Una de las sorpresas menos agradables del lanzamiento de los nuevos G5 se encuentra en que Apple no ha conseguido alcanzar la meta de los 3GHz (anunciada por Jobs en la pasada edición de la WWDC). Según Tom Boger, responsable de la línea Power Mac de Apple la razón es que el reto tecnológico de la nueva generación de chips de IBM era mayor de lo que en un principio se pensaba.

En cuanto a la llegada de un portátil con G5, Boger ha declarado que es importante darse cuenta de las dificultades técnicas de poner un G5 en un portátil, por lo que no debe esperarse un PowerBook G5 al menos hasta finales del presente año. Boger ha tratado de echar abajo los augurios de un nuevo iMac G5 en breve al declarar que la introducción de un G5 en un ordenador de sobremesa doméstico es todavía difícil.

Con respecto a la velocidad de los G5 de sobremesa, Boger ha dicho que no cree que lleguen a los 3GHz de momento. Sin embargo, ha declarado que los G5 recién anunciados “suponen una mejora muy significativa en el rendimiento y es algo con lo que nuestros clientes están muy contentos”. Web: www.apple.com/es/powermac.