La mayoría de personas disfrutamos de un pleno uso de nuestro cuerpo por lo que nuestra vida cotidiana no nos plantea grandes problemas, pero ¿te imaginas teniendo limitada o anulada la capacidad de movimiento de tus brazos o piernas? ¿Has pensado alguna vez lo que significa no poder ver con los ojos? Muchas personas padecen algún tipo de discapacidad que les impide desenvolverse en un entorno cotidiano diseñado para personas que perciben y se mueven sin limitaciones. Claro que esto es una cuestión relativa puesto que todos tenemos algún tipo de limitación física: algunos utilizamos gafas, otros no tienen mucha habilidad con las manos, hay quien es un poco “duro de oído”. Sin embargo, podemos utilizar diversas herramientas para compensar esas pequeñas limitaciones y, de hecho, no nos consideramos minusválidos por unas dioptrías.

El Mac como prótesis

Si unas lentes de cristal pulido pueden aumentar nuestra capacidad de visión, qué no se podría conseguir mediante un ordenador para compensar las dificultades asociadas a las minusvalías físicas. Por ejemplo, existe un sistema de control del entorno llamado PROXi, de la empresa canadiense Madenta Communications, que mediante un paquete de hardware y software (una pila HyperCard, por cierto) permite controlar desde el Mac todo tipo de sistemas y aparatos domésticos, como el teléfono, aparatos eléctricos mediante interfaz X-10, aparatos electrónicos con mando a distancia (vídeos, televisores) o un interfono Todo este equipo puede manejarse incluso desde una silla de ruedas.

Hay desarrollos que se aprovechan de las características de síntesis de voz del Mac a través del Speech Manager y proporcionan sistemas de comunicación oral para personas que han perdido la capacidad de expresarse. Es el caso de Freedom, también una pila HyperCard, con la que el usuario puede utilizar una serie de expresiones preseleccionadas o bien cualquier texto que introduzca a través del teclado.

Claro que el uso del teclado se llega hacer casi imposible para muchas minusvalías físicas. Existen dispositivos apuntadores que se pueden manejar con la cabeza para mover el puntero y con la boca para activar el clic del ratón mediante soplidos. Es el caso de Headmaster. Este tipo de dispositivos se suele emplear en combinación con un teclado de pantalla. Se trata de aplicaciones que simulan el uso del teclado mediante una representación gráfica del mismo en pantalla sobre la que se hace clic. Algo parecido al conocido accesorio de escritorio pero con la capacidad de enviar las teclas pulsadas a las aplicaciones que están funcionando. Un buen ejemplo es MacTeclas, un programa de Valeriano Setién que puedes descargar de ftp.rediris.es/mirror/info-mac/comm/mac-teclas-10.hqx.

Accesibilidad

Con lo anterior entramos en el tema de la accesibilidad, es decir, en la mayor o menor facilidad con la que el ordenador puede ser utilizado con personas con alguna discapacidad. Por ejemplo, ¿cómo puede interactuar un ciego con un ordenador eminentemente visual como un Macintosh?

Apple proporciona algunas soluciones básicas de accesibilidad junto con el Mac OS. Se trata de los paneles de control CloseView y Acceso Fácil. El primero es una lupa de pantalla que permite ampliar la imagen hasta 16 veces, además de algunos otros efectos útiles, a fin de que personas con visión disminuida puedan utilizarla. Acceso Fácil permite ajustar la respuesta del teclado, así como la activación de varias funciones, a las necesidades de personas con limitaciones de movimiento, incluyendo las que utilizan dispositivos del tipo HeadMaster. Por otra parte, mantiene una guía de recursos de accesibilidad en su web www.apple.com/education/k12/disability.

Claro que no basta con esto ya que una forma de proporcionar la retroalimentación necesaria para usuarios ciegos es a través del oído. Nosotros hemos probado aplicaciones como HearIt que es capaz de leer cualquier texto seleccionado. Incluso los sonidos del Mac OS incorporados desde la versión 8.5 han mejorado algo la capacidad informativa de la interfaz.

Quedan algunas cosas por conseguir, aunque parece que llegarán pronto, como son el reconocimiento de voz que permita el control del ordenador por ordenes verbales y el dictado continuo. Cierto es que el Mac OS dispone desde hace años de reconocimiento de voz para realizar tareas del sistema pero sólo en inglés. Este año, tres compañías han anunciado productos de control por voz y dictado continuo para el Macintosh (MacSpeech, Dragon Systems y la propia IBM con su ViaVoice).

Se podrían poner muchos más ejemplos, pero nos queda poca página. No quiero acabar sin mencionar que las posibilidades de comunicación y de acceso a la información disponibles hoy con el uso de ordenadores conectados a Internet hacen que se abra un camino de mejora de la calidad de vida de las personas con minusvalías. Sin embargo, todo depende en gran medida de la existencia de buenas herramientas de accesibilidad en los ordenadores y en las páginas de la Red.

Si quiere suscribirse a la LSPM sólo tiene que enviar cualquier mensaje a [email protected]. o escribir subscribe digest LSPM en un mensaje dirigido a [email protected] si quiere cambiar a la modalidad de resúmenes diarios.