Cada vez son más las aplicaciones de todo tipo y uso que aparecen para el nuevo sistema operativo de Apple llenando rápidamente el vacio inicial. Pero el grupo que más se ha visto afectado por estas carencias ha sido el de los periféricos, ya que en muchos casos el usuario depente totalmente del fabricante y de la velocidad de éste a la hora de introducir nuevos controladores de sus productos. Esto obliga a muchas personas a continuar empleando el entorno Mac OS Classic para aceder a sus periféricos, como por ejemplo los escáneres. Para las personas que tienen estos últimos periféricos, hay una excelente aplicación en el mercado denominada VueScan, disponible tanto para entornos Classic como Mac OS X, que le permite aprovechar su escáner sin tener que recurrir al entorno Classic.

VueScan basa su funcionamiento en una única ventana con etiquetas en su parte superior que permiten seleccionar las diversas opciones de trabajo, desde seleccionar el dispositivo y la resolución hasta ver la vista previa o el resultado final pasando por una página de filtros y otra de ajustes de color.

No se trata de un programa complejo y con miles de opciones, simplemente una aplicación sencilla de usar y con soporte para una amplia gama de escáneres, optimizada para lograr la máxima fidelidad del color en cada uno de ellos. Si utiliza el programa sin registrarse, le funcionará perfectamente, aunque en el fondo de sus imágenes le aparecerá una marca de agua.

El programa puede descargarse de www.hamrick.com y tiene un precio de 40 dólares.

Conexiones punto a punto. Otro programa que tiene gran aceptación entre los usuarios de Mac OS X es LimeWire X 1.7. Se trata de un programa que le permite conectarse a la red de intercambio de información Gnutella para intercambiar archivos. Gnutella es lo que se conoce como una red peer to peer o punto a punto. En lugar de existir un servidor central del que todos los usuarios se descargan la información, como puede pasar con los servidores FTP, en Gnutella cada uno de los usuarios comparte los archivos que desea y puede buscar y descargar a su vez otros archivos de la red, teniendo en cuenta que estos archivos son compartidos por otros usuarios, por lo que normalmente junto a cada archivo encontrado se muestra la velocidad a la que se conecta el ordenador en el que está hospedado, lo que le dará una idea de la velocidad a la que puede descargarse.

Gnutella tiene sus antecedentes en la red Napster, por lo que su utilización principal es para compartir música, pero también es posible compartir películas y aplicaciones Macintosh y Windows (y LimeWire dispone de un menú desplegable para ello).

Este programa destaca también por otro aspecto, se trata de una aplicación que muestra una forma poco conocida de desarrollar aplicaciones para Mac OS X, en Java. Pese a esta diferencia en su interior, el usuario continúa viendo una aplicación Macintosh estándar.

El programa se basa en una interfaz de una ventana en la que cinco etiquetas dan acceso a las diversas opciones del programa. Search permite buscar archivos en la red y añadirlos a la lista de descargas. Monitor muestra los archivos que otros usuarios se están descargando de los que usted tiene compartidos, Connections permite ver a qué servidores está conectado (las máquinas que enlazan a todos los usuarios), Community permite conectarse a grupos de usuarios con intereses especiales, como los de música, vídeo, aplicaciones de Macintosh, etc. Por último, Library muestra todos los archivos que tiene compartidos para ser descargados por otros usuarios.

Todas estas funciones las realiza el programa sin fallos y con una interfaz Aqua muy elaborada, pero además la aplicación es gratuita y se puede descargar de www.limewire.com. de donde también puede descargarse una versión para Mac OS Classic.

Más música. Para los auténticos aficionados a la música, el ordenador puede ser una herramienta muy valiosa más allá de la reproducción de discos CD Audio o de la compresión de canciones a MP3. Un ejemplo de estas nuevas ayudas lo proporciona la aplicación Scale Teacher 1.0 para Mac OS X. Es un programa creado para ayudar en la educación del oído musical, y basa su funcionamiento en la misma metodología empleada en muchas escuelas de música; el programa toca una serie de notas en un piano dibujado en pantalla a la vez que las dibuja en una partitura y a continuación el alumno debe repetir sobre el teclado la misma secuencia.

Los niveles de dificultad y las diversas ayudas son ajustables, aunque no hay una secuencia de clases con niveles progresivos, sino que el usuario debe ajustar cada uno de estos parámetros de forma individual, eligiendo la cantidad de notas en cada prueba (de una a ocho), si se muestra el rango de octavas sobre el que se hace la prueba, si hay ayuda visual, etc.

Aunque hubiera sido de agradecer la existencia de una secuencia de clases con niveles progresivos que activarán o desactivarán automáticamente estas ayudas, el programa es de gran utilidad para todas aquellas personas que desean educar su oído musical ya sea porque quieren mejorar su capacidad de apreciación musical (sobre todo de música clásica) o bien porque quieran aprender a tocar algún instrumento.

David Bagno, su creador, ha puesto un precio de 25 dólares a este programa shareware que puede descargarse de members. telocity.com/davidbagno/ en versiones para Mac OS X y Classic.

Personalizar Mac OS X

Una de las áreas en las que las aplicaciones shareware y de dominio público han sido especialmente prolíficas en Mac OS Classic ha sido el de los personalizadores de escritorio y de entorno de trabajo en todas sus vertientes.

Este mismo apartado está empezando a aparecer para Mac OS X y uno de sus representantes es TinkerTool. Esta aplicación tiene una ventana con cinco etiquetas, cada una de las cuales permite personalizar un área del funcionamiento del sistema, personalizaciones que pueden realizarse en muchos casos retocando archivos del sistema. En el apartado Escritorio se puede elegir si se muestran los archivos del sistema y los ocultos y la forma en la que se abrirán las ventanas.

El apartado Dock permite seleccionar en cuál de los cuatro laterales aparece este panel y qué posición ocupa. También se puede elegir la forma en que se minimizan las ventanas y el aspecto de los iconos. El tercer apartado es el que indica qué tipos de letra se emplean para las diversas etiquetas del escritorio.

La cuarta etiqueta se dedica al retoque estético de la aplicación terminal, que puede convertirse en una ventana transparente total o parcialmente.

La última etiqueta afecta tanto al sistema como a la mayoría de las aplicaciones, ya que permite seleccionar el suavizado de los caracteres, una de las características visuales más atractivas del Mac OS X.

Una vez modificadas las opciones de estas etiquetas y reiniciado el sistema, el usuario se encontrará con las modificaciones aplicadas y el sistema algo más adaptado a sus preferencias.

TinkerTool es gratuito y está en la versión 1.52 para usuarios de Mac OS X 10.0.x y también existe una versión 2.0 para usuarios de Mac OS X 10.1, pudiendo descargarse ambas de la página de su desarrollador (www.bresink.de/osx/TinkerTool.html).

Mejore su forma de trabajar. Otra utilidad de escritorio que cuenta con un gran número de adeptos en su versión C