El pasado 19 de octubre Microsoft dio luz verde a la nueva versión de su cliente de correo electrónico para los usuarios Mac: Outlook 5. Si bien en este Banco de Pruebas encontrará el análisis sobre el funcionamiento de este producto, las novedades más importantes se pueden resumir en la capacidad de importar automáticamente el correo (y carpetas) definidas en su anterior cliente de correo electrónico, soporte de la característica Arrastrar y soltar para el vínculo de archivos a un mensaje, posibilidad de definir reglas para filtrar el correo no deseado, mayores posibilidades en la creación de reglas de correo e integración con el dispositivo Palm.

Los requerimientos mínimos para trabajar con Outlook 5 son disponer de un Mac con procesador PowerPC y 6 MB de memoria RAM cuando se trabaja con la memoria virtual u 11 MB cuando está desactivada esta característica, cantidad algo excesiva si se tiene en cuenta la requerida por otros clientes de correo electrónico.

Continuando con la línea apuntada ya en los últimos productos Microsoft para Mac, para instalar Outlook 5 bastará con arrastrar su carpeta al volumen deseado y, al ejecutarse por primera vez, presentará al usuario un sencillo asistente de configuración que, adicionalmente, le posibilitará importar el correo, contactos, buzones y reglas de otro cliente (Emailer, Eudora o una anterior versión de Outlook, por ejemplo). El tiempo invertido en este sencillo proceso es realmente mínimo y podrá comenzar a trabajar con él tras reiniciar el equipo (en caso necesario).

Si decide importar los mensajes, direcciones y buzones desde otro cliente, podrá tener mayor o menor fortuna según el cliente del que se trate. En las pruebas realizadas esta operación no supuso ningún problema al importar desde Outlook 4.5, y se conservaron en la nueva versión del cliente los mensajes, reglas y libro de direcciones a la perfección. Incluso, en el caso de que ya exista un buzón con el mismo nombre, Outlook 5 añadirá un número al final del nombre y de este modo no habrá ningún tipo de conflicto entre las dos carpetas. No obstante, si importa estos mismos elementos desde otras aplicaciones, puede que no se realice el proceso con la misma transparencia.

Trabajar con Outlook 5

Lo primero que le llamará la atención será la remozada interfaz gráfica, remozada y en muchos casos mejorada sobre la anterior versión de producto. Con Outlook 5 podrá realizar con mucha mayor facilidad la mayoría de los procesos comunes. Por ejemplo, con sólo pulsar la barra espaciadora podrá ir viendo los mensajes no leídos; cuando cree un nuevo mensaje también podrá aprovecharse de la nueva característica AutoComplete. Así, a medida que introduzca la dirección de correo electrónico, Outlook desplegará una ventana en la que se recogen todas aquellas direcciones de correo electrónico cuyos caracteres iniciales se correspondan con los introducidos. De este modo, bastará con seleccionar la dirección de entre las mostradas para completar la operación.

Continuando con la ventana principal de trabajo, en la parte inmediatamente inferior a la barra de iconos encontrará las opciones para filtrar los mensajes listados en la ventana de mensajes. Adicionalmente, también se ofrecen nuevas funciones destinadas a mejorar la lectura de los mensajes propiamente dichos, permitiendo que el usuario pueda aumentar a su conveniencia el tamaño de fuente (el texto de los mensajes se reajustará al ancho de la ventana).

Filtro “antibasura”. Una de las características más llamativas, como ya se apuntó anteriormente, es la que le permitirá identificar de un simple vistazo los mensajes no deseados. Esta característica se basa en la introducción por parte del usuario de todas aquellas direcciones de correo de las que sí permita recibir mensajes en el libro de direcciones, así como en el ambiguo ajuste de una barra hacia “menos” o “más”. Outlook no suprimirá los mensajes que, en principio, pueda entender como no deseados, limitándose a aplicar sobre ellos una acción definida por el usuario (por ejemplo, asignarles una etiqueta de color, moverlos a una carpeta concreta o ejecutar un guión de AppleScript).

Gestor de listas de correo. Si está suscrito a una o varias listas de correo electrónico, Outlook 5 también dispone de una característica específica para la adecuada gestión de todos los mensajes correspondientes a cada una de ellas. Entre las operaciones que le permite realizar, podrá ordenar y registrar dichos mensajes de modo que los tenga debidamente separados del resto; aunque es el mismo resultado que obtendría aplicando una regla al correo entrante.

Integración con Palm. Si esperaba obtener una verdadera integración entre Outlook 5 y su dispositivo Palm, quizá se lleve una ligera desilusión al comprobar que las opciones disponibles se centran en el apartado de contactos, pues lo único que podrá sincronizar serán los registros de contactos de la Palm con el libro de direcciones de Outlook.

Conclusión

Además de las comentadas, Outlook 5 incorpora muchas más mejoras. Búsqueda mejorada, integración con Office, soporte de cuentas de correo electrónico basadas en web, soporte IMAP, firmas independientes para cada una de las cuentas creadas y un largo etc. Otro aspecto a tener en cuenta es que es completamente compatible con Mac OS 9. Hasta tal punto se ha tenido en cuenta este aspecto que encontrará en la carpeta de Outlook 5 un guión de AppleScript, destinado a ayudarle en el copiado de los archivos necesarios cuando se esté trabajando con el entorno Usuarios múltiples de Mac OS 9.

CALIFICACIÓN: ****/8,5 LO MEJOR: Mejoras en la velocidad de todas las operaciones de uso habitual. Integración con Office y con cuentas de correo basadas en Web. LO PEOR: Elevados requerimientos de memoria. FABRICANTE: Microsoft. DISTRIBUIDOR: Microsoft. Web: www .microsoft.com/mac. PRECIO: Gratuito.