A algunas personas les horroriza, a otras les encanta, pero no hay duda de que la fiebre del iMac se ha propagado. Ya se pueden encontrar impresoras, modems, hubs USB y torres porta CD con los colores del iMac.

Si usted es del grupo de personas a las que les gusta el iMac, dos nuevos accesorios de escritorio tienen que ser imprescindibles en su ordenador. aClock es un sencillo reloj analógico que hace juego con el iMac original. Aparte de este detalle estético, el programa no tiene nada más, ni despertador, ni posibilidad de cambiar de formato analógico a digital, aunque bien es cierto que estas opciones rara vez se usan. Es gratuito y puede descargarlo desde www.yourhead.com.

El segundo accesorio es más completo. Se trata de una calculadora pensada para sustituir a la anciana Calculadora que incluye el Mac, el único elemento que prácticamente no ha cambiado desde 1984. El aspecto también emula al del iMac aunque no de una forma tan agresiva y tiene la ventaja de que puede personalizarse con todas las combinaciones de colores que Apple ha sacado hasta ahora: Platinum, iMac original, naranja, azul, verde, azul del G3, gris del G4... es decir, que sea cual sea su ordenador, puede hacer que esta calculadora combine con él. Dispone de más funciones que la original, aunque sin llegar a convertirse en una calculadora de altas prestaciones.

La iMalc, que así es como se llama la calculadora, tiene un coste shareware de 15 dólares y puede descargarse de www .tspencer.dircon.co.uk/eyecatcher.

Otro organizador de escritorio

Uno de los deportes favoritos de muchos usuarios es coleccionar organizadores de escritorios en una afanosa búsqueda por lograr que éste aparezca ordenado y las aplicaciones y documentos más empleados estén al alcance de la mano.

Drop Drawers es otro competidor en este entorno y presenta un concepto sencillo con ideas extraidas del propio Mac OS. Consta de una aplicación mediante la cual se configura el funcionamiento del organizador, que se presenta con unas pequeñas etiquetas en los bordes de la pantalla parecidas a las que muestra el Finder cuando se arrastra una carpeta a la parte inferior de la pantalla. Pero al estirar las etiquetas de Drop Drawers, no se abre una ventana, la tarjeta permanece pegada al borde de la pantalla, y si se hace doble clic sobre cualquier elemento de su interior, automáticamente se vuelve a plegar. Tanto la tarjeta como su etiqueta aparecen siempre por encima de las demás ventanas, ya se trate de ventanas del Finder de cualquier aplicación, y su acceso es muy rápido.

Con la aplicación se pueden crear más tarjetas y en cada una de ellas puede insertar (simplemente arrastrando) alias de sus elementos favoritos: aplicaciones, documentos de uso frecuente, sonidos, imágenes, textos e incluso direcciones URL y direcciones de correo electrónico que son reconocidas directamente por el programa y que al hacer doble clic sobre ellas ejecutan su navegador o programa de correo.

El uso de estas tarjetas no es intrusivo, ya que plegadas ocupan muy poco y además el programa proporciona una combinación de teclas ajustable que hace que desaparezcan totalmente y si se vuelve a pulsar, vuelven a aparecer, y su uso es bastante cómodo. Además se pueden arrastrar por los borde y situarse en la parte de la pantalla que más comoda sea para cada usuario. Drop Drawers es una utilidad práctica con una intefaz y forma de uso distintos que atraerá a muchos usuarios. El instalador se puede descargar de www.sigsoftware.com y su coste shareware es de 15 dólares.

Limpiar el disco

Los instaladores de aplicaciones tienen la costumbre de insertar en el disco duro, además de la aplicación en si, una copia del programa SimpleText para que el usuario pueda leer la licencia y otra documentación básica. Esto lo hacen pensando que es posible que no haya una copia instalada en el ordenador y no se puedan leer los documentos, pero la realidad es que al final se terminan teniendo un montón de copias de la misma aplicación sin ninguna utilidad.

Para resolver este problema y otros similares está diseñado Doublet Scan 2.1.2, un programa shareware que por 25 dólares se ofrece a ayudarle a limpiar el disco. Para ello puede buscar todos los archivos duplicados ya sea porque tienen el mismo nombre, tamaño, tipo, creador o fechas de creación en una ventana con cierto parecido y funcionalidad a la del diálogo Buscar del Finder y el resultado se muestra en una lista desde la que el usuario puede arrastrar los archivos superfluos a la papelera.

Aunque su uso no sea excesivamente frecuente, la utilización periódica de esta aplicación que puede descargar de www.workingnet.com/hyperbolic le ayudará a recobrar espacio y a tener más organizado y aprovechado su disco.