministra junto con la tarjeta los resultados mejoraron notablemente, siendo posible capturar secuencias ( a 320 x 240 píxeles ) con buena calidad y sin problemas de saltos o falta de sincronización con la pista de sonido . Si bien es cierto que no le servirá para realizar trabajos de videoedición digital profesional, al menos puede servirle para incluir secuencias en pequeños proyectos interactivos o para su publicación en la Web .

Conclusión

La calidad de la imagen que proporciona la tarjeta es muy buena, aunque se verá limitada en gran medida por la fuente de la que provenga la señal . Los ajustes de sintonización son muy precisos; pero si la antena de la que dispone no proporciona una señal limpia le será imposible evitar el ruido de la imagen . En resumen puede decirse que si su prioridad no es realizar trabajos profesionales de videoedición y quiere disponer de una tarjeta “todo en uno” la Turbo TV de ix Micro es una verdadera ganga .

CALIFICACIÓN: ****/8,0 LO MEJOR: El precio . Buenos resultados como tarjeta de televisión . Incluye todo lo necesario para realizar pequeños proyectos de vídeo digital . LO PEOR: Software y manuales en inglés . FABRICANTE: ix Micro . DISTRIBUIDOR: Interdeal . Valdemoro, 2 Nave C2 . Polígono Industrial Ventorro del Cano . 28925 Alcorcón ( Madrid ) . Tel . : 91 352 71 51 . PRECIO: 16 . 000 PTA + IVA aproximado, ( 96,16 EUR ) .