El fabricante Kodak ha presentado dos nuevos modelos de cámaras digitales profesionales con conexión FireWire, seis millones de píxeles de resolución y una profundidad de color de 36 bits.

El modelo DCS 560, está basado en el cuerpo del modelo EOS de Canon y permite utilizar todos los accesorios de éste. Incorpora un CCD de seis millones de píxeles a una resolución de 3072 x 2048 píxeles con profundidad de color de 36 bits. La cámara permite registrar en la propia imagen toda la información de interés como sensibilidad, apertura, velocidad de disparo, fecha y hora y balance de blancos en el panel LCD que incorpora. Permite personalizar los archivos TIFF que recoge la cámara y con la ayuda de un conjunto de perfiles ICC, se integra con la mayor parte de aplicaciones de gestión CMYK como Linocolor, Adobe Photoshop (a través de módulo TWAIN) o las herramientas de color de Kodak Colorflow. También permite la incorporación de mensajes de voz en cada fotografía. Dispone de conexión FireWire e incorpora 32 Mb de DRAM de buffer que le permiten recoger tres fotografías y mostrarlas en el LCD antes de ser transferidas a la tarjeta de memoria. Su peso es 1,65 Kg sin baterías. Respecto a los requerimientos, este modelo exige disponer de sistema operativo 7.6 o superior, un mínimo de 64 MB de RAM aunque el fabricante recomienda 128, conexión FireWire o tarjeta adaptadora.

El modelo 660 se basa en el cuerpo de la cámara Nikon F5 y dispone de un CCD de seis millones de píxeles que le permite capturar imágenes de 3040 x 2048 píxeles con una profundidad de color de 36 bits. Dispone de conexión FireWire y su peso es de 1,58 Kg. Los requerimientos de este modelo son iguales que los del modelo DCS 560. Sus precios están alrededor de 3.500.000 PTA + IVA en ambas cámaras. Contacto: Kodak. Tel.: 900 98 44 85. Web: www.kodak.com.