Sony ha presentado un curioso monitor de 17 pulgadas con tubo plano FD Trinitron Hi-Con (Alto Contraste) y 0,25 mm de tamaño de punto destinado al mercado de consumo. El fabricante ha optado por dotar a su nuevo monitor de un espectacular aspecto futurista en color platino con una imponente pantalla plana con formato apaisado en una perfecta síntesis de belleza y funcionalidad.

Instalación

Puede afirmarse que la instalación del monitor resultó engorrosa sobre un Power Macintosh G3. Esta máquina estaba dotada de dos tarjetas de vídeo; una Voodoo3 2000 y la ATI Rage Pro que monta el equipo de serie. En el momento de conectar el monitor a la salida SVGA de la tarjeta Voodoo el reconocimiento del monitor y todo su rango de frecuencias fue instantáneo llegando hasta una resolución de 1.600 x 1.200 píxeles con una frecuencia de refresco de 60 Hz. Durante las pruebas se utilizaron resoluciones de 1.024 x 768 y 1.152 x 870 píxeles a 75 Hz de frecuencia de refresco.

Este monitor no incorpora adaptador para Mac según cita en su manual de instrucciones en castellano. Así, fue necesario el típico adaptador de vídeo universal para utilizarlo en la tarjeta de vídeo original del Mac (la combinación de contactos correcta es 2, 3, 6, 7 en ON).

Ergonomía y opciones

En cuanto a ergonomía se ha renunciado a peanas fijas y el fabricante ofrece una peana móvil que inclina el monitor unos 15 grados en la horizontal, pero se ha comprobado que la posición de serie es lo suficientemente cómoda para el trabajo habitual. Otro de los detalles interesantes es el sistema de control del OSD (On Screen Display). Está basado en una pequeña esfera con uno de sus polos aplastados y permite, como si de una controlador de juegos se tratase, manejar de forma muy sencilla todas las opciones de configuración del HMD-A200. Se puede habilitar todo el menú al castellano y junto a las tradicionales opciones de ajuste y centrado horizontal y vertical de la imagen, se ofrecen opciones de ajuste de curvatura de los lados de la imagen (ajuste de barril) y del ángulo de los lados de la imagen (ajuste trapezoidal).

Otras opciones disponibles son la de rotación y la opción zoom; que permite acomodar la imagen de forma sencilla a toda la superficie disponible en el monitor (algo que resulta extraordinariamente útil tras intentar ajustar la convergencia y los valores de forma manual sin éxito). La tecnología MultiScan que incorpora el A200 permite que el monitor muestre imágenes sin pérdida de calidad entre los 30 y 70 KHz de frecuencia horizontal y entre 48 y 120 KHz de frecuencia vertical). Evidentemente, según la tarjeta gráfica que disponga podrá ajustar incluso frecuencias superiores y resoluciones más altas. El monitor HMD-A200 de Sony incorpora dos puertos USB de entrada en su parte inferior del lateral derecho y uno de salida en su parte trasera cuyo funcionamiento ha sido correcto en todo momento trabajando con la tarjeta PCI-USB conectada en el G3 que sirvió para realizar las pruebas.

Calidad

El usuario también puede definir el ajuste de color de la imagen. Las temperaturas definidas por el fabricante son 5000, 6500 y 9300 grados Kelvin y existe una cuarta opción para el ajuste personalizado. En este punto, el sistema es capaz de recordar estos valores y cada vez que seleccione User le ofrecerá los últimos configurados.

Mientras que el monitor HMD-A200 destaca por su alta nitidez en la imagen en líneas generales, se ha detectado una ligera pérdida de calidad en el enfoque en la esquina superior derecha (probablemente un problema puntual en la unidad probada) y una pobre geometría de serie. De hecho, la primera vez que arranca el monitor puede sorprenderse al ver curiosas ventanas cuyos laterales se abomban, incluso después de haberse “peleado” durante algún tiempo con la geometría, lo que desmerece un poco la calidad de imagen que ofrece. Éste es el único inconveniente que se le ha detectado, ya que exigió una hora aproximadamente para conseguir un rendimiento óptimo. Tras la prueba de mantenerlo conectado durante largos espacios de tiempo se ha certificado que no sufre recalentamiento ninguno ni pérdidas en la calidad de la imagen, aunque cuando se utilizaron fondos de escritorio planos se detectó excesivo efecto moiré; problema éste, que se solucionó de forma inmediata con la opción que incorpora para eliminarlo. También ofrece opciones para la desmagnetización manual, aunque la realiza automáticamente al activar la alimentación. Otra nota destacable del monitor es que incorpora un disquete con los perfiles ColorSync necesarios para optimizar la calibración de color del A200, un detalle por parte del fabricante que facilita sobremanera el proceso de calibración.

Conclusión

Este monitor encaja en el segmento del mercado de consumo, y está orientado al mundo de la fotografía digital por la excelente nitidez que ofrece y su relación calidad-precio; pero queda muy lejos su utilización para entornos altamente profesionales, donde los requerimientos del usuario exigen una inversión mucho más elevada. Ha de matizarse que existe otra opción; HMD-A100 de 15 pulgadas con idéntico diseño.

CALIFICACIÓN: ****/8,2 LO MEJOR: Nitidez de la imagen, hub USB, facilidad de manejo del OSD, pantalla extraplana. LO PEOR: Ligeras pérdidas de nitidez, defectos de convergencia de serie. FABRICANTE: Sony. DISTRIBUIDOR: Sony España. María Tubau, 4. 28050. Madrid. Tel.: 91 536 57 00. Fax: 91 358 96 52. Web: www.sony-cp.com. PRECIO: 66.400 PTA + IVA, (399,43 EUR).