El mes pasado comentábamos la extraña situación en la que había quedado la gama doméstica de sobremesa de Apple, con un iMac G3 para los presupuestos más ajustados y un iMac G4 con una potencia muy superior y con lo máximo en diseño industrial. En realidad esto no es una “gama” sino dos completamente distintas. Muchos ya esperábamos que, en unos meses, Apple pusiera las cosas algo más claras dejando de fabricar el iMac G3 o dándole una última oportunidad con una revisión para potenciar las ventas en el mercado educativo y doméstico. Y es lo que parece que han hecho, pero el resultado (el eMac) les ha salido tan “redondo” que pone en peligro las ventas del nuevo iMac con pantalla TFT. El resultado es que pasamos de dos gamas a tres y con una de ellas evidentemente limitada al mercado educativo.

Quien quiera un eMac, lo tendrá

Después de unos días de desconcierto, Apple ha dejado claro que cualquiera puede comprar el eMac si le gusta o se adapta más a sus necesidades, pero desde luego no al precio que le correspondería por características y mucho menos al irresistible precio que tiene para una institución educativa. En esta situación se da una mezcla de sentimientos ya que todos nos alegramos de que Apple haya apostado tan fuerte por el mercado educativo, pero a la vez nos invade una sensación de despiste total: alguien que quiera un Mac para su casa tiene que decidirse entre siete modelos… Parece que podemos volver a los tiempos en los que Macworld dedicaba el artículo de portada al famoso tema “¿Qué Mac me conviene?”

Sin embargo, Apple ha presumido mucho en los últimos años de la “limpieza” de sus líneas de producto, y, salvo que en Cupertino se hayan vuelto locos, parece claro que no mantendrá por mucho tiempo estas “inconsistencias”. Si el eMac tiene tanta demanda de usuarios “no educativos” como parece, lo más probable es que Apple tenga que venderlo como cualquier otro Mac y dejar que los usuarios elijan. La única fórmula es hacer mayor la estrecha distancia en prestaciones con el iMac TFT o bajar el precio de este último. La verdad es va a ser interesante ver como sale Apple del asunto.

Xserve, el poder del UNIX

Otro de los “bombazos” del mes ha sido sin duda el anuncio de la nueva gama de servidores en formato rack. El asunto ya se venía rumoreando, pero nunca nos imaginamos que la cosa iba tan en serio. Apple se mete de lleno a competir en el mercado de la informática empresarial con una combinación de hardware y software que hace que cualquier administrador de sistemas enarque una ceja con incredulidad: “¿Un servidor con un corazón UNIX, con todo este software y que además tiene la facilidad de uso de un Mac?” Pues sí, eso es lo que hay y además más barato que muchos competidores de renombre.

El mercado empresarial es muy complicado. En muchas empresas, en el departamento de sistemas los Mac son unos totales desconocidos o unos ordenadores que sólo sirven para el departamento de publicidad o diseño y a los que hay que dar soporte porque no queda más remedio. A los técnicos de sistemas que han abrazado sin remedio la tecnología de Microsoft no les gusta que haya nada que les enturbie el pensamiento y, si pueden, quitarán de en medio cualquier máquina que no utilice Windows. Sin embargo hay muchos otros lugares (universidades, centros de investigación, editoriales, etc.) en los que no se utilizaban servidores Apple porque no había un producto realmente atractivo y donde ahora el Xserve puede ser la guinda del pastel.

Pequeños y grandes adelantos

La política de lanzamientos de Apple parece haber superado la etapa en la que se esperaba a los grandes eventos de la plataforma para presentar nuevos productos o actualizaciones. Todo apunta a que, de ahora en adelante, vamos a tener revisiones regulares de productos junto con nuevos lanzamientos sin que sea necesario que se celebre una Macworld Expo o unos seminarios como Seybold. Cuando estratégicamente sea conveniente se anunciará un producto y cuando haya que revisar una máquina o una aplicación, simplemente se hará. A la larga es una ventaja porque las ventas son más estables ya que los usuarios no se quedan “esperando a que pase la Expo” para ver si sacan algo nuevo y hay ofertas en la gama actual.

Otro asunto interesante son la gran cantidad de atractivas promociones que está haciendo Apple sola o con otros fabricantes. Sin duda, una de las mejores ha sido el recientemente lanzado “plan renove” que puede venir muy bien a cualquiera que tenga en casa un Mac antiguo y tenga pensado adquirir un Power Mac G4. Lástima que no se extienda una promoción similar al resto de las máquinas… ¿O es quizá que Apple está liquidando sigilosamente los G4 minitorre?

Muchos nichos son un gran mercado

Buscando una perspectiva más amplia de los últimos movimientos de la compañía uno se percata de que Apple esta haciendo apuestas muy concretas pero muy inteligentes y medidas. Si se miran una por una, quizá no tenga mucha importancia que Apple tenga la mejor plataforma para la edición de vídeo digital, la creación DVD o los mejores ordenadores para las escuelas; pero si empiezas a sumar lugares donde Apple es “un jugador de primera” o en los que tiene una oportunidad importante para llegar a serlo, el asunto toma un color muy distinto. Apple esta tejiendo poco a poco una red con unos nudos muy difíciles de romper. Si nada se tuerce demasiado, Apple va a salir muy reforzada con respecto al mundo PC de la crisis que ha vivido la informática durante los últimos meses.