La cámara tiene el cuerpo metálico, diseño muy atractivo y un tamaño ciertamente muy reducido. Es un modelo de fácil manejo apto para usuarios que no deseen complicarse la vida ajustando muchos parámetros, sino que simplemente quieran poner en funcionamiento la cámara y comenzar a tomar fotografías.

Dispone de un sensor CCD de 4,1 MP (4 MP efectivos) que la permite generar ficheros con una resolución máxima de 2.272 x 1.704 píxeles y mínima de 640 x 480 píxeles (0,8 MP o resolución VGA). Está disponible en seis colores diferentes y es resistente a la lluvia según el estándar IPX4. Los dispositivos que superan está prueba soportan las salpicaduras y pueden ser utilizados en situaciones climatológicas adversas como lluvia ligera, días con viento que levantan tierra, lugares con gran nivel de humedad, etc. Como complemento de protección el cubre objetivo se desliza automáticamente asegurando la integridad de la óptica.

Ofrece 4 niveles de sensibilidad ISO (64, 100, 200 y 400, modo de autofocus (TTL e iESP), compensación de exposición (±2 en incrementos de 1/3), 5 preajustes para el balance de blancos y 13 escenas preprogramadas.

En la práctica. Su objetivo ofrece un zoom óptico de 2x equivalente a 35-70 mm y de 4x, en lo referente al zoom digital. Óptica aceptable para una cámara de su categoría. Su manejo es muy sencillo y sólo dispone de modo automático de disparo, aunque se puede ajustar el disparo para que realice una única captura o bien ráfagas de disparos.

Se maneja con una rueda “dial” (que ofrece tres modos: tomar foto, capturar vídeo y visualizar), así como utilizando un pad de control y botón de zoom, todos en su parte posterior. Tomar imágenes es muy sencillo y aplicar cualquiera de los ajustes también, dado que los ajustes son fácilmente accesibles. Las captura vídeo con sonidos es también fácil de realizar permitiendo realizar grabaciones de hasta 320 x 480 píxeles a 15 imágenes por segundo. En el modo visualizar, se pueden editar las imágenes aplicando sencillos filtros, reducirlas e incluso aplicar un efecto de “ojo de pez”.

Las imágenes que toma son buenas en condiciones ambientales de buena luz, pero cuando se requiere del uso del flash la captura puede quedar falta de luz (subexpuesta) dado a que no ofrece demasiada potencia. Destacar también que la recarga del flash es muy lenta, no así la captura en donde se muestra muy ágil. No tiene visor óptico, para utilizarla únicamente dispone de una pantalla LCD color de 1,8” (134.000 píxeles), que se comporta excelentemente tanto en interiores como exteriores.

Batería y memoria. No cuenta con memoria interna y para almacenar las imágenes utiliza una ranura para tarjetas xD-Picture Card, un tipo de tarjetas que, por el momento, no son demasiado populares y generalmente no podremos compartir con el resto de dispositivos dado que en mayor o menor medida suelen utilizar las más extendidas tarjetas Compact Flash, SD/MMC o MS. Aunque si tenemos alguna otra cámara Olympus o FujiFilm, es posible que ya conozcamos este tipo de tarjetas de memoria.

En lo referente a la autonomía, se alimenta gracias a una batería de iones de litio que da para unos 100 disparos antes de que necesite recargarse. Para recargar dicha batería es necesario extraerla del interior de la cámara y colocarla sobre un pequeño cargador, que realiza la carga completa en algo menos de dos horas.

Extras. La µ-mini Digital se acompaña de una correa de mano, dos tarjetas de memoria xD-Picture Card (16 MB y 128 MB), cargador de batería, cable USB (para comunicarlo con el Mac), cable AV (para ver las imágenes/vídeos directamente en la TV) y la aplicación Olympus Master. Dicha aplicación es un programa de edición y gestión de imágenes/vídeos con funciones adicionales que la permite, entre otras cosas: componer convertir entre diferentes formatos, crear álbumes HTML, crea fotos panorámicas, etc.

Conclusiones. La Olympus µ-mini Digital es una cámara de sencillo manejo apta para usuarios noveles que demandan una cámara que sólo les pida encuadrar y disparar. El único problema, que para muchos será una gran ventaja, es que sólo dispone de modo automático de disparo. En ocasiones realiza capturas subexpuestas debido a que su flash no ofrece demasiada potencia, pero en condiciones ambientales de buena luminosidad, ofrece unos muy resultados más que aceptables. No obstante, su precio es muy elevado en relación con otras muchas cámaras de prestaciones similares e incluso superiores, eso si, la mayoría de dichas cámaras no ofrecen este elegante diseño y no son estancas.

Olympus µ mini Digital

-------------------------------

Calificación: ***/6,0

Lo mejor: Diseño, pantalla y modo macro. Fácil de manejar e indicaciones de los menús.

Lo peor: Precio, recarga del flash, solo 2x de zoom óptico y no dispone de balance de blancos manual.

Fabricante: Olympus.

Distribuidor: Olympus. Tel: 93 200 67 00. Web: www.olympus.es.

Precio: 379 EUR, IVA incluido.