Como continuación del trabajo publicado en el número 104 de Macworld España, le sigue este otro en el que se analizan otros aspectos de importancia básica para el conocimiento y práctica de la tipografía como son: la elección de fuentes, la versatilidad, la longitud de línea, el color y el contenido.

Como consecuencia de la riqueza del catálogo actual de fuentes tipográficas, elegir la familia y el diseño adecuado es una tarea que resulta de las más complicadas y fundamentales. Excepto en contadas ocasiones no se suelen emplear más de dos o tres fuentes diferentes para crear un diseño, porque usar un número mayor causaría desorden y caos visual. Una de las preguntas más frecuentes en asuntos de tipografía es: ¿Qué tipos funcionan bien en companía? Una de las posibles respuestas es bastante simple: los tipos con serif, remate o rasgo (Times, Garamond, Janson, etc.) encajan muy bien con tipos de “palo seco” (Helvetica, Futura, etc.) y viceversa, por la sencilla razón que conlleva el contraste.

Esto significa que si la tipografía de lectura principal es Goudy Old Style, una fuente con remate, se debe o se recomienda usar otra fuente de palo como acompañante. No es bueno usar juntas Garamond con Goudy o Times (porque son tipos con remate) o Futura con Univers o Helvetica, porque son fuentes de palo las tres.

El contraste entre estos dos tipos de fuentes es mucho más llevadero y resolutivo que seguir repitiendo formas cuyas diferencias son menores, y los efectos son más aburridos o menos interesantes.

La elección de un tipo de letra nunca debería responder a una simple cuestión de preferencia personal. Más bien es fruto de un proceso que requiere un análisis reflexivo, pleno de interpretaciones, sobre las necesidades específicas de la audiencia y de la naturaleza del contenido. La diferenciación visual es muy sutil y casi imperceptible.

La siguiente pregunta a la anterior sería: ¿qué tipos de palo son buenos acompañantes de los tipos con remate? El truco está en usar tipos que tienen parecidas sensaciones, algo demasiado subjetivo y nada fácil de encuadrar.

Así como las variaciones de contraste son abundantes entre las fuentes (con y sin remates, normales y manuscritos, gruesos o delgados, anchos y finos, simples o decorativos) tampoco existe ninguna fórmula que dictamine cómo combinar tipografías distintas. La experiencia, el análisis de los contrastes y del contenido servirán de guía a la hora de elegir la tipografía.

Tipos similares

Daniel Will-harris, es un amante de la tipografía que tiene una web en la que ha recopilado una interesante lista, denominada Esperfonto, (www.will-harris.com

/typepairs.htm) de grupos de tipos que funcionan bien y que pueden ser un buen comienzo y ayuda para los que quieran partir de la experiencia y los consejos de personas que han trabajado mucho por hacer destacar y respetar esta rara disciplina. Y aunque no promete que abarque todas las posibles buenas combinaciones, sólo las más básicas y que están muy probadas son las que aparecen en el abundante listado. Es posible que pueda existir el desacuerdo con alguna de las combinaciones, eso es bueno puesto que la tipografía es un arte (un arte aplicado para comunicar un mensaje), y la subjetividad uno de sus fundamentos que entran en juego.

El hecho de que una fuente no esté en las listas no significa que no vaya a funcionar con algo más. Sólo significa que es un tipo de uso menos común. Además de las listas de fuentes que se combinan entre sí con elegancia, esta lista contiene el nombre estándar industrial, seguido de los nombres de otras fuentes idénticas o muy parecidas de otros vendedores.

A menudo se encontrará con fuentes de formas casi idénticas y que tienen unos nombres diferentes. Esto se debe a que los nombres de las fuentes pueden ser legalmente protegidos, el diseño de los tipos no. Las letras del alfabeto, independientemente de sus formas se consideran objetos útiles como un taza o una cuchara y no pueden ser legalmente protegidas.

Hoy hay muchas copias de los tipos más populares. Algunos de estos, como los del fabricante Bitstream son tan buenos (y algunas veces incluso mejor) que el original. Hay recreaciones digitales de los auténticos diseños originales clásicos realizadas por expertos tipógrafos que respetan cada detalle del diseño y entienden los fundamentos de los mismos. Aunque no siempre este es el caso, por desgracia. Hay disparates en el mercado donde se pueden encontrar recopilaciones en CD con miles de fuentes a bajo precio cuyo contenido son generalmente copias pobres. Mejor evitarlas.

Los nombres similares no están en el listado alfabético de Esperfonto. Si se está mirando por el nombre original de “Lapidary 333”, esto no estará en la parte del listado recogido entre “J-L”, sino entre “N-Z” por “Perpetua” que es el nombre industrial.

Versatilidad

Se consideran fuentes versátiles aquellas que pueden acomodarse a un amplio abanico de situaciones. Presentan las proporciones de las fuentes clásicas y forman parte de una gran familia tipográfica. La familia tipográfica es la gama completa de variaciones de una fuente, incluida la redonda, itálica, negrita, expandida, condensada, y los caracteres especiales como las ligaduras y otros caracteres necesarios para datos matemáticos o lenguas extranjeras. La gama y las dimensiones de las familias tipográficas se han ampliado enormemente a causa de la aparición de la fuentes matriz y fuentes expertas (paquetes de fuentes especiales que amplían la gama habitual de familias, incluyendo versalitas, fracciones y numerales no alineados). La mezcla o fusión de fuentes gruesas y finas, y de diseños expandidos y condensados, permite acceder a una paleta de expresiones tipográfica infinita.

Las familias tipográficas contienen un número variable de modalidades, si bien las más utilizadas son aquellas que se utilizan en todo tipo de áreas por su variación de grosores y anchuras ya sea en las variedades de rasgo o remate como en las de palo seco. La fuente Rotis diseñada por el alemán Otl Aicher en 1989, es un ejemplo excelente. Esta familia incluye, además, versiones semisans y semiserif.

Las fuentes expertas contienen versalitas, ligaduras, fracciones y otros caracteres especiales, extendiendo las posibilidades para los diseñadores más exigentes. Este es un ejemplo con Utopia Exp.

Sugerir contenido

En función de sus formas los tipos de letra son capaces de sugerir ambientes, emociones, actitudes, épocas históricas, industrias y culturas. Al estudiar las fuentes para la elección de fuentes que cada trabajo requiera, el diseñador puede aprovechar este bagaje comunicativo y enlazar de manera oportuna y adecuada la forma y contenido. El diseñador ha de reflexionar sobre la capacidad de cada tipografía para transmitir contenido, ya que el rasgo o detalle más sutil puede alterar el significado. Por ejemplo, las fuentes con rasgo se las considera más elegantes y serias, mientras que los tipos de letra de palo seco parecen más informales y pueden asociarse a la simplicidad y modernidad. Las tipografías que posean letras con atributos visuales inusuales, como proporciones extrañas, las fuentes angulosas, excesivamente redondas, muy finas o muy gruesas pueden explotarse para comunicar un valor específico.

Las fuentes pueden ser funcionales o transmi