Igual que el navegador por omisión para los ordenadores con Windows es Internet Explorer, desde hace algún tiempo el navegador por omisión para los usuarios de Macintosh es Safari, desarrollado por Apple e incluido con Mac OS X. Sin embargo, hay otras opciones que pueden ser interesantes para algunos usuarios.

Aparte del ya desaparecido Internet Explorer, la alternativa más antigua a Safari (incluso anterior a él) es la aplicación Mozilla heredera en código abierto de Netscape y que además del navegador web incluye el lector de correo, de noticias y el compositor de páginas web.

Sin embargo, actualmente la alternativa más famosa es Firefox 1.0. Se trata de un navegador desarrollado por el mismo grupo de programadores que crearon Mozilla, quienes han descompuesto este programa en sus diversos componentes (navegador, lector de correo, editor web) para crear una aplicación independiente con cada uno de ellos, siendo Firefox el navegador web. A pesar de tratarse de un programa multiplataforma, su interfaz se adapta muy bien al estándar Macintosh.

iCab es un navegador menos conocido, aunque esto no quiere decir que sea peor, creado por el desarrollador alemán Alexander Clauss. Se trata de un navegador que en teoría se vende comercialmente, aunque actualmente es posible descargarlo y usarlo de forma gratuita.

Otros dos programas minoritarios, pero que también cuentan con un importante grupo de usuarios incondicionales son OmniWeb, desarrollado por OmniGroup, una de las empresas más representativas en el mundo del desarrollo para Macintosh, y Opera, creado por la empresa noruega del mismo nombre y que basa gran parte de su futuro en la creación de versiones especializadas del navegador, ya que Opera es multiplataforma y existen versiones para Windows, Macintosh, móviles y PDA entre otros.

Funcionalidades

Todos los programas contemplan el uso de pestañas para navegar por varias páginas simultáneamente en una ventana, aunque Opera no utiliza el termino Pestañas, ni Tabs (el término inglés empleado para estas etiquetas) sino “páginas”, lo que ocasiona cierta confusión sobre todo cuando se viene de emplear otro navegador.

Existen algunas diferencias de funcionamiento sutiles pero no graves en el manejo de estas pestañas, por ejemplo Firefox, Camino, Opera y OmniWeb permiten que los enlaces abiertos desde programas externos se creen en una nueva pestaña en lugar de en una ventana.

Pero la diferencia más importante la plantea OmniWeb. Mientras que todos los demás navegadores muestran las clásicas pestañas en la parte superior de la ventana, este programa abre un cajón a la izquierda o derecha de la ventana y muestra cada una de las páginas visitadas con una miniatura de su contenido. Por un lado muestra de una forma mucho más gráfica todas las webs por las que estamos navegando, por otro este cajón ocupa mucho más espacio que las etiquetas convencionales y en una pantalla de unas dimensiones no muy grandes puede absorber un área muy necesaria.

Otro aspecto interesante es cómo gestionan los diversos programas las listas de enlaces favoritos que el usuario guarda y que con el tiempo puede crecer hasta ser de varios cientos de enlaces. Si no tenemos una forma cómoda de ordenarlos y acceder a ellos puede anular la utilidad que ofrecen.

Safari ofreció en su momento una interfaz innovadora basada en una ventana con dos paneles, en el izquierdo se muestran las carpetas en las que se pueden organizar los enlaces y en la parte derecha los enlaces guardados en la carpeta que se elija.

El único inconveniente que plantea este programa es que el acceso a estos enlaces se produce a través de esta misma ventana, siendo más lento que utilizando un menú desplegable con submenús como hacen todas las demás aplicaciones, que amplían la idea original y además de la ventana también permiten acceder a tus enlaces favoritos a través de un menú en el que las carpetas aparecen como submenús. Todos los programas, a excepción de Safari, ofrecen también la posibilidad de crear subcarpetas dentro de carpetas.

Verificación de enlaces. Cuatro programas permiten verificar además si la página apuntada ha cambiado. Camino sólo comprueba automáticamente si el enlace sigue activo o ha desaparecido y Mozilla no realiza por omisión esta comprobación, que debe marcarse uno a uno en todos los enlaces a verificar, mientras que en iCab y en OmniWeb se puede programar por omisión para todos los enlaces. El más versátil es iCab, que ofrece la posibilidad de elegir si avisa al usuario si la página en cuestión ha cambiado, si da un error o en ambos casos.

Soporte RSS. Otra funcionalidad que está anunciada para la nueva versión de Safari es el soporte de RSS, un protocolo que permite revisar rápidamente los titulares de muchos servicios de noticias (ver Macworld número 135) pero que ya incorporan directamente Firefox, Opera y OmniWeb y a través de un plug-in externo también Mozilla. Tanto Firefox como OmniWeb muestran un pequeño icono en la parte inferior de la ventana cuando se accede a una página que contiene un enlace a una fuente de noticias RSS. Pulsando ese icono en ambas aplicaciones se añade esa fuente de noticias al programa y es posible acceder posteriormente a los titulares actualizados, a través de un panel lateral en Firefox y del menú Bookmarks en el caso de OmniWeb. Las dos aplicaciones tienen una opción de menú denominada Open in New Tabs que abre la página de cada noticia en una pestaña distinta, lo que permite leerlas e irlas cerrando seguidamente, pero OmniWeb ofrece además acceso en el menú desplegable del Dock.

Opera, por su parte, hace un manejo más incómodo, ya que para ver los titulares hay que seleccionar el icono de correo y en esta ventana seleccionar el icono del servicio en cuestión, que mostrará los titulares como si de mensajes de correo se tratara.

Soporte IPv6. Ningún navegador soporta este protocolo según se instala, pero si se activa el menú Debug en Safari y en este se desactiva la opción http Simple Loader en el submenú Supported Protocols, entonces podrá navegar en IPv6. Lamentablemente esta opción se desactiva al salir del programa y hay que activarla en cada arranque.

Firefox y Mozilla también implementan IPv6 y también está desactivado por omisión, para activarlo de forma permanente, en la barra de navegación teclea about:config y a continuación en la lista que aparece busca la expresión network.dns.disableIPv6 y cambia el valor true de esa línea a false.

En los tres casos el navegador intenta buscar la página solicitada por IPv6 y si no la encuentra la busca a través del protocolo TCP/IP tradicional.

Extensiones soportadas

Un navegador moderno debe ser capaz de bregar con HTML, hojas de estilo (CSS), Java, JavaScript y Flash, por mencionar algunas de las herramientas de uso habitual en muchas páginas. La mayoría de estas opciones están creadas por organismos de estandarización y por tanto es de esperar que dichas normas sean seguidas con fidelidad. Por desgracia hay un estándar de compatibilidad que no es tal estándar, se trata de Internet Explorer y para ser exactos en su versión de Windows, ya que son muchas las páginas que incluyen la nefasta coletilla “Compatible con Internet Explorer”, páginas que en muchos casos no fue posible visualizar y usar de forma satisfactoria, ya que muchas se basan en idiosinc