Es posible que algunos usuarios nunca se hayan animado a la creación de interactivos por la complejidad para aprender a manejar algunos programas profesionales con resultados óptimos en un plazo razonable de tiempo. Katabounga es una herramienta basada en “arrastrar y soltar” integral; una opción interesante para aquellos que les cause pavor tener que enfrentarse al código para dotar de cierta interactividad a sus proyectos multimedia.

Simplicidad en la interfaz

Este programa se basa en una interfaz extraordinariamente sencilla en la que el eje conductor de todo el trabajo es la ventana Escenario. Supone el referente constante para el usuario en el desarrollo de su interactivo y presenta una estructura jerárquica en la que pueden encontrarse: la secuencia en uso (una simple sucesión de pantallas), las pantallas que “cuelgan” de cada secuencia, los objetos (textos, imágenes, sonidos, vídeos) y, finalmente, los comandos que se asocian a una secuencia, a una pantalla o a un objeto determinado.

Trabajando con Katabounga

Al comenzar un proyecto, Katabounga consulta al usuario sobre el número de colores a utilizar (256, miles o millones) y el tamaño de pantalla (640 x 480, 800 x 600 o 1024 x 768 píxeles). Ofrece una integración muy conseguida con Adobe Photoshop y podrá comprobar como, desde una imagen en formato .psd y seleccionando cualquier capa, puede arrastrar la imagen a la ventana Media de Katabounga generando un archivo PICT. Katabounga puede trabajar hasta con diez capas diferentes por pantalla simplemente arrastrando el elemento sobre la capa seleccionada. Estas capas pueden mostrarse u ocultarse con una simple combinación de teclado.

Sin duda, la opción que hace de Katabounga un producto muy atractivo para el usuario novel es su paleta de comandos. Está compuesta por 27 comandos que permiten arrastrarlos sobre el objeto al que quiere dotarse de algún atributo. De este modo podrá aplicar, rápida y fácilmente, muchas opciones de interactividad a su trabajo asociando a los objetos y pantallas alguno de los 28 efectos de transiciones que proporciona Katabounga. Algunos realmente espectaculares como las colisiones entre elementos. Katabounga también incorpora un editor de guiones (scripts) que permite realizar operaciones que no están definidas en los comandos de serie, dotando así de funcionalidades bastante avanzadas a los interactivos. Este módulo de programación, similar en estructura y aplicación al lenguaje Lingo de Director, permite aumentar la versatilidad de la aplicación y, lo que es más importante, resulta la verdadera puerta a la generación personalizada de interactivos. No obstante, el juego de instrucciones es bastante limitado en comparación con el Lingo, lo que evidentemente supone menos flexibilidad a la hora de abordar proyectos complejos.

A todo esto debe unirse el sistema de captura de eventos (aplicables, sobre todo, a los materiales dinámicos) y que pueden ser interceptados por objetos para la puesta en marcha de otros comandos. De este modo, podrá averiguar qué tecla ha pulsado el usuario, cuándo ha terminado la reproducción de un sonido (o en qué punto de la reproducción se encuentra), etc; y en función de ello, presentar al usuario una secuencia u otra. El comando Send Message permite la emisión de mensajes globales, a un objeto determinado o a varios, además de controlar el retardo entre las emisiones de los mensajes. En el afán de los desarrolladores por hacer de Katabounga una herramienta cómoda, destaca el menú de Asistentes que permite automatizar tareas y un menú dedicado al análisis para el control de los elementos que componen el interactivo.

Gestión de elementos multimedia

Katabounga trabaja con archivos de imágenes en formato PICT, PSD, JPEG y GIF, con sonidos AIFF y con textos ASCII o en formato RTF (Rich Text Format) a los que es posible aplicar suavizado y generar enlaces hipertextuales.

Dentro de Katabounga existe un menú que permite colocar los textos en cajas a las que se puede dotar de manejadores laterales para hacer correr el texto jugando con la transparencia, el color del texto y su tamaño. También funciona perfectamente con archivos QuickTime y QuickTime VR y los objetos móviles definidos en el propio Katabounga (para lo cual dispone de un editor), no debiendo confundir éstos con los sprites de QuickTime. La aplicación también permite, con muy poco esfuerzo, generar botones integrando sonidos e imágenes.

Generar el proyecto final

Es importante destacar que Katabounga purga todos los elementos multimedia utilizados y elimina los que no son necesarios, ahorrando así tamaño en el ejecutable final. Esta aplicación es capaz de generar autoejecutables multiplataforma para Mac y PC, recopilando todos los elementos multimedia en una misma carpeta, incluyendo las fuentes (sólo en la versión Mac).

Conclusión

Katabounga encaja como producto de interés para aquellos usuarios que comienzan con el desarrollo de interactivos. Tiene una curva de aprendizaje muy cómoda y los resultados pueden verse a los pocos días de haber instalado el programa. No está destinado al usuario profesional cuyo programa de referencia es indiscutiblemente Macromedia Director.

Este producto funciona sobre Power Macintosh con sistema operativo 7.6 o superior, 32 MB de RAM y QuickTime 3.0 o superior. En definitiva, unos requerimientos bastante modestos y un precio adecuado para los resultados, francamente interesantes, que pueden obtener con esta aplicación de Abvent.

CALIFICACIÓN: ****/7,7 LO MEJOR: Facilidad de uso. Sistema de sincronización. Soporte para QuickTime VR. Antialiasing. LO PEOR: Ausencia de manuales en castellano, trabajo con textos poco flexible. FABRICANTE: Abvent. DISTRIBUIDOR: Atlantic Devices. Bellprat, 16. 08700 Igualada (Barcelona). Tel.: 93 804 07 02. Fax: 93 805 40 57. PRECIO: 85.000 PTA + IVA (511,32 EUR).