Metacreations ha presentado esta esperada versión del clásico de las herramientas gráficas, empaquetada dentro de su tradicional cubo de pintura. Desde el lejano 1992, cuando la primera versión salió a la calle de la mano de Fractal, en cada siguiente versión de Painter se ha dado un paso más hacia la consolidación de una verdadera aplicación de creación artística. En este caso, la versión 6.0 incorpora muchas novedades respecto a la anterior actualización, pero sobre todo, consigue poner en bandeja al usuario unas posibilidades casi ilimitadas de creación artística. Sólo hace falta destapar el tarro de las esencias, o más exactamente, el bote de pintura.

Pintando, pintando

Junto a los dos CD-ROM de instalación, se suministra un completo manual, que va ganando grosor con cada edición del software. El único inconveniente es que está en inglés, como el resto del programa, aunque su distribuidor para España ha anunciado que las versiones que se comercializarán dispondrán de manual traducido al castellano.

Una vez abierto el lienzo, aparecen las paletas de herramientas habituales en Painter: Materiales, Objetos, Paleta de pinceles y Control de Pinceles, pero ligeramente modificadas en su aspecto. Del menú de Materiales de Arte se desglosan diez características: caja de colores, fondos, modelos, degradados, tipos de papel, la herramienta de manguera de objetos y color RGB, entre otras. Desplegando cada una de ellas aparecen, a su vez, el menú y los distintos tipos de fondos, modelos predefinidos, u objetos a clonar, así como las variables de ajuste, según se trate de un elemento u otro. También se permite personalizar cualquier herramienta de entre las existentes, creando por ejemplo, una variante del pincel, o del aerógrafo, según los parámetros que deseemos. Los valores que se asignan a cada herramienta sólo los puede modificar el usuario, algo que en anteriores versiones resultaba muy incómodo, ya que conservaba el valor estándar cada vez que se accedía a la misma herramienta.

La paleta de control de pinceles dispone de hasta catorce parámetros, como tamaño del pincel, ángulo, o espaciado, referidos a las opciones de cada herramienta. En el caso de utilizar una tableta gráfica, los procesos de ajustes de tamaño, grosor o presión del trazado se simplifican, y es que una aplicación como ésta requiere casi necesariamente un complemento como una tableta gráfica con su correspondiente lápiz, dado que con ningún ratón se podrá lograr la misma precisión en el trazado.

Máscaras al óleo

Una de las capacidades más destacadas de Painter 6.0 es la llamada Impasto, que permite superponer varias capas de pintura como si fuese un lienzo verdadero, conservando la opacidad de cada color (si se trata de pinturas al óleo). Painter permite ver el desarrollo de los movimientos y los trazados en tiempo real, incluso cuando se aplican efectos especiales que requieren normalmente, más tiempo para visualizarse en pantalla y para ser aceptados por el lienzo. En este sentido, también se han producido mejoras en cuanto a las capacidades que aceptan las capas y máscaras. Las capas son independientes, de forma que se puede pintar sobre cualquiera de éstas con cualquier herramienta, y mantenerlas vinculadas según su composición jerárquica original, o dejarlas como capas flotantes, aplicando diversos efectos o modificaciones, como transparencias o degradados. La relación de Painter con Photoshop, es aún más intensa en esta versión, aunque todavía no permite capacidades de arrastrar y soltar, ni importar directamente de Photoshop (sí lo hace desde Illustrator). Incluye el módulo KPT 5, y la posibilidad de ampliarlo con otros plug-in propios de Photoshop.

En esta versión se ha vuelto a incidir sobre las capacidades de exportación de las imágenes a la Web, añadiendo colores seguros para Internet, y paletas específicas para exportar los documentos a la Web (el llamado Net Painter).

Las semejanzas más evidentes de Painter 6.0 con un editor de imágenes tienen que ver con sus efectos especiales, que aunque no están en ningún momento copiados, se inspiran en los que se pueden encontrar en otras aplicaciones como Photoshop. Efectos nuevos como de fuego, cristalizado, estrellado, o paletas de efectos enteras como la llamada Esotérica, resultan excelentes para experimentar con ellos y añadirlos a composiciones que requieran un toque específico. La inclusión de texto también se ha visto mejorada, con la paleta de Texto Dinámico, que permite añadir efectos de luces de neón, destellos, etc. El único inconveniente que encontrará es que en los textos no se puede hacer uso de la opción Deshacer, la cual es muy útil en el resto de paletas. Esas composiciones dinámicas pueden luego trasladarse a una animación generando archivos GIF o AVI.

En cuanto al manejo en sí de la interfaz, Painter 6 no cambia demasiado respecto a anteriores versiones, pero sí adopta importantes cambios en cuanto a menús desplegables y paletas, sin perder su aspecto de herramienta austera, aunque efectiva y accesible.

Conclusión

Metacreations pone a disposición del usuario un producto de altas prestaciones, en el que predomina la iniciativa del artista. Una herramienta con la que es casi imposible terminar de descubrir las posibilidades de creación que ofrece. La metáfora de empaquetar Painter 6.0 dentro de un bote de pintura, cada vez está más cerca de la realidad.

CALIFICACIÓN: ****/8,5 LO MEJOR: Control sobre las herramientas, combinaciones entre los efectos. Capas dinámicas. LO PEOR: Versión en inglés. FABRICANTE: Metacreations DISTRIBUIDOR: Atlantic Devices. Caputxins, 58. Igualada (Barcelona). Tel.: 93 804 07 02. Web: www.metacreations.com. PRECIO: 89.900 PTA + IVA (540,79 EUR). Actualización de versiones previas: 24.500 + IVA (147,38 EUR).