Muchas veces, llevados por la inercia del mercado informático, ignoramos la existencia de excelentes aplicaciones que nada tienen que envidiar a los “superprogramas” de los que todo el mundo habla. Esto es lo que ocurre con el software de creación multimedia que nos propone la empresa Abvent con Katabounga.

La versión del producto está disponible en Inglés, Francés, Aleman e Italiano y de momento se desconoce si habrá una edición en castellano. Katabounga es un completo programa para crear entornos multimedia que pueden ejecutarse como aplicaciones autónomas. Dichas aplicaciones pueden contener imágenes, audio, vídeo, texto, elementos interactivos y de navegación como botones, barras de scroll, rollovers, etc., e incluso ejecutar aplicaciones externas.

Presentación. Dentro del embalaje de Katabounga se encuentra el habitual CD de instalación, otro más denominado mediaKIT con animaciones, sonidos, cliparts y vídeos de terceros, así como un voluminoso manual en inglés (más de 600 páginas). Por fortuna, en el CD-ROM de la aplicación existe una traducción mediocre del primer apartado del manual, que viene a ser algo así como un “primeros pasos” en formato PDF, suficiente para introducirse en la dinámica del programa.

Los requisitos mínimos son: Power Macintosh (G3 recomendado) con Mac OS 8.5.1 o superior, 64 MB de memoria RAM libre, 100 MB de espacio libre en el disco duro, lector de CD-ROM y tener instalado QuickTime 4.

Interfaz. El entorno de trabajo es bastante parecido al de otros programas como Director. Sin embargo prescinde de la habitual línea de tiempo que se sustituye por un sistema basado en la jerarquía de carpetas, subcarpetas y archivos. La estructura de un proyecto interactivo se basa entonces en una serie de secuencias, formadas a su vez por pantallas que contienen objetos provistos de comandos.

Un hecho significativo se da a la hora de ubicar y almacenar los elementos que conforman el trabajo, el programa permite arrastrar los elementos desde el entorno de trabajo hasta una carpeta del escritorio (librería) y viceversa, con ello que se solventan la mayoría de los problemas derivados de la modificación de vinculos entre elementos por cambios en la posición de las carpetas que los contienen.

Compatibilidad. Katabounga es compatible con una gran cantidad de formatos de archivo, en cierto modo esto que puede paracer una ventaja, es en realidad una necesidad, ya que carece de herramientas propias para generar contenidos, salvo un escueto editor de texto. Admite buena parte de los formatos de imagen y sonido, incluyendo capas sueltas de Photoshop, MIDI y MP3, también maneja documentos Flash y GIF animados. Sin embargo no soporta vídeo en formato AVI ni admite formas vectoriales.

Interactividad. La interacción entre los elementos del proyecto y los eventos se logra mediante comandos. Los comandos son sencilas órdenes ya programadas que directamente se arrastran a los objetos implicados. Las condiciones de ejecución de un comando se establecen mediante eventos.

Mediante la animación de objetos se pueden generar sprites y otros efectos especiales (como rollovers) siguiendo unas sencillas pautas prefijadas. También es posible, aunque de forma limitada, dar soporte web, como crear un vínculo a un página web o mandar un e-mail, ejecutar otros programas o incluso ordenar la impresión de documentos.

Katabounga permite, de forma opcional, generar complejas aplicaciones mediante código Bounga, que es un sencillo lenguaje de scripts similar a Lingo.

QuickTime y QTVR

A la hora de integrar vídeo en un interactivo, el programa proporciona sofisticadas herramientas para la gestión de archivos QuickTime, el control se hace más patente a la hora de trabajar con QTVR, en los que se pueden asignar comandos para definir botones que controlen el desplazamiento o el zoom del entorno, así como la definición de entradas múltiples (las entradas múltiples o “nodos” son zonas sensibles dentro de un documento VR que permiten trasladarse de un entorno a otro).

Ejecutables

La mayor ventaja que ofrece el empleo de Katabounga frente a otras soluciones para el desarrollo multimedia es la compilación y obtención simultánea de los ejecutables para Macintosh y Windows. Tanto los ejecutables como la carpeta común con los archivos necesarios para el correcto funcionamiento del proyecto se generan automáticamente.

Conclusión

Prescindiendo de los editores internos y sin necesidad alguna de escribir el más mínimo comando mediante código, Katabounga se ha revelado como un sencillo pero potente software de creación multimedia, pese a que pequeños despistes en el manejo de las herramientas provocan automáticamente el cierre de la aplicación. Aquellos que necesiten desarrollar presentaciones, quioscos interactivos o publicaciones en CD-ROM y no quieran complicarse la vida están de enhorabuena, Katabounga les proporciona una metodología de trabajo sencilla en un entorno accesible e intuitivo.

CALIFICACIÓN: ****/7,5 LO MEJOR: Facilidad de uso y aprendizaje. Genera ejecutables para Mac y PC. LO PEOR: Manual en Inglés. Carece de editores. PRODUCTO: Katabounga 3.5.3. FABRICANTE: Abvent. DISTRIBUIDOR: TSI. Entenza, 61. 08015 Barcelona. Tel.: 902 11 80 11 PRECIO: 120.000 PTA + IVA (721,21 EUR).