Jordi Mollá es un reconocido actor, director de cine, pintor, escritor o simplemente un creador con una inquietud infinita y, desde hace un año, un usuario convencido del Mac. Se define a si mismo como “un actor que hace otras cosas” y actualmente está embarcado en la creación de un DVD con trabajos audiovisuales producidos de principio a fin en un Mac. Tras su participación junto con Apple en el Forum FNAC en Madrid, Jordi Mollá explico a Macworld algo más acerca de su visión de los Macintosh y las herramientas para la creación audiovisual.

¿Desde cuándo eres usuario Macintosh?

- Desde hace cosa de un año tengo un PowerBook de 12” con el que empecé a hacer cosas con Final Cut. Ahora, para este nuevo proyecto que estoy abordando de DVD, Apple me está apoyando con un G5 y con el software: Final Cut y también Shake.

¿Qué ventaja has visto en el Mac con respecto a los PC?

- Pues… que yo soy muy tonto (risas)… y lo veo. Lo veo, aunque no sé manejarlo, porque Final Cut es un programa complicado, pero lo que veo es que es más directo. Y con un G5 que va tan rápido es como que casi vas a tiempo real. Entonces, editar es muy ágil. Porque en la edición, lo que más cansa es esperar: a que se genere un render, a organizar el material… Entonces, cuantas menos esperas haya, más metido estás en la historia.

Me ha llamado la atención cuando en la presentación has dicho “yo no sé hacer pero hago”. ¿Para quién iba? ¿Era una reivindicación?

- Eso iba para todo el mundo. Y sí, es una reivindicación, no sólo de mi derecho, sino del derecho de cualquiera. Si yo, con esta llamada ayudo a gente que está pensándoselo a “hacer sus cosas aunque no sepan hacerlas”, pues fantástico. Luego ya, qué me tiren las piedras a mí. Lo que a mi me pone triste es cuando veo a alguien con un montón de ideas que no se atreve a dar el paso porque considera que “no sabe”. ¿Cómo que no sabes? ¿Y quién te ha dicho que no sabes? ¿Qué quiere decir saber?… Pues no, uno hace sus cosas, hay que dar sitio.

Una persona que es tan creativa en tantos aspectos, ¿de dónde saca la energía?

- La idea, la idea te da la energía. Yo, cuando no tengo energía es cuando no tengo una idea. Hoy por ejemplo, me ha pasado algo así, porque me he levantado… como que no estaba y, luego, por la tarde he dicho… ya, ya está… y eso es lo que me mueve: la idea. Eso es lo que da la energía.

¿Da igual si se trata de un cuadro, un proyecto audiovisual…?

- Sí, sí, da igual. Menos mal que tengo ideas… da igual si las tengo claras o no, pero las tengo. Menos mal que tengo ideas porque eso es lo que me hace sentir bien, lo que me hace sentir fuerte.