Buena parte de la tecnología desarrollada por Apple a principios de los 90, podría estar siendo licenciada por parte de Microsoft para integrarla en futuros productos de esta compañía.

Desde entonces, numerosas patentes del trabajo desarrollado por más de 500 profesionales han sido administradas por una pequeña compañía situada en el campus de Apple de Cupertino: la Object Technology Licensing Corporation (OTLC).

La OTLC posee los derechos y referencias documentadas de acerca de 150 patentes norteamericanas de software y de 300 extranjeras. Microsoft ha aprovechado esta situación y ha firmado un acuerdo en el que se hace referencia a la adquisición de los derechos de uso de la tecnología de la OTLC en futuros desarrollos propios. No existe información del coste de esta operación a Microsoft. Bill Gates ha firmado personalmente este acuerdo de licencias con la OTLC subrayando la vital importancia de los trabajos de Apple a principios de los 90 y su aplicación en proyectos futuros. Según responsables de la OTLC, licenciar la tecnología es la única fórmula de rentabilizar todo el esfuerzo de inversión en investigación y desarrollo, con el objeto de estandarizarla en vez de archivarla sin darle uso.