Avanzamos una serie de características y funciones que podrían hacer su aparición en la nueva versión del iPad.

El iPad lleva ya meses comercializándose y el desarrollo de aplicaciones es tan espectacular, que no sólo permite ofrecer una mayor variedad al usuario, sino que, además, muchas de ellas nos permiten descubrir a diario nuevas posibilidades del dispositivo que hasta ahora no nos habíamos ni tan siquiera imaginado.

Sin embargo, a lo largo de estos últimos meses han proliferado multitud de nuevos equipos englobados dentro de la familia tablet, en su gran mayoría, basados en sistema operativo Android, los cuales pretenden competir en prestaciones y funcionalidad con el actual iPad. Llegados a este punto, podemos barajar una serie de características que los ingenieros de Apple podrían estar ultimando para la siguiente versión.

Cámaras web

Es una de las características que casi parecían seguras antes de la aparición del primer iPad y todas las apuestas aseguran que esta vez, el “iPad 2” o como quiera que se llame la próxima versión del dispositivo, llevará cámara. Se espera que incorpore dos, del mismo modo que el iPhone 4 y el iPod touch de cuarta generación.

La incorporación de la cámara frontal, junto con la aplicación Facetime que ya está disponible para iPhone, iPod touch y para lo ordenadores de Apple, permitirá llevar a cabo conferencias de audio y vídeo entre cualquiera de estos dispositivos. De hecho la versión pionera del iPad ya cuenta con el hueco bajo su carcasa, lo que indica que hasta última hora Apple estuvo planteándose la posibilidad de incluirlo en la primera edición.

En cuanto a la integración de una segunda cámara para tomar fotografías o vídeo de alta definición, como de hecho tiene el iPhone 4, es algo más difícil de asegurar.

Pantalla de 7” con tecnología Retina

Las 7 pulgadas ofrecerían mayor portabilidad que las 9,8 actuales, lo que no quita que Apple también esté pensando en un modelo mayor de 12 pulgadas, con el fin de saciar las necesidades de los usuarios más creativos para terrenos como la imagen, el vídeo, etc.

En lo que respecta a la pantalla Retina, está claro que en combinación con el tamaño de 7 pulgadas, lo convertirían un producto realmente atractivo. La pantalla Retina tiene una densidad de píxeles de 326 puntos por pulgada, lo que significa que tiene más definición que una fotografía impresa y que los puntos son indistinguibles a simple vista. Hay que tener en cuenta que un iPad de 7 pulgadas con la misma tecnología que el iPhone 4 tendría una resolución de 1.920 x 1.280 pixeles, es decir, concentraría la información visual de un televisor de alta definición o un monitor de 24 pulgadas en un dispositivo que cabe en tu chaqueta. Sin embargo, es probable que de momento sea muy caro incorporar una pantalla de tan alta resolución aunque Apple podría incluir un panel “pseudo retina” con una definición algo menor.

Un iPad híbrido

Recientemente se ha hecho pública una patente sobre un iPad/MacBook, o lo que también podría conocerse como la versión Tablet de los MacBook. Junto con la descripción de la patente, aparecen ciertos bocetos e ilustraciones de lo que podría ser el diseño del híbrido, con la posibilidad de manejarse de dos maneras diferentes; por un lado simulando a un portátil convencional, con su correspondiente teclado físico; y por otro, extrayéndolo de su carcasa para utilizarlo como la versión que conocemos del iPad actual.

Escritura natural

El desarrollo de aplicaciones para creatividad y productividad para el iPad ha demostrado que el dispositivo se presta a utilizar métodos de introducción de datos más allá del teclado virtual o de la escritura con los dedos. De hecho, ya hay fabricantes que venden punteros especiales para mejorar las funciones de escritura manual y dibujo del iPad. Por ello, no sería descabellado que Apple introdujese un método de más precisión para dibujar e introducir datos de forma manual, con los dedos o con un puntero, junto con su sistema de reconocimiento de escritura presente en el sistema Mac OS X para ordenadores.

Sonido mejorado

Una de las críticas que se han hecho al iPad es que su potencia y calidad de sonido no esté a la altura de otras características. El iPad no tiene sonido estéreo si no es conectando unos auriculares o altavoces y el volumen que produce es tan sólo suficiente para ver una película. Curiosamente, Apple acaba de lanzar un nuevo portátil ultraligero MacBook Air de sólo 11 pulgadas con una elevada calidad de sonido y es fácil deducir que Apple tiene ya la tecnología para resolver el problema del sonido del iPad, otra cosa es que quiera hacerlo, claro.

Mejoras en la conectividad

Otro de los aspectos del iPad que más críticas ha suscitado es su escasez de conexiones, relegando todas las opciones a la conectividad inalámbrica y el conector Dock. Por ello, muchos rumores apuntan a que Apple podría añadir al próximo iPad un puerto miniUSB y tal vez una ranura para tarjetas SD que permita importar directamente ellas imágenes de una cámara. Otros rumores hablan de la posibilidad de incorporar una conexión HDMI para pantallas externas, aunque con la tecnología Airplay que permite ver los contenidos del iPad en streaming de forma inalámbrica, se suple esta función.