Dos años y cuatro meses después de que Apple nombrara a Steve Jobs CEO interino, el presidente “de facto” de la compañía ha anunciado que abandona su situación interina por la de CEO (Chief Executive Officer) de la compañía, para convertirse en miembro permanente de la junta directiva de Apple y abandonar así la presidencia de Pixar, que era hasta ahora su único cargo oficial y por el que percibía una retribución. Jobs, visiblemente emocionado, anunció su nuevo cargo en la conferencia inaugural en Macworld Expo, y la noticia fue recibida con una gran ovación por parte del público asistente.