La banda de frecuencia que utiliza AirPort en Francia, invade el espacio de radiofrecuencia del ejército. Para tranquilidad de los usuarios que ya hayan hecho sus reservas de iBook en España, la banda de 2,4 GHz que usa el AirPort es de uso público y no requiere licencia ni concesión por lo que, aún pendientes de la homologación del Airport, no debería existir ningún problema para su comercialización en España.

Por su parte, Apple Francia ha comunicado que no existe ningún peligro de interferir en el espacio de radiofrecuencia del ejército con un iBook y un sistema AirPort, a menos que se esté puerta con puerta de un cuartel militar. Pero las autoridades militares están comprobando si el radio de alcance de AirPort no excede de cincuenta metros, como Apple especifica, o si, por el contrario, es capaz de ampliarse en varios kilómetros cuando existen condiciones propicias en la atmósfera.

En España, la situación respecto a la tecnología Airport difiere bastante de la francesa dado que, según han afirmado fuentes de la Secretaría General de Comunicaciones del Ministerio de Fomento, www.sgc.mfom.es. la situación aquí es muy diferente. Para tranquilizar a aquellos usuarios que ya han hecho reservas de iBook, hay que matizar que según el Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias (CNAF) la banda que utilizará el iBook está destinada para aplicaciones y usos generales de baja potencia, como es el Airport de Apple.

Esto quiere decir que los equipos sólo necesitan de homologación para su comercialización y utilización en nuestro país, necesaria cuando los equipos requieran la utilización del espectro de frecuencias radioeléctricas como el iBook o cuando estén destinados a conectarse directa o indirectamente a los puntos de terminación de una red pública de telecomunicaciones (como los módems).