cabeceramp3.gif

Durante el último año ha cambiado la forma en que se oye, se obtiene e incluso el tipo de música que se escucha. ¿Qué hay detrás de esta transformación que puede considerarse la más importante desde la aparición del CD? El formato de compresión de sonido MP3. Pero la revolución MP3 no ha terminado todavía. Gracias a los nuevos reproductores portátiles de MP3, más pequeños que un Walkman de Sony, la música está emigrando de la mesa de trabajo al bolsillo. Aunque previamente era sencillo descargar archivos MP3 de Internet y escucharlos con alguno de los reproductores MP3 para ordenador que hay disponibles de forma gratuita, (incluyendo el reproductor QuickTime Player que se incluye con QuickTime 4.0; www.quicktime.apple.com) si usted quería llevarse la música de paseo sólo podía hacerlo con un PowerBook. Pero ahora los reproductores portátiles de MP3, como el Rio 500 de Diamond Multimedia y el MPlayer3 de Pontis Electronics (ver el recuadro "Llévelo consigo"), así como otros dispositivos que aparecerán en breve como el I-Jam MP3 Player de I-Jam Multimedia permiten que los usuarios de Macintosh se lleven la música de paseo. En este artículo se muestra cómo funciona este sistema y se dan consejos para aprovechar al máximo el formato MP3.

¿Qué es el MP3?

Para aquellas personas que todavía no la conocen, hay que decir que el MP3 (conocido técnicamente como Moving Picture Experts Group Audio Layer III) es una tecnología que le permite comprimir archivos de audio a aproximadamente una décima parte de lo que ocupan en un CD de audio, manteniendo aun así una alta calidad. En otras palabras, que la música suena realmente bien. Este pequeño tamaño hace que los archivos MP3 se puedan transportar fácilmente; perfecto para su transmisión por Internet.

rio2x-03550.gifGracias a esta portabilidad, al cada vez mayor número de personas con acceso a la Red, conexiones más rápidas y al espíritu de intercambio libre que impera en Internet, el MP3 se está convirtiendo rápidamente en un método real de distribución de música. Los músicos tienen de esta forma una puerta para exponer sus trabajos a una audiencia mayor (una audiencia que de otra forma no podría escuchar su música) sin involucrarse en las maquinaciones de la industria musical. Y los seguidores de bandas como Grateful Dead y Phish (grupos que promueven la distribución gratuita de las grabaciones de sus conciertos) pueden coleccionar decenas de actuaciones de forma gratuita.

Lléveselo a casapontis1x.gif

Se puede encontrar un gran número de archivos MP3 en Internet. Una vez que empiece a mirar los descubrirá distribuidos por servidores Web, asociados a mensajes en grupos de noticias y escondidos en servidores underground. Aunque muchos de estos documentos han sido colocados en la Web por los dueños de sus derechos, algunos otros son distribuidos por personas infringiendo estos mismos derechos (el descargar estos archivos también está en contra de la ley). Sin embargo, por lo general, los servidores más conocidos de MP3 como Live365.com, MP3.com y el Internet Underground Music Archive, Archivo de Música Underground de Internet (www.iuma.com), sólo contiene archivos MP3 legales. La música que se puede encontrar en estos servidores proviene de artistas que no están representados por las multinacionales del disco.

No resulta sorprendente que las compañías discográficas odien el MP3. La idea de que exista un sistema inseguro, fácil de transmitir de archivos de sonido de alta calidad por Internet es una pesadilla para los ejecutivos de muchas corporaciones discográficas que temen perder dinero y control sobre la distribución. Sin embargo, dado el atractivo que supone el MP3, los artistas que comprenden el valor promocional de la música gratuita están empezando a publicar algunas canciones o fragmentos de canciones en formato MP3.

MP3 pirataDada la facilidad con la que se pueden crear y distribuir los MP3, las fuentes ilegales de estos archivos han florecido por el ciberespacio (piratas locales como muchos de los servidores Hotline). Hotline es similar a Fetch y Anarchie (programas de transferencia de archivos con el protocolo FTP) pero incluyendo funciones de mensajería y charla en línea, así como su propio sistema de transferencia de archivos a alta velocidad. Aunque todavía pueden encontrarse canciones e incluso álbumes completos en muchos servidores MP3, las amenazas legales han hecho disminuir el número de documentos MP3 en dichos archivos. Sin embargo, no todo lo que hay en los servidores MP3 es ilegal. Algunas pequeñas bandas guardan sus canciones ahí y muchos de estos servidores ofrecen documentos con grabaciones en vivo de bandas que permiten e incluso promocionan el intercambio. Por ejemplo Phish y Grateful Dead han actualizado sus políticas oficiales de intercambio para incluir la transferencia de archivos MP3.

Si usted está listo para embarcarse en el tren de Hotline, descargue el software que necesita de Hotline Communications (www.bigredh.com) y revise Hotline Central (www.hotlinecentral.com). Los servidores Hotline aparecen y desaparecen muy rápidamente y este servidor web mantiene una lista de trackers operativos (cada uno de los cuales contiene una lista de aproximadamente 1.000 servidores) junto con sus direcciones de Internet.