La llegada de los nuevos PowerBook G3 nos ha dejado un poco fríos: una vez más, es más de lo mismo . Parece que para ver la nueva maravilla de portátil “para no millonarios” vamos a tener que seguir esperando . Los retrasos en el lanzamiento de este producto están empezando a llevarnos a pensar que es posible que las variables que se han introducido en la ecuación llevan a una solución imposible . Si quieres hacer una máquina que sea muy potente, con características únicas y un diseño llamativo lo más probable es que no te salga muy barata . Al menos, con tan sólo ya dos modelos de portátiles profesionales, parece que en la cuadrícula que Apple muestra en todas las presentaciones cada vez hay más sitio para que entre un portátil de gama baja . En la próxima Macworld Expo de Nueva York, Apple tiene que anunciar algo importante sobre este portátil o, de lo contrario, vamos a empezar a pensar que se trata más de un sueño de Jobs que de un producto que vaya a materializarse . De lo contrario, al final, muchos de los que están esperando su llegada, acabarán buscando un PowerBook de segunda mano o conformándose con un portátil PC .

El mercado educativo

Además, tampoco hay que olvidar que en las ediciones veraniegas de Macworld Expo es dónde Apple se juega sus ventas para el mercado educativo de la temporada . Si hay algo que de verdad puede revitalizar la plataforma es que haya nuevos usuarios: a la vista están el éxito del iMac y del furor generalizado alrededor del software de entretenimiento . Por fin, los desarrolladores se han dado cuenta de que en la plataforma Mac hay una buena oportunidad de hacer negocio con el software de entretenimiento y están empezando a lanzar versiones para Mac de sus juegos . Ahora le toca el turno a Apple de volver a dar un golpe certero en uno de sus mercados más importantes ( sobre todo en Estados Unidos ) , se trata de hacer que el iMac y Mac OS X Server sean una pareja irresistible para las escuelas . Por ahora, quienes han podido probar la versión actual de este sistema, lo describen todavía lejos de la facilidad de uso del Mac OS tradicional . Por mucho que sea un software servidor “sólo para administradores”, la gracia que tiene el software de Apple es que es fácil de usar y, cuanto menos trabajo y aprendizaje requiera administrar una red con él serán más quienes se animen a instalarlo .

Las incógnitas de la “X”

Por otro lado, en cuanto al software cliente, parece que las cosas van estando cada vez más claras y se despejan algunas de las incógnitas ( aunque no todas ) de la famosa “X” . Cuando el fantasma de Copland todavía se dejaba ver de vez en cuando por los pasillos de Cupertino, por fin parece que hay algo de luz al final del túnel . La primera versión de Mac OS X ya está en manos de los desarrolladores y en breve veremos si a éstos les es tan sencillo reescribir el código de sus aplicaciones para que funcionen sacando partido de las características avanzadas del nuevo sistema . Todavía no hay información clara sobre las fechas de lanzamiento y lo que se ha dejado ver sólo permite augurar que la experiencia de los usuarios va a ser un tanto diferente a lo que actualmente tenemos delante cuando manejamos un Mac . Al menos la buena noticia es que de una vez por todas Apple va a conseguir aprobar su asignatura pendiente de desarrollar un sistema operativo moderno .

Teóricamente el futuro Mac OS X va a ser un sistema estable como una roca, más potente y con un núcleo muy similar a Unix . Pero ¿ se va a sacrificar parte de la facilidad de uso ? ¿ Hasta cuándo habrá que esperar para tener esa potencia y estabilidad ? Lo poco que hemos podido ver en las páginas dedicadas a rumores sobre los futuros desarrollos de Apple es que, aunque se ha avanzado bastante para hacer que el cambio sea lo menos traumático posible, hay todavía bastante camino por recorrer antes de que deje de recordar tanto a las interfaces visuales basadas en Unix . Si el asunto se le pone difícil al equipo de Tevanian, la única posibilidad que le queda a Apple es mantener durante algún tiempo los dos sistemas cliente: una versión evolucionada del actual Mac OS para las máquinas anteriores a los G3 y para quienes no se atrevan con Mac OS X y dejar este último para los usuarios “avanzados” .

Como siempre, una de las claves va a estar sin duda en el resto de los desarrolladores . Al igual que sucedió con la transición a los procesadores PowerPC, es muy posible que vayamos aplaudiendo una a una la llegada de nuevas aplicaciones “carbonizadas” para Mac OS X . A medida que haya más aplicaciones habrá más usuarios tentados por el nuevo sistema .

Por lo menos, el sentimiento general entre los desarrolladores es de entusiasmo ante “el retorno de Apple” y lo que se desprende de la última Conferencia Mundial para Desarrolladores es que poco a poco se va ampliando el número de compañías de software que se introducen en la plataforma y que la mayoría de los desarrolladores clave están anunciando su compromiso con Mac OS X .