Seguramente usted ya haya oído hablar del llamado " efecto del año 2000 " . No se trata de un nuevo anuncio sobre el fin del mundo ni sobre la llegada de algún personaje desde el espacio exterior, aunque la primera vez que uno lo oye realmente le suena parecido .

Ocurre que hay muchos ordenadores funcionando por ahí que para representar la fecha utilizan seis dígitos: dos para el día, dos para el mes y dos más para los abriles, lo que significa que este año quedaría representado como 98, en lugar de como 1998 . Con la llegada del año 2000 estos ordenadores no serán capaces de representar correctamente el año, dado que al simplificarlo a sólo dos cifras será 00 ( 01/01/00 para el primero de enero ) , que no sólo lo hace inutilizable a la hora de operar con él si no también una fuente interminable de problemas graves . Por ejemplo: si con uno de estos ordenadores quiero saber mi edad le tendré que dar el año en que nací ( 76 ) y el año actual ( 98 ) , y el dirá que tengo 22 años .

Pero, ¿ y en el año 2000 ? El ordenador restará 76 a 00, y dirá que vine al mundo hace -76 años . Y este error se producirá en todos aquellos cálculos en los que se utilicen fechas .

Esto actualmente no supone ningún problema para la mayoría de los usuarios particulares que utilizan software y hardware relativamente moderno . Sin embargo hay un número importante de grandes empresas e instituciones públicas que utilizan equipos antiguos y software a medida que no se ha actualizado nunca, o puede suceder que sistemas aparentemente modernos en realidad no lo sean tanto, ya que siguen operando sobre el mismo núcleo base obsoleto del principio .

Las dos únicas soluciones a este problema conllevan un desembolso económico por parte de quienes lo padezcan, ya que consisten o en cambiar todo el tinglado o en adaptar los actuales . La mayoría de los afectados han optado por la segunda opción, que aunque cara es la más realista, y la mayoría ya se ha puesto manos a la obra para solucionarlo antes que llegue la fecha del fin del mundo informático .

Apple y el año 2000

En un alarde de envidiable visión de futuro ( y de algo de optimismo ) los Macintosh desde su nacimiento ( y ya antes los Apple II ) y el Mac OS han tenido siempre la capacidad de manejar correctamente fechas superiores al año 1999, y lo mismo sucede con los programas desarrollados para éstos, siempre y cuando utilicen correctamente las rutinas propias del Mac OS para funciones de reloj .

En el " peor " de lo casos, si tiene un equipo antiguo y tal y como sucede desde el Macintosh 128 K de 1984, su Mac será capaz de alcanzar hasta las 6:28:15 de la madrugada del año 2 . 040, aunque seguramente para entonces ya habrá cambiado de equipo .

Los sistema Macintosh más modernos utilizan una longitud de 64 bit para esta función, lo que significa poder trabajar con fechas que van desde el 30 . 081 antes de Cristo hasta el 29 . 940 después de Cristo, haciendo del Mac el acompañante perfecto para los viajes en el tiempo .

Las fechas en el Mac OS

A efectos prácticos y sin utilizar más recursos que el propio panel de control Fecha y hora del Mac OS podemos trabajar con fechas que van desde el 1 de enero de 1920 hasta el 31 de diciembre de 2019 sin el más mínimo problema . Esta limitación viene impuesta para mantener la compatibilidad con el anterior Sistema 6, aunque en Apple aseguran que antes del 2019 el panel de control Fecha y hora será revisado para poder representar fechas mayores que aprovechando las utilidades del sistema operativo elevan el listón hasta el verdaderamente lejano 29940 d . de C . Es de suponer que Apple también tiene previsto actualizar sus sistemas de cara al euro .

Un problema derivado de este efecto es no reconocer el 2000 como año bisiesto ( 1900 no lo fue ) para mostrar correctamente la fecha 29 de febrero de 2000 . El año 2 . 000 será un año bisiesto, y tanto el Mac OS como Rhapsody mostrarán correctamente esa fecha .

Para Rhapsody Apple ha modificado el microkernel Mach en el que se basa, de modo que acepte los años con cuatro dígitos . Así, siempre que no se especifique el siglo y se escriba la fecha con dos dígitos el sistema asumirá que se trata de un mil novecientos lo-que-sea . Inicialmente este sistema operativo soportará fechas hasta el año 2 . 038 .

Al día con Buster

Ya hay datos sobre la primera actualización menor del Mac OS 8 . Si no lo ha hecho ya cuando usted lea esto, en estas fechas Apple debería anunciar la disponibilidad de la primera actualización del Mac OS, de nombre en clave " Bride of Buster " ( también se ha oído hablar de otra futura actualización, " Son of Buster " ) , públicamente conocida como Mac OS 8 . 1 .

Como es habitual, hasta pasados tres meses desde el anuncio oficial en EE . UU . no estará disponible la versión en español .

Esta actualización añadirá nuevas características y corregirá algunos fallos de la anterior, aunque lo más importante es que con ella Apple por fin actualiza el sistema de ficheros del Mac OS . El nuevo sistema, llamado en nombre clave Sequoia y públicamente como HFS Plus, hace un uso más eficiente del espacio ocupado por los ficheros en el disco al reducir el tamaño mínimo de cada bloque . Actualmente, en un disco de 2 GB el tamaño mínimo que ocupa un archivo son 33 Kb en el menor de los casos o 65 K en el más habitual, aunque en realidad el archivo almacene solo unos pocos bytes o kilobytes, lo que supone un considerable derroche de espacio . La especificaciones del formato HFS Plus también indican que este sistema adoptará el formato Unicode para nombrar archivos, lo que permitiría nombres de hasta 255 caracteres . Quienes quieran aprovechar estas ventajas deberán formatear ( o inicializar ) el disco duro antes de la instalación .

Otras actualizaciones que se espera se incluyan con esta actualización son la versión 2 . 0 del Mac OS Runtime for Java ( MRJ ) que se entregará junto con la versión 1 . 0 . 3 del Java Development Kit de Sun Microsystems . Actualmente estos dos paquetes están disponibles ( en versiones previas ) en applejava . apple . com .

Open Transport sería actualizado a la versión 1 . 3, que corregiría algunos fallos, además de otras características avanzadas de interés para administradores de redes .

En cuanto a controladores, el Mac OS 8 . 1 debería traer soporte para el DVD-ROM y nuevas versiones de los controladores para Zip, Jaz, los AppleVision y otros, además de la nueva versión 8 . 5 . 1 del software de impresión LaserWriter, con soporte para impresión en A3, sobre TCP/IP y Adobe PostScript 3 .

Hay otras mejoras tan interesantes como el incremento de velocidad de hasta un 15% usando la memoria virtual, la nueva versión de QuickDraw 3D ( 1 . 5 . 3 ) y la inclusión de QuickTime 3 . 0, anunciado el pasado día uno de diciembre y al que Macworld dedicó un artículo en su número de octubre del 1997 .

Habrá que esperar al anuncio oficial, pero aparantemente esta actualización va a ser una macedonia de material interesante junto con otro que a la mayoría no le va a servir para mucho o incluso para nada, lo que vendría a reavivar la relación pasión-odio que muchos usuarios mantienen con Apple .

El arte de los nombres en clave

Cómo llamar un producto cuando todavía se trata de un prototipo

-------------------------------------------------- ----------------------------------------

En Apple existe una subdivisión especial encargada de poner nombres comerciales a todos y cada uno de los productos que salen de la compañía . Pero hasta que se hace público los ingenieros necesitan un nombre con el que referirse a su nueva criatura sin dar pistas a la competencia y de