Durante los últimos meses, el entorno cercano a Apple se ha venido quejando de los muchos cambios que han sido necesarios en Mac OS X para tener finalizada una versión Developer Preview 2, versión llamada a ser idéntica a la que se espera como versión final. Los desarrolladores de terceras partes no han ocultado su preocupación por la escasez de información sobre esta versión previa, aunque no temen por un nuevo retraso en su salida. La última agenda contemplada por Apple cuenta con hacer llegar a los desarrolladores una versión cliente del sistema operativo durante la Conferencia Mundial de Desarrolladores del mes de mayo del 2000, aunque no con todas las características avanzadas. Así pues, Apple podría estar ya en condiciones de anunciar una versión previa de Mac OS X para finales de este año o en la Macworld Expo de enero del 2000, lo cual repercutiría en las fechas de la versión final, que se retrasaría de esta forma hasta dos o tres meses más. Apple parece haber optado por una preparación lenta y a conciencia de una versión previa de Mac OS X cliente, antes que por una versión final definitiva.