Recientemente, Apple ha renovado por completo su gama de portátiles PowerBook e iBook aumentando el nivel de prestaciones y rendimiento en bruto del procesador a precios muy interesantes, especialmente en el caso de los nuevos iBook. Y es que aunque el Power Mac G5 continúa representando la opción más seria si lo que buscas es la máxima potencia para tu trabajo, la tendencia indica que cada vez son más los que prefieren utilizar un portátil como su ordenador principal.

En parte esto se debe a las evidentes ventajas de la movilidad, incorporación de la mayoría de interfaces y características que también están presentes en los equipos de sobremesa de gama alta, y también porque los portátiles ya permiten realizar con un rendimiento más que razonable cualquier tipo de tarea que hasta hace relativamente poco tiempo sólo estaban reservadas a los Power Macintosh. Si como muchos otros usuarios te estás planteando precisamente la compra de uno de estos portátiles, ya sea para renovar tu antiguo iBook o PowerBook, o porque te vayas a comprar tu primer portátil, en este artículo te mostramos lo que puedes esperar de las dos opciones más rápidas disponibles en la actualidad: el nuevo PowerBook de 17 pulgadas con una velocidad de 1,5 GHz y el iBook de 14 pulgadas a 1,25 GHz y cuyas características coinciden prácticamente con las que podías encontrar en los PowerBook G4 de penúltima hornada.

El Rolls Royce de los portátiles

Apple ya nos sorprendió cuando lanzó el año pasado (Abril de 2003) el primer portátil con pantalla panorámica de 17 pulgadas, teclado retroiluminado y ajuste automático de brillo mediante el sensor óptico incorporado. El nuevo modelo conserva todas sus virtudes y también defectos (como por ejemplo su tamaño “poco transportable” según la opinión de muchos usuarios), aumentando eso sí la velocidad de su procesador hasta los 1,5 GHz y mejorando también el subsistema gráfico y la unidad óptica que ahora es capaz de grabar en DVD-R a una velocidad máxima de 4x, mientras que mantiene las velocidades de 16x y 8x en la grabación sobre soportes CD-R y CD-RW respectivamente.

El modelo que hemos probado en Macworld se corresponde con la opción más alta de gama con unos cuantos retoques: 128 MB de memoria de vídeo para su espectacular tarjeta gráfica ATI Radeon 9700 AGP 4x, en vez de los 64 MB de memoria DDR incluidos en la configuración estándar, y 1 GB de memoria en vez de los 512 MB de RAM de serie. Para que te hagas una idea, estas dos opciones suman al precio original del producto 46 EUR en el caso de la memoria de vídeo, algo por lo que sí merece la pena pagar, y algo más de 300 EUR por la ampliación de memoria.

Nuestra recomendación es que si tienes claras tus necesidades de memoria, algo que te aconsejemos que amplíes si vas a utilizar aplicaciones de edición de vídeo, 3-D o manejar documentos de diseño especialmente pesados, es que adquieras la ampliación de memoria que ocupa los dos módulos.

Otra opción de configuración sobre las características disponibles de serie es la que permite, por 46 EUR, sustituir el disco duro Ultra/ATA de 80 GB a un disco duro de la misma capacidad pero con una velocidad de 5.200. En este caso nuestra opinión es que no se trata de una ampliación que te vaya a proporcionar una diferencia de rendimiento sustancial, especialmente teniendo en cuenta que lo más recomendable si vas a necesitar mucha capacidad de almacenamiento y una buena velocidad sostenida es que uilices la conexión FireWire 800 del PowerBook o incluso sistemas de almacenamiento NAS y con los que puedas sacar provecho de la interfaz de red Gigabit Ethernet del equipo.

En cuanto a la ampliación de la memoria en la tarjeta gráfica, ten en cuenta que sólo advertirás las diferencias de rendimiento sobre la configuración estándar dependiendo del tipo de aplicaciones que tengas pensado utilizar en el PowerBook. Apenas advertirás diferencias claras sobre el modelo con la tarjeta gráfica de 64 MB (incluso sobre el anterior PowerBook G4 de 17 pulgadas a 1,33 GHz) en el caso de que vayas a utilizar Final Cut con vídeo SD, DVD-Studio Pro o iDVD; pero si vas a trabajar con aplicaciones de composición como puedan ser la última versión de Shake, Combustion, Motion o con múltiples streams de vídeo HD en tiempo real esos 64 MB de diferencia en la ATI Radeon suponen una ventaja considerable. También te recomendamos que pagues los 46 EUR de diferencia que supone esta ampliación en el caso de que vayas a utilizar aplicaciones de animación 3-D como LigthWave o Cinema.

La diferencia de rendimiento derivada del aumento de megaherzios en el procesador con respecto a la anterior versión de este modelo tampoco es muy significativa como puedes ver en nuestra tabla de rendimiento, por lo que si ya eres el usuario de la anterior versión no puede decirse que este nuevo PowerBook de 17 pulgadas aporte una gran cantidad de mejoras significativas, incluyendo la duración de la batería que en nuestra opinión resulta demasiado corta.

Una de la características más espectaculares y que al mismo tiempo es exclusiva de estos portátiles es la detección automática de la iluminación ambiente en función de la cual el PowerBook se encarga de ajustar automáticamente el brillo de la pantalla, algo que te resultará especialmente interesante para mantener un buen contraste de la pantalla bajo condiciones de iluminación variable. Esta también es una de las características que, junto con el uso de la AirPort Extreme y la iluminación del teclado hacen que la batería dure menos de lo deseable.

La característica de iluminación del teclado también utiliza los mismos sensores situados bajo las parrillas de los altavoces.

En cuanto a las características de sonido, esperábamos que la nueva versión del producto incluyese algunas mejoras en este sentido como por ejemplo entradas y salidas digitales S/PDIF en vez de tener que utilizar interfaces USB, o bien la inclusión de un tercer altavoz central de apoyo como el utilizado en el PowerBook de 15 pulgadas. Sin embargo, las únicas opciones disponibles para la entrada de sonido son el micrófono omnidireccional incorporado y el miniconector para la entrada de audio, mientras que para la salida se utilizan los mismos dos altavoces estéreo (y que proporcionan una calidad bastante buena) y la toma para la conexión de auriculares o unos altavoces externos.

Mientras que para muchos usuarios el PowerBook de 17 pulgadas tiene un tamaño y peso poco práctico como para llevarlo de un lado a otro, en nuestra opinión supone una buena opción como sustituto del equipo principal en el estudio, sin que debas renunciar a la portabilidad y si además necesitas la máxima resolución posible incluso sin la opción de conectar un segundo monitor mediante la interfaz DVI para utilizarlo en modo de pantalla extendida (con una resolución máxima de 2.048 x 1.536).

También es cierto que su precio no está al alcance de todos los bolsillos (similar a lo que te costaría uno de los nuevos Power Mac G5 duales a 2 GHz), y si no necesitas la característica de iluminación ambiente o si resulta suficiente la resolución nativa de 1.280 x 854 de la pantalla TFT de 15,2 pulgadas, consideramos que en este modelo (también a 1,5 GHz) encontrarás las mismas características importantes, result